lunes. 27.05.2024

Que Vox quería entrar en el Gobierno de Cantabria era algo evidente a pesar de ser la fuerza política con menos apoyos en el Parlamento de Cantabria. Es por eso que no sorprende su rechazo al acuerdo de investidura entre PP y PRC, por el cual los segundos se abstienen siempre y cuando los primeros gobiernen en solitario y cumplan con una serie de condiciones que ahora mismo se están negociando. Lo que resulta más llamativo es que la formación de ultraderecha califique de “antidemocrático” un acuerdo totalmente legítimo y que, no hay que olvidar, se dará entre las dos fuerzas políticas más votadas del 28M, surgiendo del mismo un gobierno en minoría de la lista más votada, la del PP.

Así se ha referido en un comunicado la líder de Vox en Cantabria, Leticia Díaz, a los avances anunciados este martes por PP y PRC para la investidura de María José Sáenz de Buruaga, considerando “inconcebible” que los ‘populares’ acepten un acuerdo “tan antidemocrático como este”.

Díaz ha calificado de "ensoñación" dicho avance, añadiendo que el pacto "solo sirve para blanquear la corrupción regionalista". Para Díaz, se trata de "una tomadura de pelo al conjunto de los cántabros" y "se confunden las competencias propias del poder ejecutivo con las del legislativo, al incluir cuestiones que escapan de lo que debe reflejarse en un documento de estas características", al que el PP pretende denominar "de investidura", cuando aborda cuestiones de gobierno y "de aislamiento de una formación política como Vox".

Con todo, no hay que olvidar que el acuerdo entre PP y PRC solo afecta a la formación del Gobierno en lo que al veto a la ultraderecha se refiere, pues no se descarta que los ‘populares’ puedan llegar a “acuerdos puntuales” con Vox en la actividad diaria.

A pesar de ello, Díaz ha considerado "lamentable" el "cordón sanitario" de populares y regionalistas a su partido, una formación que se autodenomina "democrática" y que representa, tras estas últimas elecciones, a 36.000 cántabros. "Es una falta de respeto hacia los ciudadanos que han confiado en Vox y resulta intolerable", ha añadido. En comparación, el pacto que se está dando representa a más de 115.000 cántabros por parte del PP y a más de 67.000 votantes por parte del PRC. En total, ambas formaciones representan a más de 182.000 personas.

Díaz se ha mostrado "sorprendida" por la inclusión en el acuerdo de compromisos para finalizar proyectos sobre los que existen "serias dudas de corrupción" y que el PRC "insiste" en que sigan adelante, esta vez, "con la complicidad de los populares".

"Lo cierto es que los ciudadanos de Cantabria han castigado severamente la corrupción del PRC en las urnas. El PP, con este acuerdo, está blanqueando la gestión de Revilla y aislando a los votantes de Vox", ha incidido Díaz. Un acuerdo que, a su juicio, "condena a Cantabria a la inestabilidad por negarse a construir una alternativa junto a Vox, que en todo momento ha mostrado su mano tendida para configurar un gobierno fuerte capaz de atraer inversiones y abordar los cambios de gestión que tanto necesita esta tierra".

Vox califica de “antidemocrático” un acuerdo de investidura entre las dos fuerzas más...
Comentarios