sábado 4/12/21
PODEMOS

Todo por la pasta

El conflicto entre Blanco, su equipo más cercano y el Consejo Ciudadano se ha intensificado al exigir Marcos Martínez, exsecretario de Política, un sueldo por su labor.

El exsecretario de Política, Marcos Martínez, y el exsecretario de Comunicación, Óscar Manteca.
El exsecretario de Política, Marcos Martínez, y el exsecretario de Comunicación, Óscar Manteca.

Es bien sabido que la mayoría de los Círculos de Podemos Cantabria han solicitado, en público y en privado, que el Secretario General de la formación, José Ramón Blanco, se aparte y deje su puesto a otro. También son públicas las acusaciones de “actitudes violentas” y antidemocráticas de algunos de sus colaboradores, como el exsecretario de comunicación, Óscar Manteca. Pero lo que está sorprendiendo a las bases y a los miembros de los círculos es que este conflicto es un reflejo entre la nueva y la vieja política.

Muchos de los integrantes de Podemos Cantabria han defendido que quieren lo mejor para el partido y para la región. Sin embargo, según ha podido saber este diario, la confrontación entre Blanco y su equipo más cercano frente al Consejo Ciudadano ha alcanzado sus momentos más tensos cuando Marcos Martínez, exsecretario de Política, exigió tener un sueldo por su labor.

Cobrar por hacer un trabajo no es criticable, pero la intención de cobrar por una actividad política solo la ha presentado el grupo de ocho que apoyan al Secretario General, y el único que de momento no percibe contraprestación económica es, precisamente, Martínez.

Los ocho integrantes de ese grupo, que han accedido a puestos remunerados o han aspirado a ello, son David González, liberado en redes en la campaña electoral autonómica y aspirante al puesto de Redes en el Grupo Parlamentario (GP); Óscar Manteca, liberado en prensa en la campaña electoral autonómica y aspirante a ese puesto en el GP; Lidia Alegría, que estuvo liberada en el puesto de Organización durante la campaña electoral autonómica; Kevin Botejara, actual senador por Cantabria de Podemos; el propio Blanco, que es diputado autonómico; María Martínez, nombrada miembro del Consejo de Dirección del Emcam y hermana de Marcos Martínez; Rosana Alonso, diputada nacional por Cantabria; y el propio Martínez, quien aspiraba al puesto de Argumentario del GP.

Las críticas de los integrantes de Podemos llegan porque este último no ha sabido aceptar esta decisión y “ha usado a sus marionetas”, entre las que algunos señalan al propio Blanco, a Alegría o a Manteca, para generar e intensificar el conflicto.

Todos desean que desista en esta actitud antes de que destruya al propio partido. Como señala un integrante de Podemos Cantabria, la mayoría de los miembros de los Círculos no está en política por un “sueldecito”, porque eso sería representar “más de lo mismo”, que no es otra cosa que aquello que se denuncia desde los Círculos como es la “vieja política”.

Comentarios