miércoles. 29.05.2024

La falta de médicos para este verano en Cantabria es uno de los temas que más preocupa a la sociedad cántabra en estas semanas. Ahora ha sido el sindicato CSIF quien ha advertido de que la falta "crónica" de médicos sustitutos puede provocar un "caos de consecuencias impredecibles" en la atención sanitaria de Cantabria, sobre la que "se cierne un verano negro".

Así lo avisa en un comunicado en el que señala que la situación en la región se ve "agravada" este año con "la no salida de médicos residentes, las ausencias previstas" de profesionales por las vacaciones y la afluencia de visitantes. Todo ello va "tensionar si cabe aún más" el sistema sanitario cántabro, sobre todo en zonas turísticas de playa donde "no se va a poder poner en todas el refuerzo de verano", apunta CSIF.

A su juicio, el panorama es especialmente preocupante en a zona oriental de la comunidad autónoma, donde además "el Hospital de Laredo ya está en precario y los centros de salud desbordados por la permanente presencia de personas desplazadas de otras comunidades que residen permanentemente, como pasa en Castro Urdiales".

Por eso, el sindicato critica que "no haya un plan de contingencia" para atraer profesionales y mantener los "pocos" médicos sustitutos que hay, "ofreciéndoles contratos de tres meses y sin una cartelera de trabajo que les permita conciliar su vida laboral y familiar". "Si no somos capaces de ofrecer condiciones laborales atractivas y contratos más estables, los pocos médicos que hay, se acabarán yendo" advierte CSIF, para denunciar además "falta de comunicación" entre los sindicatos y la Gerencia de Atención Primaria y de ésta con sus profesionales.

Por todo lo anterior, el sindicato ha pedido una reunión urgente en la mesa Sectorial, monográfica de Atención Primaria, para tratar de buscar soluciones a estos problemas.

SITUACIÓN DEL HOSPITAL DE LAREDO

La Consejería de Salud del Gobierno de Cantabria y los profesionales sanitarios han llegado a un "acuerdo histórico" para garantizar la continuidad asistencial durante todo este verano en el Hospital de Laredo, en el que no habrá "ningún recorte" de servicios, sino "normalidad asistencial".

En concreto, 25 anestesistas de Valdecilla van a cubrir siete guardias al mes en Laredo, al tiempo que los anestesistas de este último centro sanitario realizarán actividad ordinaria en el hospital de Santander para paliar los efectos de las libranzas de esas guardias.

La falta "crónica" de médicos sustitutos puede provocar un "caos” en la atención...
Comentarios