viernes 24/9/21
CORONAVIRUS

Revilla espera que el 9 de mayo la incidencia baje de 150: "Si no, es muy difícil abrir"

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha reiterado su confianza en que para el próximo 9 de mayo, cuando decae el estado de alarma en España por la pandemia, la incidencia del coronavirus en la comunidad autónoma esté "por debajo" de 150 casos -acumulados a catorce días y por cien mil habitantes-, porque "si no, es muy difícil que podamos abrir territorialmente una región".

Así lo ha apuntado este miércoles al ser preguntado, nuevanente, por el 'plan' de Cantabria para esa fecha, y ante lo que el regionalista ha apuntado que una cosa es que se levante el estado de alarma y otra que las autonomías con incidencia "muy alta puedan abrir" perimetralmente.

De todos modos, Revilla confía en que sí se pueda hacer, toda vez que calcula que el 'pico' de esta 'cuarta ola' del Covid se registrará en "diez días" y a partir de ahí empezará a "bajar" el número de contagios. "Y en cuanto toquemos", ha dicho, la incidencia de 150 casos -ahora está en 222-, espera poder abrir Cantabria, "como supongo que harán todas las comunidades autónomas que tengan datos positivos", ha agregado. "Eso es lo que yo espero", ha remachado.

La "única duda" que tiene el regionalista es si para cuando acabe el estado de alarma habrá "instrumentos jurídicos suficientes" para no tener que estar "al albur" de las decisiones judiciales, que "no siempre coinciden" en distintos territorios.

Porque aunque en Cantabria el Tribunal Superior de Justicia "siempre" ha ratificado las medidas adoptadas por el Gobierno regional, en otras comunidades los TSJC las han "echado atrás", como por ejemplo en País Vasco las relacionadas con el cierre de la hostelería. "Esto no está bien. Hay que homologar criterios", ha vuelto a reclamar Revilla, para pedir de nuevo al Ejecutivo central que facilite a las comunidades instrumentos jurídicos para que las medidas que adopten los presidentes autonómicos no estén "pendientes" de las resoluciones judiciales que no son "similares" en todo el territorio.

 

Comentarios