jueves 28/10/21
POLÍTICA

Los trapos sucios del Ejecutivo de Diego (PP) salen a la luz

La auditoría forense de Nestor Martin presenta indicios de delito en el proyecto personal del expresidente de Cantabria.

El Juzgado de lo Mercantil declara fortuito el concurso de acreedores de la concesionaria del puerto de Laredo, un "nuevo palo" para los 'populares'.

El presidente del PP en Cantabria, Ignacio Diego
El presidente del PP en Cantabria, Ignacio Diego

La gestión del anterior Gobierno del PP, encabezado por Ignacio Diego, está viviendo una semana difícil. Diversos casos de corrupción y varapalos judiciales han puesto en evidencia que algunas de las decisiones tomadas por el Ejecutivo regional fueron, cuanto menos, poco sustentadas en informes técnicos o en información completa que permitiera. El último caso ha sido el auto del Juzgado de lo Mercantil, que ha declarado fortuito el concurso de acreedores del puerto de Laredo, lo que supone un “nuevo palo” a su gestión.

Pero sin duda el caso más relevante ha sido el de Nestor Martin, proyecto personal de Diego, empresa en la que el Gobierno regional del PP invirtió 18 millones de euros (más los 3,2 millones de los trabajadores) y cuya auditoría forense ha determinado que se han desviado a un entramado de empresas propiedad de los gestores de Ecomasa, la empresa que a su vez gestiona la marca. Pero no ha sido el único.

Tal es la relevancia del caso Nestor Martin que el propio presidente del PP en Cantabria ha tenido que reconocer que “tendrá que asumir los errores cometidos en la gestión", aunque en una entrevista en Cope ha asegurado que es “innecesario” que el Gobierno PRC-PSOE lleve el asunto a los tribunales porque “ya lo llevaron los trabajadores”.

Sin embargo, la denuncia de los trabajadores no contempla la nueva información surgida de la auditoría, que habla de un desvío de capitales por parte de Andrés de León y Jesús Lavín a otras empresas de su propiedad. Como señala la auditoría, EWI, sociedad propietaria de la factoría de Maliaño, "está financiando a otras empresas vinculadas a De León y Lavín con un importe equivalente a 1,16 millones de euros desde 2013", un dinero "no recuperado hasta la fecha".

También revela que se pagaron 2,46 millones a Maenor, empresa propiedad de Lavín, en concepto de maquinaria para la fábrica. E incluso se realizó la compra del Grupo Wanders a los pocos meses de la creación de la empresa, en 2012, por 3,5 millones y basándose en “informes financieros incompletos”.

Trabajadores expectantes

Luis Gómez, presidente del comité de empresa de Nestor Martin, ha explicado a eldiariocantabria.es que “estamos expectantes” ante el desarrollo de los acontecimientos. Respecto a la auditoría forense, ha asegurado que siempre estarán “a favor de que se hagan” para saber cuál ha sido el destino del dinero público y “el dinero de los trabajadores”.

Asimismo, están a la espera de que declaren los gestores de Ecomasa y la ex directora del Servicio Cántabro de Empleo, María Ángeles Sopeña, el próximo 14 de octubre, en donde “tendrán que dar las explicaciones” oportunas, sobre todo con la información aparecida esta semana.

En cuanto al futuro, la plantilla sigue “valorando la cooperativa” para hacerse cargo de la empresa. “Nos hemos reunido con la asesoría y los sindicatos”, ha comentado el presidente del comité, que espera la documentación completa para, “si los compañeros están interesados”, iniciar un proceso que el Gobierno regional ya ha anunciado que lo apoyará. “En ese sentido ha puesto (el Gobierno) toda su disponibilidad”, ha explicado Gómez.

El siguiente paso, por tanto, es recibir toda la documentación de la asesoría, que debe “trazar un plan de viabilidad” que, según ha indicado Gómez, podría estar disponible en las próximas semanas. En cualquier caso, uno de los puntos más importantes era “tener apoyo de Gobierno y sindicatos”, algo que por ahora han logrado.

Comentarios