martes. 05.03.2024

El Gobierno de Cantabria ha elaborado un plan para reducir las listas de espera sanitarias en los próximos tres años, al que destinará un total de 65 millones de euros, que contempla incentivos a los profesionales por productividad.

El objetivo del Ejecutivo autonómico es finalizar 2026 con una media de 80 días para las intervenciones quirúrgicas, 40 días para las primeras consultas y 30 días en el caso de las pruebas diagnósticas.

Se trata de realizar en los próximos tres años 24.100 intervenciones quirúrgicas, 61.000 consultas y 71.000 pruebas más de las que se realizan en la actualidad.

Para ello, el Gobierno regional propone "optimizar" el rendimiento de la sanidad pública en la actividad ordinaria -horarios de mañana- y "multiplicar" la extraordinaria, con derivaciones a la concertada como complemento cuando sea "necesario".

De esta forma, destinará a este plan un presupuesto de 55 millones de euros en tres años, a los que añadirá 5 millones anuales más para retribuir a los profesionales médicos a partir del segundo año en función de su productividad.

La presidenta del Gobierno, María José Sáenz de Buruaga (PP), junto al consejero de Salud, César Pascual, ha presentado este viernes en rueda de prensa el Plan Integral de Reducción de las Listas de Espera 2024-2026, que ya está en marcha y ha sido consultado con los profesionales.

Jamás ha habido en Cantabria tantas personas esperando y tantas personas esperando tanto tiempo

Buruaga ha explicado que se trata de un instrumento con el que esperan reducir tanto el número de personas como el tiempo medio de las listas de espera sanitarias, que llevan "ocho años creciendo ininterrumpidamente" por la "inacción" de la Consejería de Sanidad del anterior Gobierno (PRC-PSOE). "Jamás ha habido en Cantabria tantas personas esperando y tantas personas esperando tanto tiempo", ha aseverado la presidenta, que ha apuntado que desde la pasado mes de octubre ya se ha producido un "cambio de tendencia".

Según Buruaga, estas listas de espera "desbocadas" tienen "solución" y se pueden "revertir". Por esta razón, el Ejecutivo autonómico ha elaborado un plan "serio, realista y de gran calidad técnica", que parte de un diagnóstico y marca una dirección estratégica para los próximos tres años.

La presidenta ha asegurado que se van a dedicar todos los esfuerzos y recursos a reducir estas listas de espera, con el objetivo de que "al final de la legislatura no haya nadie que tenga que esperar más de 90 días para ser intervenido quirúrgicamente en Cantabria".

Buruaga ha señalado que, tras realizar un diagnóstico de la situación, la realidad ha resultado "mucho peor" que lo previsto y ha reconocido que van a necesitar "más tiempo" para cumplir el objetivo marcado para el primer año.

Ha detallado que, según datos de diciembre de 2023, Cantabria tiene 18.050 pacientes en las listas de espera sanitarias, con una demora media de 173 días para las intervenciones quirúrgicas, 90 para las consultas y 110 para las pruebas.

Por su parte, el titular de Salud cree que se trata de un plan "muy ambicioso", "coherente y solvente", que centra el foco en la actividad ordinaria para sacar más rendimiento incentivando a los profesionales. Ha reconocido que son conscientes de que este "reto" de reducir las listas de espera sanitarias en la región "tensiona" mucho al Servicio Cántabro de Salud" dada la magnitud de la actividad que va a requerir, por lo que ha destacado la importancia de recuperar los incentivos para llevarlo a cabo.

Pascual ha puntualizado que no se trata de que los profesionales "trabajen más", sino de que tener el "máximo rendimiento asistencial". En este punto, ha puesto el ejemplo de ser capaces de sustituir "rápidamente" las intervenciones quirúrgicas cuando quede un hueco por la suspensión de la operación de un paciente.

El consejero cree que las cifras que plantea el plan son "realistas" y los implementos de la actividad "asumibles" por los hospitales.

Respecto al Hospital de Laredo, ha señalado que el reto se ha calculado teniendo en cuenta el "déficit" actual, al contar con menos recursos que Valdecilla o Sierrallana; y ha avanzado que estará en plena actividad tras el verano, con la obra terminada y más plantilla, a través de plazas de difícil cobertura.

8 LÍNEAS DE ACTUACIÓN

Pascual ha desgranado las ocho líneas estratégicas de actuación que contempla el plan para reducir las listas de espera sanitarias en la comunidad autónoma en los próximos tres años.

Se trata de medidas organizativas y de gestión, como realizar un seguimiento y elaborar registro de la lista de espera; mejora de la organización institucional y de la gestión de los procesos administrativos; y actuaciones sobre la actividad y la lista de espera quirúrgica, con catálogos y protocolos.

También prevé la optimización y eficiencia en el uso de los recursos sanitarios públicos disponibles, como analizar las suspensiones quirúrgicas, ampliar la jornada en actividad quirúrgica efectiva, optimizar equipamiento e infraestructuras, la participación de la Atención Primaria en la cirugía menor ambulatoria o implantar sistemas de retribución variable.

Además, el documento recoge la mejora de la gestión e información de las listas de espera de consultas y pruebas diagnósticas; la adecuación de la demanda y optimización de los rendimientos de consultas externas y pruebas diagnósticas; y la garantía de información a los ciudadanos, publicando periódicamente la información de dichas listas.

Ha detallado el plan prevé aumentar 24.100 intervenciones quirúrgicas (12.400 en los centros -7.800 en actividad extraordinaria y 4.600 en mejora de rendimientos- y 11.700 en concierto).

Asimismo, contempla un incremento de 61.000 consultas (14.000 en actividad extraordinaria y el resto en la mejora de rendimientos); y 71.000 pruebas diagnósticas (7.000 de la actividad extraordinaria, 16.500 en concierto y resto por la mejora de rendimientos).

Cantabria elabora un plan para reducir las listas de espera: 80 días para las...
Comentarios