domingo. 14.04.2024

Hace días eldiariocantabria.es se hacia eco de las protestas de los vecinos del municipio de Voto, que recibieron una carta en sus domicilios en la que el director gerente de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud, Ignacio Lapuente, les comunica un cambio en la asignación de su médico. El problema es que dicho cambio les “obliga a trasladarse hasta el Centro de Salud de Colindres, cuando en Bádames existe un consultorio médico”, han denunciado los afectados.

Esta vez, la denuncia llega de una vecina de Loredo. "Quiero hacer público mi descontento por la carta recibida donde se me comunica el cambio de facultativo con el que llevo varios años", comenzaba su explicación, repitiéndose la misma situación que los vecinos de Voto días antes.  "La carta dice que a partir del 24 de abril de este mes para que me atienda mi nuevo médico de Atención Primaria me tengo que desplazar al centro de salud de Solares", continúan indicado, a la vez que se pregunta qué medio de transporte público tienen para desplazarse hasta Solares.

"Como yo hay mucha gente muy enfadada, pues estos días se están recibiendo cartas informando el cambio", asegura la denuncia por redes sociales, haciendo alusión a la complicación que esto genera para la gente mayor. 

"Me gustaría saber qué criterio han seguido para cambiar según a quién cambian o quién no", sentencia la afectada, quien afirma que pondrá una reclamación a la Gerencia de Atención Primaria. 

Asimismo, algunas informaciones indican que estos cambios, como el de los pacientes de Voto, ha sido por "un error" del Servicio Cántabro de Salud, aunque días mas tarde han sido los vecinos de otro municipio quienes se han encontrado con estos mismos cambios. 

Así como informaba la queja de los vecinos de Voto, dicho cambio de médico se hará efectivo a partir del 24 de abril, detallándose en la carta el nombre del facultativo, la ubicación del mismo, la calle y los teléfonos de contacto, así como el procedimiento necesario para que figure en la tarjeta sanitaria de los pacientes.

Las decisiones del SCS continúan sin "criterio" y enfadando a los pacientes
Comentarios