lunes. 20.05.2024

El uso combinado de determinados fármacos puede tener consecuencias muy graves, incluso letales, para los pacientes. Ya en octubre del pasado año, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) alertaba de daños graves y muertes por el uso prolongado de codeína con ibuprofeno, indicados para tratar el dolor.

Ahora la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha emitido otra advertencia respecto a la combinación de otros dos medicamentos. Se trata de la brivudina y fluoropirimidinas, fármacos recomendados para tratar dolencias como el herpes zóster y el cáncer.  El organismo alerta de que la mezcla de estos fármacos "es potencialmente mortal". 

Y es que, afirman, a pesar de la estrategia informativa realizada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) acerca de esta contraindicación de consecuencias potencialmente mortales para el paciente, el Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) sigue recibiendo notificaciones de casos debidos a la administración conjunta de brivudina y antineoplásicos que contienen 5-fluoropirimidinas. En concreto, desde la emisión de la última nota informativa, se han notificado 6 nuevos casos de esta interacción, todos graves y 4 de ellos con desenlace mortal, informa la AEMPS.

La Brivudina es un análogo de nucleósidos inhibidor de la replicación del virus varicela-zoster, indicado en el tratamiento precoz del herpes zoster agudo en adultos inmunocompetentes. Actualmente en España están autorizados dos medicamentos que contienen este principio activo: Nervinex y Brivudina Aristo.

Brivudina, a través de su principal metabolito bromovinil uracilo, ejerce una inhibición irreversible de la dihidropirimidina deshidrogenasa, una enzima que regula el metabolismo tanto de los nucleósidos naturales (por ejemplo, timidina) como de medicamentos tipo pirimidina (fluoropirimidinas) tales como capecitabina o 5-fluorouracilo (5-FU). Como consecuencia de la inhibición enzimática, se produce una sobreexposición y un aumento de la toxicidad de las fluoropirimidinas potencialmente mortal. 

La AEMPS recuerda que la administración concomitante de brivudina y fluoropirimidinas está contraindicada y estas no pueden administrarse durante el tratamiento con brivudina, ni en las 4 semanas posteriores a la finalización del mismo.
 

Sanidad avisa de la combinación “potencialmente mortal” de varios medicamentos
Comentarios