martes. 16.04.2024

La Consejería de Salud se ha marcado entre sus objetivos mejorar la adherencia farmacológica de los usuarios de las residencias de mayores y centros de discapacidad llevando a ellas depósitos de farmacia, que permiten ofrecer una prestación farmacéutica de calidad y garantizar la revisión periódica de la medicación y la equidad territorial.

El primero de estos depósitos de farmacia con sistema personalizado de dosificación (SPD) está situado en la residencia Félix de las Cuevas de Potes, un espacio sociosanitario de menos de 100 camas donde los mayores disfrutan ya de las ventajas del sistema, como han comprobado en una visita al centro la directora general de Farmacia, Humanización y Coordinación Sociosanitaria, Maria Isabel Priede, y la presidenta del Colegio, Rita de la Plaza.

Con la implementación de este depósito se abre la puerta a la extensión de esta medida a otros lugares de la Comunidad Autónoma con el objetivo de mejorar la adherencia al tratamiento farmacológico de personas que presentan dificultades en el manejo o toma de los mismos. En concreto, en este depósito se custodia cada SPD para su posterior dispensación a cada usuario de la residencia.

En el 'pastillero semanal' de cada paciente se dosifica la medicación según su toma (desayuno, comida, merienda y cena) con referencias a la caducidad y trazabilidad de cada fármaco con el objetivo de mejorar la eficacia y seguridad de los tratamientos.

La dosificación se hace desde la Oficina de Farmacia, cuyos profesionales reciben la receta y preparan la medicación de manera semanal con el objetivo de que llegue en las mejores condiciones posibles al usuario. Los farmacéuticos de los establecimientos ofrecen, de este modo, un estuche o pastillero en el que organizar el tratamiento de las personas que tienen que tomar varios medicamentos al día.

Estos sistemas han demostrado su capacidad de mejorar la adherencia a los tratamientos farmacológicos por parte de los usuarios, disminuyendo el grado de incumplimiento y de minimizar los errores asociados a su uso incorrecto de la medicación, junto a los problemas de salud y costes sanitarios que eso conlleva. De igual modo, los profesionales de la Oficina de Farmacia son quienes se encargan también de garantizar que el depósito cuenta con las condiciones óptimas para la conservación de los fármacos.

CENTROS EN CANTABRIA

En Cantabria existen 82 centros sociales residenciales tanto para personas mayores como para personas con discapacidad, con más de 7.000 plazas. En el caso de que un centro de asistencia social de menos de cien camas quiera contar con un depósito de medicamentos, tiene que cumplir con una serie de requisitos como que el depósito esté identificado, se localice dentro de las instalaciones en un lugar que permita un correcto funcionamiento, y que sea seguro, independiente y adecuado a sus fines de manera que se garantice la correcta conservación y custodia de los medicamentos.

De igual modo, los depósitos de medicamentos deberán estar dotados del equipamiento técnico y tecnológico, así como del material y utillaje necesarios para realizar las funciones y actividades que le son propias. Comprenderá como mínimo mobiliario adecuado a su capacidad y actividad, además de un armario de seguridad o caja fuerte para la custodia de medicamentos estupefacientes. También de sistemas de control de las condiciones de temperatura y humedad, así como registro y control de la contabilidad de estupefacientes.

Salud trabaja para llevar depósitos de farmacia a centros de mayores y discapacidad
Comentarios