viernes. 01.03.2024

El Gobierno de Cantabria asumirá a partir de ahora, de forma integral, el sistema de depuración en Alfoz de Lloredo y, a la vez, el coste del canon relativo al periodo 2020-2023 reclamado a los vecinos. Así lo ha anunciado este viernes el Ayuntamiento de Alfoz de Lloredo en un comunicado, en el que da cuenta de la resolución definitiva del denominado 'contencioso del saneamiento'. "Cien meses después, decenas de encuentros bilaterales más tarde e incluso tras la interposición de recurso judicial de por medio, la perseverancia del equipo de Gobierno ha dado frutos", ha destacado.

El Pleno ha dado luz verde a un acuerdo que pone fin a un conflicto "crónico" que supondrá un ahorro de 300.000 euros al Ayuntamiento y que garantiza la limpieza de la red fluvial local. El Consistorio ha recordado que el contencioso tiene su origen en 2015, cuando la Consejería de Medio Ambiente, bajo la gestión de Javier Fernández (PP), adjudicó por 6 millones de euros a la empresa Copsesa el saneamiento integral del municipio. Además de la red, el proyecto incluía la construcción de nuevas depuradoras.

La obra concluyó en 2019, con el Gobierno PRC-PSOE, cuando según el Ayuntamiento "arranca los problemas", al instar el Ejecutivo a la Administración local a recepcionar la obra, asumir la gestión de la red y girar el canon de saneamiento a los vecinos, a lo que el entonces y actual alcalde, Enrique Bretones (Alfoz), se negó. Ante la insistencia del Gobierno, el Ayuntamiento recurrió a los tribunales.

En la segunda legislatura del Ejecutivo PRC-PSOE, los regionalistas asumen Medio Ambiente, y el nuevo titular, José Luis Gochicoa, emprende conversaciones con el municipio para buscar una solución y suspender la vía judicial. Pero la negociación se rompió puesto que el Ejecutivo mantiene que asumiría la gestión integral del saneamiento siempre que la Casona abonara el canon de saneamiento del periodo 2020-2023.

Con el nuevo Gobierno del PP, Bretones ha destacado que el consejero del área, Roberto Media, "ha entendido perfectamente cuál es la situación y nuestra posición". Así, ha anulado la resolución de 2021 sobre el pago del canon "que bloqueaba cualquier acuerdo" y se ha comprometido a poner en marcha todas las depuradoras para cobrar el canon una vez estén en funcionamiento, de modo que el Ayuntamiento dejará de girar el suyo por las depuradoras locales (Caborredondo, La Busta y Toñanes), que pasan a la red regional. Además, el Gobierno asumirá desde ese momento el mantenimiento.

Bretones ha expresado al Ejecutivo su "agradecimiento por su voluntad para alcanzar un acuerdo, que automáticamente deja en suspenso el litigio judicial", a la espera de firmar el acuerdo con la presidenta, María José Sáenz de Buruaga.

"No tiene un pase que una obra adjudicada hace 12 años vaya a ponerse en marcha ahora. Entiendo que a veces surgen problemas técnicos o jurídicos y no hay otra opción, pero en este caso no era así. Se trataba solo de voluntad, de sentido común y de dejar a un lado rivalidades políticas para satisfacer una necesidad ambiental y un interés general. No fue posible, y no quiero cargar tintas sobre el consejero Gochicoa. Me consta que él hizo lo posible y el PSOE ha torpedeado hasta lo imposible que alcanzásemos una solución. Sinceramente, no alcanzo a entender esa obsesión de estos señores con Alfoz", ha manifestado Bretones.

El Gobierno asume el saneamiento y depuración integral del municipio
Comentarios