viernes 3/12/21

La reunión del Comité Autonómico de Ciudadanos Cantabria de este jueves ha sido la última de Félix Álvarez como portavoz de la formación en la comunidad. El diputado autonómico tomaba la decisión después de mentir a este mismo órgano sobre el contrato laboral a Rubén Gómez como asesor en el Parlamento tras las elecciones generales del 10N, en las que no logró escaño, algo que hizo público eldiariocantabria.

Álvarez y Gómez firmaron el pasado 18 de noviembre un contrato indefinido y a tiempo completo

Como informaba este medio, Álvarez y Gómez firmaron el pasado 18 de noviembre un contrato indefinido y a tiempo completo –al que tuvo acceso este diario, al igual que a la comunicación al Servicio Público de Empleo Estatal del Ministerio de Trabajo al día siguiente-, pero fue el propio Gómez el que renunció al día siguiente tras “consultar con la almohada”, como el propio exportavoz reconoció a sus compañeros en una carta, como recoge la información de eldiariocantabria.

Una semana después, y ante el Comité Autonómico de Cs del 25 de noviembre, Álvarez fue preguntado precisamente sobre si había contratado a Gómez y el portavoz lo negó, respondiendo que tras presentar una oferta al exdiputado, “este la rechazó aludiendo que tiene varias ofertas de trabajo que está valorando”. En el contrato laboral que Álvarez y Gómez habían firmado justo una semana antes consta que Gómez “prestará sus servicios como asesor” del grupo parlamentario “incluido en el grupo profesional de Jefe de Segunda (Grupo II)”.

Eldiariocantabria publicó el pasado 21 de noviembre que la profunda división interna en Ciudadanos Cantabria había vuelto a aflorar en toda su magnitud al hilo del futuro laboral de Gómez. Y publicó también que en una tensa reunión de Ciudadanos Santander celebrada tres días antes –la tarde del 18 de noviembre–, afiliados del partido preguntaron a Álvarez si Ciudadanos le había hecho o iba a hacerle un contrato a Gómez para que trabajara como asesor del partido en el Parlamento autonómico, algo a lo que Álvarez no respondió, a pesar de que, como queda demostrado, la mañana de aquel mismo 18 de noviembre había firmado el contrato con Gómez.

Ni el secretario de Organización del partido en la comunidad, Esteban Martínez Poo, ni el diputado de Cs en el Parlamento de Cantabria, Diego Marañón, conocían la existencia de este contrato

Como Álvarez, también negó que existiera dicho contrato laboral el secretario de Acción Institucional y parlamentario autonómico del partido, Diego Marañón, que aseguró que “aun teniendo el OK de Nacional para la contratación a los dos días de las elecciones, no se ha hecho porque Rubén no quiere”, según consta en el acta de la reunión que el Comité Autonómico de Ciudadanos celebró el pasado 25 de noviembre, a la que también tuvo acceso este medio. Marañón también mintió al Comité Autonómico, pues el contrato con Gómez no sólo se había hecho sino que también se había transmitido al Ministerio de Trabajo. Y Marañón fue incluso más allá que Álvarez, al añadir que pronunciaba sus palabras “con total intención”, pues “si mañana esto sale en prensa”, lo asumiría y podría defenderlo “ante cualquier medio de comunicación para cerrar el tema”.

FÉLIX ÁLVAREZ ASUME LA CONTRATACIÓN

Tras los hechos del Comité Autonómico hechos públicos por este medio, Álvarez reconocía al día siguiente a los militantes de Ciudadanos Cantabria la contratación de Gómez a través de una comunicación en la que trataba de explicar lo ocurrido, apelando en todo momento a la profesionalidad de Gómez.

Las fuentes consultadas por este diario aseguran que en dicha comunicación el que fuera diputado nacional por Cs Cantabria reconocía fue él, Félix Álvarez, quien valoró la posibilidad de contratar a su compañero como asesor para el grupo parlamentario, apelando en todo momento a la experiencia que tuvo durante cuatro años en la política autonómica. Una idea que, según estas mismas fuentes, y como publicó eldiariocantabria, fue consultada con la sede central en Madrid, aunque en ningún momento con los órganos de dirección de la formación naranja en Cantabria.

De hecho, ni el secretario de Organización del partido en la comunidad, Esteban Martínez Poo, ni el diputado de Cs en el Parlamento de Cantabria y Secretario Segundo de la Mesa de la Cámara autonómica, Diego Marañón, conocían la existencia de este contrato. En declaraciones a este medio, Martínez Poo consideraba que con esas palabras Álvarez “asume personalmente la contratación de Rubén Gómez”, asegurando en todo momento no conocer ni haber sido consultado en ningún momento. Por su parte, Marañón también reconocía a este diario “no conocer la existencia del contrato con Rubén Gómez”.

El hecho de que Marañón afirme no conocerlo desmentía las palabras del propio Álvarez en el Comité Autonómico, donde según el acta consultada por eldiariocantabria aseveró que se había filtrado a prensa la contratación hasta con el salario que cobraría y que era absolutamente falso, y que él, para hacerlo, primero consultaría al resto de diputados del grupo parlamentario antes de tomar la decisión, cuestión en la que, por tanto, volvió a mentir a todo el Comité por la existencia del contrato.

ImageImageImage

Comentarios