domingo. 14.08.2022

El Gobierno de Cantabria está buscando una "solución global" al problema del servicio sanitario por carretera en la región, prestado en la actualidad por la empresa Ambuibérica y sobre el que hay un "descontento generalizado", de trabajadores y pacientes, y entre otras opciones estudia internalizar su prestación -que pase a depender directamente de la administración-.

Revilla ha defendido que el contrato fue en su día "adjudicado correctamente" a la oferta "más adecuada y barata"

"Es una de las posibilidades, pero no es la única", ha precisado este viernes el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, que ha apuntado que si bien se está estudiando llevar a cabo "una especie de intervención para que el servicio sea de competencia regional", hay "muchas cuestiones que analizar", como el coste, la viabilidad económica o diferentes informes.

Lo que sí ha asegurado el jefe del Ejecutivo PRC-PSOE es que a partir de febrero, cuando vence el actual contrato tras la prórroga acordada hace unos meses, "el servicio de ambulancias tiene que tener un cambio radical, e incluso de aquí a febrero", ha apostillado. "Y es que es un sistema, el de las ambulancias, vital para el funcionamiento del Servicio Cántabro de Salud, y hasta ahora no ha tenido más que problemas. La gente no está contenta, es lógico; tampoco están contentos los trabajadores. Buscaremos una solución", ha garantizado.

Aunque se busca una salida generalizada a la coyuntura actual del servicio para cuando venza el contrato, el Gobierno también ha adoptado alguna decisión "transitoria" o "parche", como el plus económico y el acuerdo con la empresa para que zonas como Anievas o Arenas de Iguña no se queden desprovistas de ambulancias en detrimento de otras, caso de Noja, que también contará con un vehículo sanitario este verano para la prestación del servicio.

Para finalizar, Revilla ha defendido que el contrato fue en su día "adjudicado correctamente" a la oferta "más adecuada y barata", según los tramites que exige la ley, pero "el resultado no ha sido nada positivo". Por eso, ha insistido, de cara a febrero se va tomar medidas "para que lo que ha venido ocurriendo hasta ahora no vuelva a ocurrir".

El presidente ha hecho estas declaraciones a los medios después de conocerse la intención de Ambuibérica de "descolgarse" del convenio y de advertir también a los trabajadores -a los que adeuda la paga extra de verano- de que la nómina del mes de junio estaría igualmente "en el aire". El consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, habría trasladado también, según el comité de empresa, la posibilidad de que la prestación del servicio pase directamente a manos de la administración.

Comentarios