domingo. 14.04.2024

Las personas mayores son las que más sufren esta crisis del coronavirus no solo por ser el colectivo más vulnerable a la pandemia sino por la soledad o la falta de personal de cuidados que estos días atienden la situación prioritaria de emergencia sanitaria y que escasean en el servicio a las personas de tercera edad. Un grupo especialmente amenazado por el virus y al que se recomienda con especial énfasis no salir de sus casas, pero que, en muchas ocasiones, no tienen medios ni personas que les ayuden a tener la nevera llena sin pisar la calle. Una historia real puede acercar a personas desconocidas, de generaciones distintas e incluso de diferentes lugares, y la emergencia sanitaria que vive el país y que se prolongará por lo menos 15 días más, acerca a las personas aún más si cabe.

Ante situaciones extremas, las personas sacan lo mejor de sí mismas, como es el caso de un hombre que se ofrece a colaborar y hacer los recados diarios a toda persona mayor, discapacitada o que no tenga a un familiar cercano que la ayude. “Tengo un familiar mayor al cual hay que cuidar más de lo debido estos días y no puedo permitirme ir a verle, ayudarle o hacerle la compra por la distancia”, cuenta esta persona. Por ello, ha decidido “arrimar el hombro”, porque “es el momento de ayudar a las personas que más lo necesitan y hacer que esas personas que lucharon y vivieron situaciones peores para tener lo que hoy tenemos, se sientan orgullosos de nosotros”, sostiene.

AuydaMensaje de solidaridad de un chico que presta su ayuda ante el coronavirus

Las situaciones extremas sacan lo mejor de las personas, que atacan al coronavirus con...
Comentarios