viernes 22/10/21
MENSAJE NAVIDEÑO

Revilla reclama que el Estado "cumpla de una vez" con sus compromisos con Cantabria

El presidente regional ha asegurado que el 2016 va a ser "año de cambios", en el que se va a impulsar un nuevo modelo económico "más justo y eficiente".

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante su discurso de Navidad
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante su discurso de Navidad

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no ha querido olvidar durante el periodo de vacaciones que se toma la actividad política en Navidad las demandas de la región al Estado. Así, durante su discurso navideño como jefe del Ejecutivo regional ha vuelto a incidir en lo que, a su juicio, es un "abandono secular" del Gobierno de España que "tan injustamente" ha sufrido Cantabria.

"No podemos consentir que se perpetúe el vacío de inversiones al que nos han condenado en los últimos años. No lo merecemos y no vamos a tolerarlo", ha dicho el presidente, además de asegurar que, con el apoyo de los cántabros, "no le va a temblar la voz a la hora de exigir el cumplimiento de los compromisos reiteradamente asumidos, y también omitidos" por el Gobierno central.

En primer lugar, se ha referido al tren de altas prestaciones, cuyos proyectos ya han sido encomendados a la empresa INECO y cuyas obras deben comenzar "no más allá del verano de 2017" para que en 2020 se pueda realizar el trayecto ferroviario entre Santander y Madrid en menos de tres horas.

"No vamos a consentir más aplazamientos ni retrasos, porque sin esta infraestructura Cantabria no podrá competir en igualdad de condiciones con el resto de las comunidades del Norte de España", ha enfatizado.

En segundo lugar, ha reclamado que el Estado "cumpla de una vez" su "obligación y su promesa" de financiar íntegramente las obras de Valdecilla y que apueste por la reindustrialización de Cantabria, fundamentalmente de la comarca del Besaya, donde "la crisis económica y el desempleo se han cebado con especial intensidad".

Aunque ha subrayado que actuará "como siempre" con "lealtad" al Gobierno de España "con independencia de su signo político", Revilla ha insistido en que "no va a aceptar más incumplimientos". "Los cántabros ya hemos esperado demasiado y hemos visto frustradas nuestras expectativas en demasiadas ocasiones", ha aseverado.

Finalmente y además de agradecer la confianza que los ciudadanos han depositado nuevamente en él, ha asegurado que a sus casi 73 años se encuentra "lleno de energía mental e ilusión" para seguir luchando por Cantabria.

Año de cambios

Para Revilla, el próximo año 2016 se presenta como un "año de cambios, con nuevas expectativas y oportunidades" que la comunidad autónoma tiene que aprovechar para avanzar en la recuperación económica y en la construcción de una sociedad "más justa, próspera e igualitaria".

En el tradicional mensaje, el primero que pronuncia tras su retorno a la Presidencia de Cantabria, Revilla ha tenido un recuerdo especial para las personas que peor lo están pasando como consecuencia de la crisis, a quienes ha trasladado especialmente su afecto y su respaldo.

Revilla ha señalado a estas personas en difícil situación como la "primera prioridad" del Gobierno que preside, un Ejecutivo que, según ha asegurado, está, "por encima de todo", "decidido a poner fin a la escalada de pobreza y exclusión social" que, a su juicio, se ha padecido en los últimos tiempos y "aliviar las situaciones de emergencia social".

Y, con este fin, el presidente cántabro ha asegurado que el Ejecutivo que preside está desplegando "todos los esfuerzos y todos los recursos posibles" para "revertir los recortes" experimentados, según ha señalado, en la anterior legislatura y para "volver a situar las políticas sociales y los servicios públicos esenciales de educación y sanidad "en el lugar que nunca debieron abandonar".

Revilla ha reiterado también su objetivo de "impulsar un nuevo patrón de desarrollo económico más justo y eficiente" y que contribuya a "superar definitivamente los efectos de la crisis y a crear empleo estable y de calidad".

"No queremos más trabajo precario ni más contratos basura con sueldos de miseria. Aspiramos a consolidar un sistema económico capaz de generar empleo estable y de calidad, con salarios dignos para asegurar el bienestar individual y familiar", ha dicho el presidente con las miras puestas, fundamentalmente, en ofrecer salidas profesionales a los jóvenes para que no se vean obligados a salir de Cantabria por falta de expectativas laborales.

El presidente ha defendido, en su mensaje navideño, que Cantabria tiene "potencial, ideas y capacidad" para orientar el desarrollo económico hacia sectores productivos "más estables y con mayor potencial de crecimiento".

A su juicio, la industria vinculada a las energías renovables y al desarrollo científico y tecnológico, la desestacionalización del turismo y la puesta en valor de las "bellezas infinitas" de la región son "piezas claves" en ese objetivo, junto con el impulso al sector primario y al desarrollo rural.

En este punto, ha expresado su apoyo a los ganaderos cántabros, a quienes se ha comprometido a "no abandonarles" mientras se pagan precios por la leche que, en su opinión, son de "auténtica miseria".

Entre los "potenciales" que el Ejecutivo quiere aprovechar ha citado el Parque Científico y Tecnológico, la Universidad de Cantabria o la Fundación Comillas, insitución por la que ha asegurado qued se "va a volver a apostar". "Creemos que la enseñanza y la difusión de nuestro idioma no es sólo un activo cultural, sino también una herramienta de extraordinaria capacidad económica", ha reivindicado.

Comentarios