miércoles. 12.06.2024

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander ha activado el protocolo por un caso sospechoso de fiebre hemorrágica de mujer de mediana edad que acudió al servicio de Urgencias el miércoles por la tarde. La paciente se encuentra en un box de aislamiento "con las medidas de protección adecuadas" y está "estable".

Las sospechas apuntan al virus de Marburg, que causa enfermedad grave y tiene una letalidad elevada, del 88%, aunque depende del sistema sanitario.

Las muestras ya han sido enviadas para su análisis al Centro Nacional de Microbiología para determinar el diagnóstico y los resultados llegarán este mismo jueves.

Así lo ha informado el director general de Salud Pública de Cantabria, Reinhard Wallmann, que ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" en el sentido de que la paciente está "estable" y los síntomas "incluso se han reducido".

El responsable sanitario ha señalado que la mujer tiene una sintomatología clínica compatible con una fiebre hemorrágica y acaba de regresar de un viaje a Guinea Ecuatorial, lo que ha "levantado la sospecha de un caso de enfermedad de virus de Marburg".

Wallmann ha explicado que hubo "entre ocho o diez casos de sospecha" de virus de Marburg en Guinea Ecuatorial en febrero pero en los últimos 40 días no se han confirmado ninguno, con lo que la probabilidad de que lo tenga la paciente es "relativamente baja". Además, no consta que haya tenido contacto con un caso confirmado o de sospecha en Guinea.

El director general ha insistido en que se trata de una "sospecha, está en investigación", y ha apuntado que nunca se ha detectado un caso de virus de Marburg en España.

El responsable sanitario también ha puesto de relieve el hecho de que la paciente le diagnosticaron paludismo el año pasado y "eso es muy compatible con su cuadro clínico y es el diagnóstico más probable". Así, presenta síntomas propios del paulismo pero también rectorragia "y eso es un síntoma no tan típico de paludismo, pero puede ser", ha señalado.

Durante su viaje de mes y medio por Camerún y Guinea Ecuatorial, la paciente ha sido tratada de paludismo, con lo que "puede ser una reactivación o una reinfección del paludismo. Es el diagnóstico más probable", ha reiterado, si bien "cabe la posibilidad de que haya adquirido otro tipo de enfermedad gastrointestinal que produce esa rectorragia", ha indicado Wallmann.

El virus de Marburg requiere para su transmisión de un contacto estrecho con una persona contagiada, preferiblemente a través de mucosa. "No es demasiado contagioso, pero sí que una vez contraído tiene una letalidad elevada. Por eso estas precauciones", ha comentado.

Si se confirmara el virus de Marburg, que se trataría con antivirales, se activaría el rastreo de todos los contactos que ha tenido la paciente, que serían investigados. Pero ha insistido en que, al no ser una transmisión aérea, "no es tan fácil contagiarse".

Las fiebres hemorrágicas son un grupo de infecciones virales caracterizadas por el sangrado (hemorragia). Están provocadas por cuatro familias de virus y algunas causan una enfermedad leve, pero otras, como las producidas por los virus Ebola o Marburg, causan enfermedades graves e incluso la muerte.

 

Se estima que en África ha causado la muerte de más de 3.500 personas desde que se identificó por primera vez en los años sesenta. El riesgo epidemiológico es alto en los países con brotes, moderado a escala regional y bajo a escala mundial, incluyendo España.

La enfermedad de Marburgo (EMV) es una fiebre hemorrágica viral altamente infecciosa de la misma familia que la más conocida enfermedad del virus del Ébola. La enfermedad fue detectada en 1967 en la ciudad alemana de Marburgo -origen de su nombre- por técnicos de laboratorio que se infectaron cuando investigaban con monos traídos de Uganda.

Activado el protocolo por un posible caso de fiebre de Marbugo en Cantabria, un virus...
Comentarios