miércoles. 28.09.2022
LABORAL

Enfermería de Cantabria impugnará el nuevo título de FP que "normaliza el intrusismo"

El personal de Enfermería no se ha reforzado todavía en algunos centros de salud
El personal de Enfermería no se ha reforzado todavía en algunos centros de salud

El Colegio Oficial de Enfermería de Cantabria ha rechazado "rotundamente" e impugnará junto a otros colegios profesionales el nuevo módulo formativo 'Supervisión a la atención sociosanitaria a la persona usuaria' porque "normaliza el intrusismo y supone un caso manifiesto de invasión de las competencias atribuidas por Ley a los profesionales de Enfermería".

Así lo ha indicado en nota de prensa el Colegio, que ha destacado que el nuevo título de Formación Profesional "invade" las competencias enfermeras, especialmente las especialistas en Geriatría y en Familiar y Comunitaria. Según ha señalado, el Consejo General de Enfermería también se ha opuesto a la creación de este módulo y "tomará las medidas necesarias para impedir este nuevo ataque competencial".

Tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del real decreto que incorpora al catálogo de FP el nuevo módulo, el Colegio ha querido aclarar que "la gestión de servicios en centros sociosanitarios es competencia de las enfermeras y la creación de este título pone en peligro la atención, la salud y la seguridad de las personas que residen en ellos". "El Ministerio de Educación y Formación Profesional ha consumado otro ataque a la profesión enfermera creando un nuevo módulo que infringe la normativa europea y estatal de ordenación de las profesiones sanitarias; pone en peligro la salud y la seguridad de las personas que residen en centros sociosanitarios; y degradará la atención que reciban, legitimando a administraciones públicas y empresas privadas para contratar a personal no cualificado a bajo coste que realice las funciones propias de las enfermeras", ha advertido.

Además, ha añadido que "las políticas públicas y estrategias para el abordaje de la cronicidad, el envejecimiento y la dependencia deben diseñarse desde la seriedad y, para ello, debe otorgarse a los cuidados la condición de complejos, avanzados, seguros e individualizados, y a su gestión el reconocimiento que merecen, que implica respetar las competencias profesionales atribuidas y reservadas por Ley a los Graduados en Enfermería".

La entidad colegial ha indicado que la organización colegial y las sociedades científicas de Enfermería también se oponen al nuevo título y creen que las enfermeras, tanto generalistas como especialistas en Geriatría, son "el personal cualificado para llevar a cabo esa labor" y "la falta de profesionales sanitarios cualificados en las residencias, como ha dejado patente la pandemia, no se va a solucionar con una titulación mal enfocada, dirigida a contratar personal low cost que sustituya a los sanitarios". Para el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, este módulo incorpora como intervenciones sanitarias asistenciales propias del título los cuidados básicos de enfermería, lo que es "incomprensible". A su juicio, "si lo que persigue esta titulación es contar con personal calificado lo que se debe hacer es recurrir a las enfermeras con las que ya cuenta la sociedad, profesionales formados durante años para atender y hacer de nuestras residencias lugares seguros y sanos".

Comentarios