jueves 2/12/21

La vicepresidenta tercera del Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha reprochado a quienes critican la postura del Gobierno sobre el lobo que pongan en duda el trabajo de los integrantes del comité científico que ha respaldado la inclusión del animal en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), lo que en la práctica prohíbe su caza en toda España.

Durante su intervención en el Senado, y en respuesta a una interpelación del representante del PRC, José Miguel Fernández Viadero, la vicepresidenta del Ejecutivo ha señalado que "la ciencia es ciencia" y el "comité científico es comité científico" desde "el año 2010" y ha recordado que este organismo "también ha recomendado la protección de la tórtola" y nadie "parece quejarse" de su "desprotección".

Ribera ha explicado que su departamento tiene dos objetivos "claros" que son "la preservación" del lobo ibérico como "especie única" y la "cohabitación" de este animal con "la ganadería extensiva", que ha calificado como un sector de importancia en el país. En este sentido, ha enviado su "afecto" y "respeto" al sector ganadero y a los vecinos de territorios con presencia de lobo a los que, ha indicado, el Gobierno "nunca va a dejar solos". "Siempre vamos a acompañarlos y sumaremos esfuerzos y reconocimiento en una realidad compleja", ha indicado.

ESCUCHAR “LO QUE LE PARECE”

Estas declaraciones no han convencido al senador cántabro, quien ha instado este martes a la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, a que "recapacite" su decisión "sectaria" y "unilateral" de incluir el lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial ESPRE, porque deja a los ganaderos en una situación de "indefensión". Y ha avanzado que presentará en el próximo pleno una moción "para parar esta decisión".

"Recapacite esta decisión, que ha dejado en estado de indefensión a los ganaderos del norte de España. Le pido que se abra a dialogar, a llegar a acuerdos, no a caer en una versión sesgada y sectaria de esta realidad", ha demandado el senador regionalista, cuya interpelación estaba dirigida al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, como responsable del sector, pero que ha respondido Ribera.

Por ello, el senador autonómico y diputado regional del PRC ha sostenido que la intervención de Ribera "confirmaba" dos cosas: por un lado, que Planas "se esconde" detrás de la ministra de Transición Ecológica y, por otro, que "en el propio Gobierno no todos están de acuerdo ante una decisión injusta y autoritaria". En su opinión, la ministra de Transición Ecológica se ha "declarado enemiga" del sector ganadero "por sus decisiones sectarias" y le ha instado a que "cambie" el nombre del Ministerio. "En lugar de Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, debería llamarse de Transición Ecológica y Despoblación Rural", ha remachado el senador.

El regionalista ha acusado a Ribera de escuchar solo a "grupos radicales" que buscan "la desaparición de la ganadería y del mundo rural" y ha criticado que la "única" solución del Ejecutivo a la situación frente al lobo para los ganaderos sean "las indemnizaciones". Según ha explicado, los ganaderos no quieren estas indemnizaciones, sino que "sus rebaños sigan vivos" y cree que esta postura del Gobierno tiene que ver con su "desconocimiento" del sector ganadero. De hecho, ha acusado a la vicepresidenta tercera de tomar la decisión de incluir a este animal en la LESPRE "de forma unilateral y sin consenso".

Fernández ha asegurado que la responsable de Transición Ecológica no se ha reunido aún con el sector o con las CCAA que conocen el medio rural y le ha recordado que los socialistas presentes en parlamentos autonómicos de regiones donde hay lobo no han apoyado esta medida. "Escucha lo que le parece y le da igual la opinión que tengamos, solo le vale lo que usted cree que es lo mejor, pero respete también a los que creemos que su posición no es adecuada", ha declarado.

Como respuesta, Ribera ha recordado que a la ley y al procedimiento están sometidos "todos", Gobierno y CCAA y ha señalado que "al presidente y al consejero" en esta materia de Cantabria "se les olvida". En este sentido, ha criticado la "interpretación de diálogo" del senador que, a su juicio es: "o hacen ustedes lo que nosotros queremos, que es retirar esta petición que se hace de forma legítima, o simplemente bloquearemos".

Pese a todo, Fernández Viadero ha insistido en que la decisión adoptada el 21 de septiembre "no tiene base científica" y ha puesto en valor el Plan de Gestión del Lobo aprobado en Cantabria en 2019 "con el consenso de todos". "Díganos el nombre de una sola organización agraria que esté de acuerdo con su decisión", ha instado a la ministra de Transición Ecológica. Asimimismo, ha hecho hincapié en que el lobo no tiene peligro de extinción en Cantabria, ya que el número de manadas ha pasado de 5 en los años 80 del siglo pasado a 19 en la actualidad. "Su supervivencia está garantizada y su reproducción, también", ha dicho.

Al hilo, ha acusado a la ministra de "apostar" por su "proliferación", cuando "están avanzando y llegando a las casas, por lo que ha avisado que "sin control, se volverán a prácticas que no compartimos", como el envenenamiento o la caza furtiva. "Apostamos por la convivencia del lobo y el sector ganadero", ha remachado.

El regionalista ha recalcado la unión de Galicia, Asturias, Castilla y León y Cantabria, que tienen el 95% de las manadas de España, para acudir a los tribunales para combatir la decisión de Transición Ecológica, así como la oposición de representantes del PSOE de Cantabria.

Comentarios