lunes 18/10/21
LEY DE VIVIENDA

Santander no subirá el IBI a viviendas vacías porque “corta las libertades”

El Ayuntamiento de Santander se opone a la Ley de Vivienda que prepara el Estado y no subirá el IBI de viviendas vacías
El Ayuntamiento de Santander se opone a la Ley de Vivienda que prepara el Estado y no subirá el IBI de viviendas vacías

La alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), ha asegurado que el Ayuntamiento no impondrá recargo del 150% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las viviendas vacías. Igual ha respondido así a preguntas de la prensa sobre la nueva Ley de Vivienda acordada por PSOE y Unidas Podemos, que establece un recargo de hasta el 150% en el IBI para casos de viviendas vacías, que podrán aplicar los ayuntamientos.

El Ayuntamiento dejará de ingresar el próximo ejercicio cuatro millones de euros

La regidora ha dicho que, si bien no ha tenido oportunidad de leer la ley "porque no está ni definida", en el Ayuntamiento de Santander "no se va a subir el IBI porque hay dos partidos gobernando que en su programa tenían bajarle (PP y Cs) y porque firmamos un pacto de Gobierno. O sea que aquí no se va a subir el IBI", ha remachado. En su opinión, esta medida supone "cortar libertades de las personas y eso es lo que debemos evitar". "A mí me parece que eso es castigar a quien ahorra", ha remarcado la alcaldesa, que opina que "no se puede castigar o amedrentar a la gente de esta manera".

Por contra, el Ayuntamiento de Santander no subirá el IBI sino que "va a ayudar a los santanderinos y creo que debe ayudar el Gobierno central a los españoles a que superen estos momentos". "¿Todavía no se han dado cuenta de la que tenemos encima? ¿Todavía no hemos pensado lo que acabamos de pasar como para tener esta serie de medidas que no llevan a ningún sitio? ¿Cuántas viviendas de protección oficial, como ha hecho este Ayuntamiento, han hecho el Gobierno central y el de Cantabria? Nosotros 1.200 desde 2007 y además ya con alquiler y con la propuesta de que el IBI sea gratis los diez primeros años", ha enfatizado Igual, para quien "hay que buscar soluciones no prohibiciones ni recargos".

Por otra parte, la regidora quiere saber qué es para el Gobierno central una vivienda vacía. "¿Es algo que compras por inversión para ahorrar y hacer la obra? ¿Es una vivienda que un padre compra a su hijo para cuando se independice? Me gustaría saber la definición", ha dicho. En este sentido, por "prudencia", Igual quiere esperar a conocer la Ley de Vivienda para saber qué se considera vivienda vacía y zona tensionada. Pero ante el anuncio del incremento del IBI ha reiterado que "en Santander, no".

La alcaldesa ha lamentado que lo que ha conocido de la nueva ley ha sido a través de los medios de comunicación porque tampoco ha llegado ninguna circular informativa a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) como es habitual. En este sentido ha denunciado el "ninguneo" a la FEMP por parte del Gobierno. "Porque los 8.200 alcaldes estamos representados en una federación de municipios presidida por el PSOE y de esto no hemos tenido ningún conocimiento, o porque les da miedo o porque no lo tenían preparado, desconozco la razón. Pero que nos tengamos que enterar por los medios...". "Hoy decía Pedro Sánchez que nos leamos el texto, pues que nos le den", ha concluido.

ORDENANZAS 2022

Precisamente este jueves el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander, PP-Cs, ha presentado a los grupos municipales, con el objetivo de consensuarla, su propuesta de ordenanzas fiscales para 2022, que incluyen una congelación de los impuestos, tasas y precios públicos, con la excepción Aguas y Basuras, y una reducción del coeficiente del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al 4%, "lo máximo" que se puede bajar.

Con esta propuesta, el Ayuntamiento dejará de ingresar el próximo ejercicio cuatro millones de euros, que sumados a otras bonificaciones supondrán que los santanderinos ahorrarán unos 20 millones en 2022. Así lo ha informado la alcaldesa, Gema Igual (PP), que ha estado acompañada del portavoz de Cs, Javier Ceruti, en una rueda de prensa para presentar la nueva fiscalidad municipal -que incluye el mantenimiento de las medidas implementadas por la crisis del Covid-, en la que ambos han coincidido que la reducción de impuestos figura en sus programas electorales y además es un compromiso del pacto de Gobierno.

De esta manera, y por "sensibilidad" hacia una situación en la que todavía no se ha superado la crisis del coronavirus, el equipo de Gobierno propone no subir ninguno de los 23 tributos, es decir, no se incrementarán los cinco impuestos, 10 tasas y ocho precios públicos incluidos en el capítulo de ingresos del Ayuntamiento. Así, el Consistorio ni subirá el Índice de Precios al Consumo (IPC) salvo en la tasa de Agua y Alcantarillado, donde se recoge este incremento por contrato, y que en 2022 será del 2,9%.

Además, se mantendrán todas las bonificaciones especiales y temporales introducidas como consecuencia del Covid. De este modo, las terrazas continuarán sin pagar tasa; los kioskos y mercados pagarán la mitad de la tasa; y se mantiene la rebaja de basuras del 10% para empresas. Igualmente seguirán siendo gratuitas las licencias de apertura de establecimientos; continúa la rebaja a 1,5% de las licencias urbanísticas y del 25% del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a quien haya fomentado el empleo; y la rebaja del 10% del IBI a los locales que hayan mantenido empleo y al 20% en el ámbito cultural.

Además se aumentan las bonificaciones en el IBI, cuyo coeficiente se rebaja del 4,1% al 4%. "No se puede bajar más; es el IBI más bajo de la historia y de los ayuntamientos", ha subrayado Igual. También se amplía la bonificación en el IBI del 35% al 50% para las familias numerosas, y la exención de este impuesto para las viviendas de protección oficial se aumenta de seis a diez años.

"El Ayuntamiento no sube nada; tampoco actualiza ni siquiera el IPC excepto el Agua y Alcantarillado y además sigue bajando el IBI y bonificando a la familias numerosas", ha destacado la alcaldesa, que ha subrayado que con estas medidas el Consistorio además "revalida esa protección a los empresarios que han mantenido el empleo". Se trata, ha dicho, de "hacer más fácil" para los vecinos y empresas "el último coletazo de la pandemia" y de "relanzar la economía".

La regidora ha destacado que la Administración local ha podido adoptar estas rebajas porque está "saneada", cuenta con 60 millones de euros de remanentes y tiene un nivel de endeudamiento del 40,6% -724 euros por habitante-, que es "la envidia de otros ayuntamientos". Igual ha confiado en que los grupos de la oposición "miren con buenos ojos" la propuesta de ordenanzas, que además ha tenido en cuenta sus aportaciones, como la rebaja del 20% del IBI a empresas culturales a iniciativa del PRC.

En este sentido, la propuesta se ha presentado hoy a los partidos para que realicen sus aportaciones y la intención es alcanzar un consenso que permita su aprobación en el Pleno de octubre, que se celebrará el martes 26. Después se abrirá un periodo de alegaciones y la aprobación definitiva está prevista para el Pleno de diciembre, que se celebrará el día 23, para que las ordenanzas puedan entrar en vigor a 1 de enero de 2022.

Por su parte, Ceruti ha dicho que en Ciudadanos están "contentos" con la propuesta del equipo de Gobierno. "Es un buen día para los bolsillos de los santanderinos", ha remarcado. Ha recordado que la fiscalidad forma parte del pacto de Gobierno con el PP y "se ha cumplido a la perfección". Además, ha indicado que la rebaja del IBI desde el inicio de legislatura, incluida la de 2022, ha supuesto para los vecinos un ahorro de 18 millones de euros. "En momento difíciles tenemos que ayudar a la gente a salir adelante, tanto de manera indirecta, como con el plan de choque, como directa, mediante la rebaja de la carga impositiva", ha destacado.

Comentarios