lunes 17/1/22

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha realizado trabajos de mantenimiento y conservación en el arroyo Rebujas, en la localidad de Vega de Barros, término municipal Los Corrales de Buelna.

Entre las actuaciones de conservación y mantenimiento de cauces que realiza el organismo tienen especial importancia las destinadas a mejorar la continuidad de los cauces, para lo que se eliminan obstáculos que impiden el movimiento y la dispersión de los organismos y deterioran la calidad del medio natural, siguiendo las indicaciones de la Directiva Marco del Agua y la legislación española en materia de agua.

En las proximidades de la localidad de Vega de Barros, en el arroyo Rebujas, se situaba un pequeño azud construido en hormigón con una antigua compuerta de hierro en desuso que se ha demolido buscando recuperar la conectividad longitudinal del cauce. Tras la extinción de la concesión, el azud revirtió al Estado y se consideró necesario eliminar aquellos obstáculos que se presentaban en los cauces y no ofrecían ninguna utilidad.

Previamente se ha llevado a cabo una poda de carácter puntual para permitir la entrada de la maquinaria, así como pesca eléctrica para minimizar posibles daños a la fauna piscícola. Los trabajos han supuesto una inversión de 4.960 euros, según ha informado la CHC.

Estas actuaciones se realizan a través de la empresa pública Tragsa, dentro del Programa de mantenimiento y conservación de cauces que está ejecutando la CHC en Cantabria, fuera de las zonas urbanas en las que estas labores son competencia de los ayuntamientos.

En el año 2020 la inversión realizada en trabajos de conservación y mantenimiento de cauces en la región fue de 2,7 millones de euros, repartida en 72 actuaciones en 42 municipios.

Comentarios