viernes. 19.04.2024

El Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes por unanimidad una iniciativa para exigir al Gobierno regional (PP) una serie de medidas en favor de los ganaderos, entre ellas un calendario de pagos de las ayudas al sector o la simplificación de los trámites administrativos para el cobro de las indemnizaciones por los daños del lobo y otra fauna salvaje, entre otras propuestas.

La iniciativa, que ha contado con el apoyo de los cuatro grupos de la Cámara (PP, PRC, PSOE y Vox), se ha aprobado tres días después de la gran tractorada que el pasado viernes colapsó el centro de Santander para exigir medidas urgentes ante la situación que vive el campo, una movilización como las que llevan ya algunas semanas reproduciéndose en otros puntos de España y que está previsto que continúen en los próximos días (mañana mismo se prevén concentraciones de tractores en otros puntos de la comunidad autónoma y en la Cornisa Cantábrica).

La propuesta que ha sido aprobada por el Pleno ha partido originalmente de Vox, si bien ha sido modificada en uno de sus puntos por una enmienda registrada por los regionalistas. Para Vox, las medidas planteadas en esta iniciativa son "sencillas", "de sentido común" y "fáciles" de ejecutar y por ello entendía que el resto de grupos tenían que apoyarlas y les solicitaba su apoyo unánime, tal y como ha ocurrido este lunes en el Pleno.

Así, se pedía al Gobierno regional fijar y cumplir un calendario de pagos de ayudas a los ganaderos; "facilitar" los trámites administrativos al sector y realizar procesos de inspección específicos en el ámbito de la cadena alimentaria, y de competencia autonómica, que permitan determinar el coste de producción de la leche y carne de los ganaderos de Cantabria. También solicitaba al Ejecutivo el cómputo de los terrenos comunales asignados a los ganaderos a efectos de ayudas. La iniciativa de Vox se completaba con la petición al Gobierno regional de simplificar los trámites para el cobro de las indemnizaciones por daños de animales salvajes y para ello proponía un sistema de declaración responsable del ganadero afectado que diera lugar al reconocimiento del derecho a cobrarla.

Con ello, Vox pretendía que los ganaderos pudieran percibir esta indemnización unas tres semanas después de sufrir el ataque a su ganado y no, según dijo, como ocurre ahora, cuando algunos aún no han cobrado las que les corresponden desde 2022. Sin embargo, en este punto, el PRC ha presentado una enmienda de sustitución a esta propuesta concreta para incluir que dicha declaración responsable debía estar "avalada por los agentes del medio natural".

La admisión de esta enmienda regionalista ha hecho que el PP haya aprobado la moción ya que, según ha explicado, si no se hubiera aprobado la modificación que planteaban los regionalistas no hubieran podido votar a favor. Y es que, a su juicio, "no se puede decir" que el ganadero haga una declaración responsable y, por ello, haya que pagarlo ya que "tiene que haber una autoridad", que en este caso son los agentes del medio natural.

Durante el debate de la iniciativa, y pese a que todos los grupos han votado a favor de esta batería de medidas, no han faltado las críticas de la oposición a la gestión que está realizando el consejero de Ganadería, Pablo Palencia, y tampoco los ataques por parte del PP al Ejecutivo central (PSOE). De este modo, el PRC ha señalado que los problemas del sector son "a nivel nacional" pero cree que en Cantabria se ven "agravados" bien, en unos casos, "por la falta de gestión" del consejero o, en otros casos, directamente por su "mala gestión". Así, por ejemplo, los regionalistas han criticado la falta de un calendario de pagos de las ayudas a los ganaderos y han señalado que este año se ha "fallado" en su abono, algo que ha hecho que, en algunos casos, se les hayan pagado "mal y tarde" y en otros ni si quiera se hayan abonado.

Mientras, la diputada popular Belén Ceballos ha acusado a PRC y Vox de "ir a por el consejero" de Ganadería, del que ha defendido su gestión y ha asegurado que la situación que sufre este sector "estratégico" para España y Cantabria no es por la gestión del consejero Palencia. Según ha defendido, "desde el minuto uno" el actual Gobierno regional, y dentro de él el consejero, ha trabajado por los ganaderos y agricultores de Cantabria. Ceballos ha señalado que el pasado viernes cuando acudió a la tractorada "nadie" le dijo que "el problema" del sector fuera el consejero. "He estado en la manifestación y no he tenido ningún problema", ha añadido la diputada popular.

La parlamentaria ha mostrado su apoyo a las concentraciones que está habiendo en España y en Cantabria por parte del sector primario pues vive en una "situación de precariedad que no se puede ni debe aceptarse".

Por su parte, en el PSOE también han votado a favor de la iniciativa y han defendido la necesidad de que ante las "dificultades" que sufre el mundo del campo se deben adoptar las medidas desde la "colaboración conjunta" de todas las administraciones "y asumiendo cada organismo las competencias que les corresponden". Así, los socialistas -algunos de los cuales fueron increpados por ganaderos en la tractorada de hace unos días- han ensalzo las medidas planteadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que dirige el socialista Luis Planas para agricultores y ganaderos, las cuales -a juicio de los populares- son "muy insuficientes".

PACTO VERDE EUROPEO Y LA AGENDA 2030

Lo que no se ha aprobado ha sido una proposición no de ley (PNL) de Vox en contra del Pacto Verde Europeo y de la Agenda 2030 así como de las políticas que llevan aparejadas y que, a juicio de esta formación, están generando "graves consecuencias" para la economía española, "en especial para el sector primario".

A través de esta iniciativa, que ha contado con la abstención del PP y el voto en contra de PRC y PSOE, Vox pretendía instar al Gobierno regional a, entre otras cuestiones, "promover, en el ámbito de sus competencias, la derogación de todas las políticas inspiradas en el Pacto Verde Europeo y en la Agenda 2030, especialmente la Estrategia de la Granja a la Mesa y la Estrategia por la Biodiversidad" y apoyar las "legítimas protestas y reivindicaciones populares que desde el mundo rural exigen el fin inmediato de las políticas ecologistas que amenazan gravemente su viabilidad".

Según Vox, estas políticas están "asfixiando" al sector, incrementando sus costes de producción y rebajando su producción, "condenando al cierre de las explotaciones" y haciendo que a los ganaderos y agricultores "no les salgan las cuentas". "Con el pan de los demás todos somos muy generosos", ha dicho la portavoz parlamentaria de Vox, Leticia Díaz, quien ha reprochado a socialistas y populares que voten en Europa a favor de estas políticas y que luego "se suban al tractor" en las manifestaciones de los ganaderos y agricultores que se están celebrando. "El apoyo al sector primario se demuestran votando", les ha replicado.

En su iniciativa, Vox, entre otras medidas, insta al Ejecutivo a "favorecer una verdadera conservación del medio natural que conviva con el apoyo y el respeto a la actividad del sector primario" y le reclama que, en el marco de las competencias autonómicas, garantice la soberanía alimentaria; la "eliminación de la competencia desleal y el fortalecimiento del principio de preferencia comunitaria".

A la PNL de Vox, el PP se ha abstenido. Y es que por un lado sí que cree que, por ejemplo, hay aspectos del Pacto Verde Europeo que están dejando a agricultores y ganaderos "a la deriva" y que habría que "flexibilizar el calendario" de aplicación de algunas medidas para que "no resten ni productividad ni competitividad a los productos españoles", si bien, por otro, considera que "tampoco es decir 'no' a Europa".

Más críticos han sido PSOE y PRC. Para los regionalistas, se trata de una iniciativa "típica" de Vox en la que "se mezclan conceptos e ideas para respaldar un discurso negacionista, antieropeísta y trasnochado" en el que "a través de mentiras repetidas, pretenden convencer a la gente de la maldad de los grandes conceptos".

El PRC considera que "lo malo" no es el Pacto Verde Europeo o la Agenda 2030, sino que el "problema" es "el desarrollo" que se hace de estos "marcos". Por su parte, el PSOE ha acusado a Vox de oponerse a "todo" lo que signifique "apertura de miras", "integrar" o "abrirse" y ha defendido que lo que hay que hacer es, a medida que se desarrollen las medidas, es ir analizando "los inconvenientes" que puedan causar para atajarlos o evitarlos.

Tras estos argumentos, Vox ha acusado a todos los grupos de hacer "el papelón" y de "mirar para otro lado" ante la situación del sector primario y les ha dicho que en este asunto es "imposible estar con Dios y con el diablo". "Hay que elegir", ha concluido.

Unanimidad en el Parlamento para exigir al Gobierno regional medidas en favor de los...
Comentarios