viernes. 19.04.2024

Sumar apuesta por triplicar la inversión en los trenes de cercanías y el ferrocarril convencional frente a la alta velocidad como medida para después de las elecciones generales del 23 de julio, para que las personas puedan utilizar un medio de transporte "social, público y sostenible" y acudir así a su centro de estudio, trabajo o cualquier lugar que necesiten.

La apuesta de la formación liderada por Yolanda Díaz, según ha señalado este jueves la candidata al Congreso por Cantabria, Carmen Martín, trata de llevar a las instituciones "los problemas reales y cotidianos de la gente" en línea con la agenda desarrollada por el Gobierno de coalición en temas como trabajo o vivienda.

Junto a Martín, otros integrantes de Sumar se han reunido hoy con el comité de empresa de Renfe, que "llevan semanas con concentraciones en las que advierten de las consecuencias en el servicio de la reducción de inversiones en Cercanías, reflejo de la apuesta por la alta velocidad".

Martín se ha comprometido a ser "la voz de Cantabria en el Congreso" para "velar porque las inversiones comprometidas se ejecuten" y, "sobre todo", porque se "adapten más a las necesidades diarias de las familias y los trabajadores, que necesitan más líneas, menos precios y mejores horarios", en línea con lo que vienen demandando colectivos cántabros como las Mesas de Movilidad.

La cabeza de lista al Congreso ha incidido en medidas adoptadas desde el Gobierno progresista que han logrado rebajas e incluso la gratuidad de servicios de transporte público, y lo ha contrapuesto con lo que ofrecen los demás partidos: las "mentiras y recortes de Feijóo" o el "odio y la censura de Vox", indicando que "el voto a Sumar en Cantabria es decisivo porque es el que impedirá que haya escaños para la extrema derecha".

La estrategia de Sumar se complementa con planes para promover el trasvase de usuarios del avión al ferrocarril, reduciendo las tarifas de los billetes de AVE y larga distancia para mejorar la conectividad territorial.

Se adaptará la normativa para que las estaciones y los trenes permitan la intermodalidad, esto es, la combinación con otros medios de transporte más sostenibles, como la bicicleta o el transporte público urbano o interurbano, para lo que hará falta también la coordinación.

Además, se promoverá la intermodalidad a nivel estatal, con el ferrocarril como eje vertebrador, promoviendo los trenes nocturnos y fomentando la conectividad transfronteriza de la red española con el resto de Europa.

Las comunicaciones ferrovarias forman parte de la política de lucha contra la despoblación, dentro del criterio del territorio de los 30 minutos: que los servicios públicos estén a menos de 30 minutos de cualquier población.

Asimismo, la mirada al ferrocarril también tiene que ver con la política energética, al aplicar el criterio de eficiencia; o a la economía, al apostar por llevar hasta el 18% en 2030 y al 35% en 2040 (en línea con los parámetros de la Unión Europea) las mercancías transportadas por este medio.

Se buscará reducir el impacto climático del transporte aéreo con la eliminación de los vuelos domésticos entre ciudades para los que exista una alternativa ferroviaria adecuada en términos de conectividad y seguridad y de menos de cuatro horas de duración.

En materia de movilidad en general, se apuesta por reducir las emisiones y por una estrategia estatal para impulsar el uso de la bicicleta, o por la movilidad eléctrica, apoyando la reconversión de la industria de la automoción y la auxiliar, para lo que hará falta también la producción de baterías.

Sumar apuesta por triplicar la inversión en cercanías y ferrocarril convencional en...
Comentarios