viernes. 01.03.2024

El sindicato ATI ha recriminado al consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, lo que califica como “cabezonería y tozudez”, así como una “predisposición a crear conflictos donde no hay”, provocando que los trabajadores que conforman la bola de contratación del Servicio Cántabro de Salud (SCS) “se pongan en pie de guerra para defender con uñas y dientes sus intereses”.

La organización se ha expresado así después de que la Consejería haya reconocido el aprobado a cientos de trabajadores cántabros que acudieron al País Vasco a realizar la OPE de Osakidetza, y con ello la “puntuación adicional equivalente al trabajo de 24 meses que establece el Acuerdo de Contratación del SCS, y que les permite poder comenzar a trabajar en el citado SCS”.

Según ATI, las movilizaciones que lideró el sindicato, “consistentes en la concentración realizada el pasado enero frente a la Consejería de Sanidad, exigiendo el cese del consejero ante tanto hartazgo de decisiones incoherente y prepotentes, así como la recogida de 1.843 firmas pidiendo que el aprobado en la OPE de Osakidetza computara ya en la bolsa de contratación del Servicio Cántabro de Salud”, es lo que “hace claudicar la cabezonería y tozudez del sr. Pesquera, quien, utilizando el no por el no, comete la tropelía de restar a trabajadores que forman parte de la bolsa de contratación del SCS un mérito que por derecho les pertenece, y que el no reconocerlo les crea grave perjuicio”.

El sindicato ha reclamado al consejero que deje “de poner piedras en el camino, como así lo ha hecho”, y ha recordado que Pesquera “incumplía el acuerdo de contratación del SCS” al “privar de un importante mérito en él recogido, así como de los beneficios a la hora de la contratación que eso aporta”.

En nota de prensa, ATI recuerda que el punto 8 de dicho acuerdo de contratación establece que “quienes hayan superado la fase de oposición de procesos selectivos de Instituciones Sanitarias sin haber obtenido plaza se les sumará una puntuación adicional equivalente a 24 meses de servicios prestados”, lo que les permitía subir de puesto.

Para la organización, “Pesquera se lo estaba negando cabezonamente a cientos de cántabros, al no validarles el aprobado conseguido en la OPE del Osakidetza, aún a sabiendas de que ese organismo ya había emitido meses atrás correspondiente certificación del listado de aprobados”. Esto es, para ATI, una muestra de “lo poco que le importan al sr. Pesquera sus trabajadores”, algo que contrasta con “el resto de comunidades”.

El sindicato recuerda asimismo que el aprobado conseguido en el País Vasco “bien podrían haberlo conseguido en Cantabria” en las OPE celebrada el 11 de febrero y el 22 de marzo de 2022, pero “la extrema dureza, lo enrevesado y farragoso de los exámenes, hizo imposible poder aprobarlos”.

ATI recrimina la “cabezonería y tozudez” de Pesquera, que ha puesto “en pie de guerra”...
Comentarios