sábado. 02.03.2024

El Rey Felipe VI ha mostrado su "esperanza" en el futuro de Europa y de cara a él ha considerado una "prioridad" preservar los fundamentos que definen a los europeos "haciendo que cada día sean más sólidos y efectivos", ante un contexto "realmente difícil" y en el que la guerra de Ucrania se presenta como "un serio factor de desestabilización".

Así lo ha dicho este martes durante su intervención en la VII edición del Global Youth Leadership Forum (GYLF), que se celebra esta semana en el Palacio de La Magdalena de Santander y reúne a más de un centenar de jóvenes internacionales líderes en diferentes ámbitos para trabajar en los principales retos a los que se enfrenta la sociedad desde la sostenibilidad.

Y es que, a juicio del Rey, para dar respuesta a cuestiones como la transformación digital, la inmediatez de las comunicaciones o la sostenibilidad, "hoy más que nunca debemos tener en cuenta la voz de toda la sociedad". "Los Estados, los gobiernos, ya no están solos ni pueden abordar solos los grandes desafíos de nuestro tiempo", ha dicho.

Felipe VI ha intervenido en el acto central del GYLF tras compartir unos minutos con decenas de ciudadanos que le esperaban a su llegada a La Magdalena, a los que ha saludado y ha dado la mano, mientras que éstos le han recibido y despedido entre aplausos y gritos de '¡Viva el Rey!'. También se ha detenido junto a un grupo de niños que se encontraban en el recinto dentro de una excursión escolar.

Ha sido a la entrada del Palacio, donde el Rey también ha protagonizado el saludo a las autoridades presentes, entre ellas la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, que ha lanzado en su intervención un mensaje similar al de Felipe VI en torno a la necesidad de proteger los valores del continente, que son precisamente "por los que están luchando los ucranianos".

Asimismo, han intervenido en la sesión el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el presidente del GYLF, Jacobo Pombo, que han estado acompañados por autoridades como la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, o el presidente del Parlamento regional, Joaquín Gómez. Tras el acto, todos han salido al exterior del Palacio para hacerse una foto de familia con los participantes en el foro, y después el Rey se ha reunido con los jóvenes y con la presidenta del Parlamento Europeo.

Precisamente, el título de la sesión era 'Europa, un futuro de esperanza', y en esa línea el Rey y la presidenta del Parlamento han trasladado su optimismo y han apostado por que los jóvenes líderes de distintos países y diversos perfiles profesionales asuman un papel de mayor protagonismo en un contexto "de tantas dificultades compartidas y retos tan complejos".

"Las nuevas generaciones debéis participar en este tiempo en el que los miedos, las dudas y las incertidumbres amenazan la seguridad, la confianza y las certezas", ha sentenciado Felipe VI, apostando por trabajar desde la "unidad" para abordar los desafíos. "Europa seguirá viva porque vosotros, los jóvenes, la seguiréis renovando, fortaleciendo", ha añadido tras reafirmar su "firme convicción con el proyecto europeo" y asegurar que España seguirá participando en él desde su doble identidad europea e iberoamericana, que hace al país un "actor privilegiado" para llevar la voz del continente al escenario internacional, al igual que procura "traer la voz" de Iberoamérica a la UE.

Así, el Rey, que es Presidente de Honor del GYLF, ha considerado "muy especial" este foro porque cree que del diálogo intergeneracional que promueve "pueden extraerse valiosísimas lecciones y experiencias".

EUROPA "EMERGERÁ CON RESPUESTAS"

Por su parte, la presidenta del Parlamento Europeo ha reconocido que "es difícil hablar de esperanza" a empresas y personas que no llegan a fin de mes, al igual que lo es "cuando los niños son bombardeados en nuestro continente"; pero ha asegurado que "Europa emergerá con respuestas", como hizo ante la pandemia.

"Europa nació de la peor crisis que el mundo ha visto jamás y sé que juntos podremos afrontar el futuro, unidos, decididos y más fuertes que antes", ha sentenciado, reconociendo también que en la actualidad se da la "tormenta perfecta de inflación mundial, escasez de alimentos, aumento del coste de la vida, desempleo y aumento de los precios de la energía y la electricidad".

En este sentido, ha reconocido que los retos "son muy reales", pero confía en que "podemos controlar nuestras facturas sin abandonar nuestros objetivos climáticos". Eso sí, para salir de esta situación también ha señalado que "debemos dejar de dar por sentada a Europa" y "reinventar nuestro proyecto", y para ello Metsola "cuenta con la fe y el entusiasmo de los jóvenes líderes".

Por otro lado, al igual que el Rey, ha insistido en cuidar los valores que son "la base" de Europa, como la libertad, la igualdad, la solidaridad o el pluralismo, que hoy en día se ven "amenazados" debido a la guerra. "La amenaza a la que nos enfrentamos hoy se personifica en el pueblo de Ucrania. Ellos están luchando por los valores en los que creemos. Necesitan que Europa esté a su lado", ha sentenciado.

El presidente de Cantabria, por su parte, ha coincidido también en el GYLF en que "el futuro es de los jóvenes y sobre todo de los jóvenes preparados", teniendo en cuenta que "lo que ha ocurrido en los últimos tres años es terrible" y ha sido "imprevisto", tanto la pandemia como la guerra. En este punto ha ensalzado que la UE "ha sabido estar a la altura de las circunstancias" liberando fondos para que "no estallase una crisis social" derivada de la pandemia.

Tanto él como la alcaldesa de Santander han celebrado que este evento, que nació en 2016, tenga lugar en Santander en una época de "grandes transformaciones", y han llamado a los participantes a "aplicarse e intentar buscar soluciones" a los retos tras la crisis internacional derivada de la pandemia y el estallido de la guerra, unida a asuntos como la digitalización o el cambio climático.

"Por vosotros pasa el porvenir de nuestras ciudades", ha dicho Igual a los participantes, destacando que Santander "es una ciudad de oportunidades" y "abierta a los jóvenes".

Felipe VI, recibido al grito de '¡Viva el Rey!' en Santander
Comentarios