jueves. 29.02.2024

Los hospitales cántabros se preparan para afrontar la oleada de virus respiratorios, con especial afección de la gripe, que ya han llegado a la región. Las comidas navideñas y reuniones familiares y con amigos serán uno de los grandes aliados de la gripe en estas fechas, por eso desde el Servicio Cántabro de Salud recuerdan la importancia de vacunarse en un campaña que todavía sigue abierta.

La incidencia de la gripe ya se está notando con fuerza en los hospitales -Valdecilla ya ha iniciado su plan de invierno- y urgencias de la región y se preparan para afrontar el previsible aumento en estas fechas. 

Por todo ello, el SCS recuerda que sigue abierta la campaña de vacunación, que comenzó en España más despacio en comparación con el mismo período del año pasado pero con Cantabria mejorando su cobertura de vacunación antigripal, según un estudio.

La gripe se sigue percibiendo en todos los grupos de edad como una enfermedad de poca gravedad, y persiste también un alto desconocimiento sobre las posibles complicaciones derivadas de la infección como los accidentes cardiovasculares, los problemas renales o la diabetes. Un estudio informa que solo un 20-25% de la población afirma ser conocedora de estas consecuencias.

COVID

Cantabria ha registrado dos muertes más por coronavirus en las últimas horas, cuatro en una semana y nueve notificadas en lo que va de mes, y que elevan a 1.072 el total de fallecidos desde que comenzó la pandemia.

Según los últimos datos del Servicio Cántabro de Salud (SCS), correspondientes al cierre del día 22, en la última jornada se han registrado 18 nuevos casos de Covid-19 entre mayores de 60 años, el único grupo de población del que se ofrece información sobre transmisión comunitaria.

En la última semana se han notificado 78 positivos y 150 teniendo en cuenta también la anterior. La incidencia de casos ha aumentado a 86 por cada 100.000 habitantes a 14 días y a 45 a siete días. Ambos parámetros están en riesgo bajo. Además, hay 9 personas hospitalizadas por Covid, con lo que la ocupación de camas se sitúa en el 0,6%, ninguna de ellas en la Unidad de Cuidados Intensivos.

De este modo, la hospitalización está en nivel de riesgo controlado, como la comunidad autónoma en su conjunto.
 

Cantabria espera una Navidad amenazada por la gripe
Comentarios