sábado 4/12/21

Cuando Pablo Zuloaga fue elegido secretario general del PSOE de Cantabria en 2017, ganando las primarias a la hasta entonces líder socialista en la región, Eva Díaz Tezanos, lo hizo por un margen muy ajustado en el que algunos vieron un posible futuro de unidad entre las nuevas generaciones y los más veteranos del partido. Pero los pasos dados en los siguientes meses cambiaron por completo la imagen del partido, sustituyendo los rostros conocidos hasta ese momento por caras jóvenes. Varios miembros del llamado sector crítico alzaron su voz contra una estrategia que rompía la promesa de consenso que se había dado durante todo el proceso electoral, pero tras esas críticas iniciales poco más se supo. Hasta que ha llegado el momento de iniciar un nuevo proceso electoral.

Ruiz ha demostrado que el sector crítico, formado en buena medida por los que gestionaron el PSOE cántabro, sigue intentando recuperar el espacio perdido

La candidatura de Judith Pérez, que ya se enfrentó a Pedro Casares (principal apoyo de Zuloaga en las primarias de 2017) en la Secretaría General del PSOE de Santander, ha hecho que la vieja guardia vuelva a mostrar sus cartas, enfrentándose a las nuevas generaciones y utilizando un discurso que evidencia que su herida todavía sigue abierta. El que ha hablado ha sido Ramón Ruiz, exconsejero de Educación, Cultura y Deportes y mano derecha de Eva Díaz Tezanos que fue destituido por Zuloaga en la pasada legislatura.

En una tertulia de una radio cercana a la derecha más ‘añil’, Ramón Ruiz no ha disimulado su oposición a Zuloaga. “No es bueno para el PSOE de Cantabria porque va a la confrontación en lugar de la unión”, ha criticado el socialista, que considera que el partido ha “perdido un peso como nunca en la negociación con el PRC y en la visión que tiene la región” del PSOE. Es extraño que este discurso solo sea admitido en medios con una línea editorial alejada de la ideología socialista.

Ruiz ha demostrado que el sector crítico, formado en buena medida por los que gestionaron el PSOE cántabro, sigue intentando recuperar el espacio perdido que ahora ocupan las nuevas generaciones. Tal y como ha revelado en dicha tertulia, “estamos preparando una alternativa muy dialogada con mucha gente que apoyó a Zuloaga y que ahora no le ve”, en referencia a una posible candidatura que, aunque no ha llegado a tiempo para ser presentada a las primarias, no descarta “gestarla para ser candidata al Gobierno de Cantabria” sin necesidad de que ocupe la Secretaría General de los socialistas autonómicos, descartándose él personalmente.

Una batalla que reabre de nuevo las heridas que parecían cerradas tras lo ocurrido hace cinco años, y que confirma que los críticos, al menos algunos de ellos, siguen sin querer renunciar y abandonar la lucha por recuperar el poder dentro del partido.

“Buscábamos un candidato de consenso que pudiera ganar, pero ahora no puedo garantizarlo”, ha explicado el exconsejero, que considera que el PSOE va “a remolque en Cantabria, no tenemos proyecto ni para turismo, ni para industria, ni medio ambiente, ni desarrollo rural”, obviando que son todas ellas carteras que pertenecen a su socio de Gobierno, el PRC.

Hay que recordar que la oposición interna a Zuloaga también perdió la batalla a nivel nacional cuando optó por apoyar a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez

Hay que recordar que la oposición interna a Zuloaga también perdió la batalla a nivel nacional cuando optó por apoyar a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez. Coincidencia o no, Ramón Ruiz ha defendido lo que ha hecho el actual secretario general del PSOE y presidente de España para criticar, una vez más, al líder de los socialistas cántabros. “Se nombraron ministros que venían de Susana y forzó un diálogo para que Felipe González acudiera” al Congreso celebrado en Valencia, pero “este secretario general sigue en la pelea”, ha dicho en referencia a Zuloaga.

El que fuera mano derecha de Díaz Tezanos ha aprovechado su intervención para reivindicar el pasado del PSOE, asegurando que “la gente que ha pasado” por el Gobierno “tiene una potencia intelectual y de experiencia tremenda que ahora se ha borrado”, aunque ha olvidado que con ellos al frente del partido obtuvieron el peor resultado electoral del PSOE, con 5 diputados, frente a los 7 que obtuvo Zuloaga.

Además, ha asegurado que “mientras pueda, lo que haré será hablar claro y decir las cosas”, aunque no ha aclarado si se presentaría como candidato al frente de ese sector crítico, agradeciendo a Judith Pérez “la valentía” que no han tenido otros, incluido él, al presentarse contra el actual secretario general.

Comentarios