jueves. 01.06.2023

Un total de 18 personas solicitaron la prestación de ayuda para morir o eutanasia en Cantabria en 2022, de las cuales llegaron a término seis, cuatro se denegaron y siete personas fallecieron antes de la prestación. Además, hubo un paciente que revocó su solicitud. De las 18 solicitudes tramitadas por la Consejería de Sanidad, 12 eran de hombres, el 67% del total, y seis de mujeres (33%). Así lo ha indicado el consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, durante la inauguración de las jornadas 'Mi vida, mi decisión' este miércoles en el Palacio de Festivales de Cantabria, donde se ha profundizado en los cuidados y las prestaciones asistenciales en la atención al final de la vida.

Sobre la actual regulación legal que reconoce el derecho a una muerte digna, Pesquera ha destacado hoy el "gran avance y progreso" legal y social que ha supuesto esta Ley para hacer compatibles derechos fundamentales como la vida, la integridad física y moral, la dignidad, la libertad y la autonomía de la voluntad.

Para el consejero, Cantabria ha trabajado "mucho y bien" en ese ámbito porque, si bien el sistema sanitario está orientado a la vida y hay que situar al paciente en el centro del mismo, asegurando medios y recursos para su cura, "cuando la enfermedad vulnera la dignidad, intimidad e integridad, hay que ser capaces de ayudar a ese paciente a ejercer los derechos que le asisten en el final de su vida", ha dicho.

En el segundo aniversario de la aprobación de la Ley de Eutanasia, Pesquera también ha recordado a Ramón Sampedro o Miguel Lerma, "defensores e impulsores de la eutanasia en España", sin olvidar a los profesionales del Hospital Severo Ochoa de Leganés, "que hicieron de los cuidados paliativos un camino para separar en lo posible la muerte de la agonía".

También ha tenido palabras de reconocimiento a todos aquellos que "pelearon" para lograr una Ley de Eutanasia "respetuosa con todos", sin olvidar a las personas que trabajan en la Consejería de Sanidad para hacer también efectivo el derecho de los ciudadanos a recoger en un documento sus últimas voluntades.

El registro de últimas voluntades comenzó en el año 2004 y el primer año expresaron manifestaron este deseo nueve personas. "En este momento alcanza los 5.000 ciudadanos que han dejado por escrito sus decisiones en relación con los últimos momentos de su vida", ha indicado el consejero.

La jornada 'Mi Vida, Mi decisión', la primera de estas características que se organiza en Cantabria, está impulsada por la Subdirección de Cuidados Formación y Continuidad Asistencial del Servicio Cántabro de Salud (SCS), a través de la Escuela Cántabra de Salud, junto a la Dirección General de Ordenación, Farmacia e Inspección, y la Federación Cántabra de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe Cantabria) para abordar las prestaciones asistenciales en la atención al final de la vida.

El programa de la jornada se ha estructurado en tres mesas especializadas que han tratado el tema desde la perspectiva administrativa, sanitaria y ciudadana. Así, la primera de ellas, la administrativa, moderada por el subdirector general de Ordenación, Farmacia e Inspección, Íñigo Fernández, ha profundizado en tres aspectos fundamentales: 'La regulación legal de la eutanasia', el 'Informe Comisión Garantía y Evaluación sobre Eutanasia de la Comunidad de Cantabria, año 2022, y el 'Documento de Voluntades Previas'.

En la segunda mesa redonda, la sanitaria, moderada esta vez por la directora del Observatorio de Salud Pública de Cantabria, Norak Cruz, el médico y la enfermera del Servicio de Cuidados Paliativos de Vadecilla, Luis Antonio Priede y Ana Manzanas, han hablado sobre cómo acompañar hasta el final desde cuidados paliativos. Además, la sesión ha incluido una charla sobre 'Eutanasia, una nueva prestación del Sistema Nacional de Salud', en la que ha participado la asesora técnica de la Subdirección de Asistencia Sanitaria, Yolanda García Zorrilla. Para concluir la mesa sanitaria, se ha abordado el 'Derecho a morir dignamente: perspectiva del médico de continuidad', gracias a la participación del médico del centro de salud Astillero Pedro Bermúdez.

La tercera y última mesa ha sido la ciudadana, que ha contado como moderadora con la técnica de la Subdirección de Cuidados, Formación y Continuidad Asistencial, Rocío González Zubizarreta. En ella, el presidente federal de la asociación Derecho a Morir Dignamente, Javier Velasco, ha ofrecido una charla titulada 'Libres hasta el final'. Tras las mesas se ha abierto un intenso debate en el que se han intercambiado impresiones y consultado dudas sobre las distintas ponencias, indica el Ejecutivo cántabro en un comunicado.

Comentarios