domingo. 14.04.2024

Los 350 diputados que resulten elegidos en las elecciones de este domingo cobrarán un mínimo mensual de 4.085,64 euros, podrán estrenar un iPhone de última generación (valorado en unos 1.200 euros), aunque tendrán que esperar para tener su iPad. Además, deberán declarar su patrimonio y dar cuenta de sus intereses particulares y profesionales, especificando de qué empresas venían cobrando hasta ahora.

Los nuevos dueños de los escaños del Congreso cobrarán su primer sueldo a finales de agosto, el mes de la sesión constitutiva de la Cámara, prevista para el día 17 de ese mes, en la que tomarán formalmente posesión de su cargo al jurar o prometer la Constitución. Pero en esa primera nómina se incluirá además la parte proporcional del sueldo correspondiente a los días que median entre el 24 y el 31 de julio.

La asignación básica será de 3.126,89 euros brutos al mes, igual para todos los diputados, a la que se suman complementos en función de su papel en la Cámara y una indemnización neta (sin impuestos) por gastos derivados de su actividad parlamentaria en la capital: 958,75 euros al mes para los electos por Madrid y 2.008,61 euros para el resto.

INDEMNIZACIONES Y PLUSES

Los nuevos diputados, además del citado 'salario base', y las indemnizaciones para gastos de representación podrán recibir una serie de complementos para gastos de representación y de libre disposición en función del cargo parlamentario que desempeñen.

Los máximos son los que perciben los portavoces de los grupos parlamentarios (2.969,4 euros al mes) y los cuatro vicepresidentes de la Cámara (3.258,85), hasta llegar a los 10.181,99 euros extra que se reservan a la Presidencia de la institución.

El Congreso cubrirá además los gastos de transporte de los diputados abonando directamente el precio del billete a la empresa transportista, a no ser que los parlamentarios utilicen su propio vehículo, para lo que se les abonarán 0,25 euros por kilómetro siempre que el desplazamiento esté debidamente justificado.

BONO TAXI DE 3.000 EUROS AL AÑO

Los que no tengan coche oficial tendrán a su disposición, como viene ocurriendo desde el año 2006, una tarjeta para sus desplazamientos en taxi por Madrid con un límite de 3.000 euros anuales.

Los diputados que ya tenían escaño y logren renovarlo podrán seguir utilizando los teléfonos iPhone que tenían en la anterior legislatura y los nuevos también recibirán sus correspondientes terminales.

A principios este año el Congreso adquirió una nueva remesa de teléfonos móviles para los diputados -iPhone 14 Pro, con 512 GB de capacidad-. Según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias, la Cámara cuenta con terminales suficientes para suministrar el mismo modelo a quienes ahora se estrenen en la institución.

EL iPAD TENDRÁ QUE ESPERAR

Quienes conserven su escaño podrán continuar con los iPad que utilizaron en la anterior legislatura, pero los nuevos tendrán que esperar para tener los suyos hasta que la Cámara convoque un nuevo concurso para su adquisición.

Asimismo, los diputados elegidos el domingo tendrán que cumplir el Código de Conducta de las Cortes Generales aprobado en octubre de 2020, lo que les obliga no solo a presentar las ya tradicionales declaraciones de patrimonio y actividades sino también una tercera de "intereses económicos".

Los diputados de la anterior legislatura presentaron esta declaración de intereses en febrero de 2021 y no al principio de la legislatura pese a que entonces ya estaba vigente el Código Ético que sólo afectaba al Congreso y que contemplaba una medida similar.

En ese escrito, que será público en la web del Congreso al igual que las otras dos declaraciones, tendrán que consignar las actividades que hayan desarrollado en los últimos cinco años y "que puedan condicionar su actividad política o le hayan proporcionado ingresos económicos". Cuando se trate de actividades por cuenta ajena deberán precisar el nombre del empleador y el sector de su actividad.

REUNIONES CON 'LOBBIES'

También han de informar de las donaciones, obsequios y beneficios no remunerados de cualquier naturaleza que hayan obtenido para sí en el último lustro, incluyendo los viajes e invitaciones a actividades de ocio, deportivas y culturales que, por su valor económico o por cualquier otra circunstancia, puedan ser relevantes a efectos de un eventual conflicto de interés.

El Código de Conducta también obliga a sus señorías a rechazar "obsequios o beneficios que puedan ser razonablemente percibidos como un intento de influir en su conducta". Además, los nuevos diputados deberán hacer pública su agenda institucional incluidas sus reuniones con 'lobbies', una obligación que muy pocos han cumplido en la XIV Legislatura.

El sueldo de los diputados elegidos este domingo en las urnas
Comentarios