viernes 24/9/21
POLÍTICA

Revilla ve “inviable” una reforma de la Constitución por la incapacidad de llegar al “mínimo consenso”

El presidente regional considera que es urgente acometer los cambios en la Carta Magna, pero se muestra “un poco pesimista” sobre la posibilidad real de lograrlo.

Miguel Ángel Revilla, en una imagen de archivo
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cree que reformar la Constitución es una "urgencia" pero considera que en este momento es "inviable" porque, dada la pluralidad de fuerzas políticas y la "turbulencia" existente, es "casi imposible" llegar al "mínimo consenso" que, a su juicio, se precisa para abordar esta tarea.

Durante la inauguración de un curso sobre la reforma de la Constitución que se celebra esta semana dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, Revilla se ha mostrado "un poco pesimista" acerca de la posibilidad de poder abordar esta tarea en este momento y reunir, para ello, a personas con la suficiente "clarividencia" y visión "de Estado", "no partidista", para acometer la reforma de la Carta Magna.

"Espero que cambien las cosas", ha deseado el presidente cántabro, que cree que la Constitución de 1978 requiere "cambios de cierta envergadura" y ha opinado que la reforma que se plantee debe servir para clarificar en la Carta Magna las competencias de cada Administración, asunto en el que, a su juicio, existe una "absoluta ambigüedad"; para dejar "garantizados" una serie de derechos de los ciudadanos que ningún Gobierno pueda tocar, y también para buscar un "encaje" al problema catalán.

"Espero que cambien las cosas", ha deseado el presidente cántabro, que cree que la Constitución de 1978 requiere "cambios de cierta envergadura"

A pesar de reconocer la importancia de todas estas cuestiones, el presidente ha insistido en que "no es el momento más adecuado" para abordar esta tarea. "Si no somos capaces de hacer un Gobierno pues como para meternos en una reformas que contemplen y blinden competencias, encajen a Cataluña o modifiquen el tema de la selecciones", ha dicho.

"Si no somos capaces de hacer un Gobierno pues como para meternos en una reformas que contemplen y blinden competencias, encajen a Cataluña o modifiquen el tema de la selecciones", ha dicho.

Revilla ha realizado estas declaraciones ante el economista y exdiputado de PCE e IU, Ramón Tamames, director del curso sobre la reforma de la Constitución que se ha inaugurado este lunes, y ante el rector de la UIMP, César Nombela, quienes también han opinado sobre la necesidad o no de abordar esta tarea.

Reforma total

Así, Tamames, uno de los 'padres' de la Carta Magna de 1978, se ha mostrado en contra de una "reforma total" de la misma y, frente a aquellos que consideran que las constituciones tienen fecha de caducidad, se ha mostrado "partidario" de que éstas tengan un carácter "duradero" puesto que lo que recogen es un conjunto de principios, derechos y obligaciones.

El economista sí ha señalado que "ocasionalmente" la Constitución sea reformada y ha recordado que ésta puede ser enmendada. Así, ha aludido a las dos modificaciones llevadas a cabo hasta la fecha: una sobre el ejercicio del derecho de sufragio de los extranjeros en elecciones municipales de países con reciprocidad con España y la llevada a cabo en 2011 para modificar el artículo 135 e introducir el criterio de estabilidad presupuestaria para la actuación de las Administraciones Públicas y la limitación del déficit a los márgenes establecidos por la UE.

Tamames, a pesar de reconocer la posibilidad de reforma de la Constitución, ha advertido de que hay "muchos escépticos" sobre esa posibilidad.

El economista, que fue en su día diputado del Partido Comunista de España y de Izquierda Unida, ha reclamado que, "si es preciso", llevar a cabo una nueva reforma de la Constitución se lleve a cabo con la misma "fuerza y vigor" que hubo en 1977 y 1978.

También ha recordado que asuntos que hoy en día se aducen para reclamar la reforma, como puede ser el derecho a decidir, fueron abordados y rechazados en el proceso de elaboración de la Constitución de 1978.

Nombela, partidario de la reforma

Por su parte, el rector de la UIMP sí se ha mostrado a favor de reformarla. "Solo se reforma lo que vale la pena porque si no habría que cambiarlo del todo y nuestra Constitución vale la pena que se plantee la reforma que la haga necesaria para darle continuidad a lo mejor que tiene el país ", ha dicho Nombela.

El rector de la UIMP considera que la reforma de la Constitución debe servir para "asentar" la "unidad de España".

Comentarios