viernes 22/10/21
CORONAVIRUS

Bolos y pesca de recreo, entre las actividades que Cantabria pedirá incluir en la Fase 1 de la desescalada

Cantabria quiere que los bolos se incluyan en la Fase 1 de la desescalada
Cantabria quiere que los bolos se incluyan en la Fase 1 de la desescalada

Cantabria planteará este miércoles, 6 de mayo, en la reunión del comité de desescalada nacional la inclusión en la fase 1 de cerca de una decena de actividades para que puedan desarrollarse a partir del próximo lunes, día 11, "con todas las garantías de seguridad" y de acuerdo con las particularidades de la Comunidad Autónoma. Entre esas propuestas que la región quiere adelantar figuran la práctica de los bolos, la pesca de recreo, la apertura de centros de ITV (Inspección Técnica de Vehículos) y concesionarios sin límite de dimensiones.

Las propuestas cántabras responden al objetivo del Gobierno PRC-PSOE de "impulsar en lo posible" la reactivación de los diferentes sectores económicos de la región, "con todas las salvaguardas y cautelas sanitarias necesarias", según matiza el Ejecutivo autonómico en un comunicado de prensa. En algunos casos no están contempladas expresamente en el plan de desescalada del Gobierno de España o bien están previstas en otras fases, pero Cantabria quiere adelantarlas por sus "características diferenciales" con respecto al resto de territorios, con el visto bueno de la comisión que diseña el plan de desescalada autonómico, bajo la coordinación del profesor de la Universidad de Cantabria y responsable del Grupo de Investigación en Economía Pública y de la Salud, David Cantarero.

Algunos de estos planteamientos ya han sido defendidos por el presidente, Miguel Ángel Revilla, en las reuniones de la Conferencia de Presidentes que se celebran cada domingo desde que se decretó el estado de alarma por el coronavirus, como el caso de los concesionarios de vehículos, cuya apertura se ve limitada en el plan nacional a tener unas dimensiones inferiores a 400 metros. Con el mismo criterio, la Comunidad Autónoma también quiere propiciar que retomen la actividad los viveros de plantas, las oficinas y despachos profesionales y los talleres que realizan la ITV, cuyas dimensiones son habitualmente superiores a las que el Estado ha fijado como límite para la apertura, como medida para garantizar la seguridad viaria.

En todos los casos, estos servicios atenderían con un máximo de un cliente por empleado y con la incorporación de todas las medidas de seguridad pertinentes. Cantabria pide también que se autorice la pesca en ríos y la pesca marítima de recreo, actividades en un principio incluidas en la fase 2. Para la pesca en ríos, el ámbito de influencia sería el de la Comunidad Autónoma y se exigiría una distancia mínima entre personas de 5 metros, mientras que para la pesca marítima de recreo se establecería como límite el término municipal en el que resida el particular o, si este no tiene mar, el más próximo a su lugar de residencia.

En relación al deporte profesional y federado, se propone que los jugadores de bolos puedan practicar de forma individual junto con sus entrenadores en instalaciones al aire libre. Para ello, se delimitaría una distancia mínima de seguridad de 3 metros, se autorizaría a un único deportista y entrenador por espacio y se prohibiría usar las zonas comunes y vestuarios.

En medio ambiente, la comisión cántabra de desescalada plantea la posibilidad de que los puntos limpios puedan ser utilizados por cualquier ciudadano, no solo por los profesionales, que podría acceder a instalaciones que estén dentro del término municipal de residencia o en el adyacente. Cantabria cuenta con una red de 34 puntos limpios, lo que garantiza desplazamientos cortos a estos espacios prácticamente desde cualquier punto del territorio.

Comentarios