martes. 27.02.2024

La cántabra de 95 años que falleció el pasado domingo en Salamanca por una posible intoxicación durante una boda fue enterrada el lunes en el cementerio de Carrejo (Cabezón de la Sal), tras un funeral celebrado en la iglesia del pueblo.

La mujer fue hallada muerta después de haber estado en una boda celebrada en un establecimiento donde ha habido varios afectados por la posible intoxicación, aunque todavía se desconocen los resultados de la autopsia, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

La Guardia Civil ha estado a cargo del esclarecimiento de la muerte de la anciana, mientras que Salud Pública investiga la posible intoxicación alimentaria que llevó a urgencias a varias personas que estuvieron en el mismo restaurante.

Entierran en Carrejo a la anciana que pudo morir de una intoxicación en una boda en...
Comentarios