miércoles 1/12/21

Tres jóvenes médicos residentes del Hospital de Sierrallana, en Torrelavega, han impulsado la creación de la Asociación de Médicos Residentes de Cantabria. Esta está presidida por Cristina García Rivero, que fue la primera presidenta del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Cantabria.

Además, según informa la agrupación, a ella se suman los otros dos promotores de la iniciativa, Lucía González, que ocupa el cargo de tesorera, y Víctor Pérez Villacorta, en la función de secretario. Así, los tres sanitarios consideran que se han visto "obligados" a constituir una asociación que "abogue por sus derechos”, a la vez que “haga de altavoz de un porcentaje importante del personal laboral de los hospitales".

De esta forma, los tres profesionales animan al resto de compañeros a "participar en un camino cuyo principal objetivo es mejorar las condiciones laborales y ofrecer una mayor visibilidad a este sector", puesto que, a su juicio, consideran que "en ocasiones son ninguneados".

Desde la asociación subrayan que "los médicos residentes, a pesar de estar en período formativo, son los responsables de gran parte de la actividad asistencial que se desarrolla en los diferentes centros sanitarios", a la par que recalcan que durante la pandemia del coronavirus han desarrollado una labor "protagonista" en el ámbito de la sanidad.

Sin embargo, lamentan que a pesar de su "incansable esfuerzo se han visto agraviados por las declaraciones del consejero de Sanidad", Miguel Rodríguez, del que se quejan de "falta de respeto hacia su trabajo, formación y como personas" cuando "llegó a declarar que son jóvenes que se contagian en terrazas" en lugar de "considerarles profesionales que han superado multitud de horas en vela para atender a los ciudadanos cántabros, a pesar de la nefasta gestión y la escasa disponibilidad de material adecuado".

De esta forma aluden a palabras del titular del ramo para que los residentes, los médicos más jóvenes, tengan especial cuidado en nuestro ámbito personal para evitar brotes que están teniendo lugar entre el personal sanitario, como el detectado en pediatras de Valdecilla y Sierrallana.

En este contexto, a juicio del colectivo, el consejero "se olvida que los residentes han sido una parte muy importante en estos meses de duro trabajo" y que, añaden, "tenemos familias que nos preocupaba contagiar y pacientes a los que cuidar".

"Hemos sido estrictamente profesionales, en la medida de lo posible, y si los medios nos lo permitían, cada vez que pasábamos la planta Covid, reforzábamos centros de salud, llamadas telefónicas del 112, trabajábamos como voluntarios en residencias de ancianos saturadas", recuerdan, antes de rechazar el "desprecio" que -dicen- han sufrido.

Por último, también se quejan de que a pesar de su "esfuerzo" están esperando a "cobrar los festivos especiales y la subida de la hora de guardia" e inciden en que no son "ningunos irresponsables que se contagian en la calle".

"Nos hemos contagiado porque el consejero de Sanidad no ha cumplido con su labor, que no es más que la de proteger al personal sanitario para que nosotros podamos hacer nuestro trabajo".

MIRCAN

MIRCAN es una asociación sin ánimo de lucro creada en 2020 con el fin de poner el valor el trabajo de los médicos residentes de Cantabria y apoyar a este colectivo de jóvenes profesionales en una etapa esencial para su formación. La Asociación se encuentra abierta a la participación de todos aquellos profesionales que se encuentren en estas circunstancias.

Comentarios