jueves 26/5/22

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha deseado que el PP encuentre "un camino" para solucionar el conflicto entre la Dirección nacional y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y no descarta que sea a través de la celebración de un congreso en el que surja como líder "la figura de un gallego", en alusión al presidente de Galicia y barón regional del partido, Alberto Núñez Feijóo.

"Si hay alguien que en estos momentos estará frotándose las manos y estará celebrando lo que está ocurriendo en Madrid es Vox", ha valorado Revilla

"A lo mejor no es aventurado decir que tenga que hacer algún congreso y que emerja alguna otra figura que no sea ni el señor Casado ni la señora Ayuso. Eso no es descartable, y como siempre hay un gallego en nuestras vidas, pues no es de extrañar que aparezca de nuevo", ha opinado en declaraciones a los medios sobre la "guerra" entre la presidenta madrileña y el líder del PP, Pablo Casado, tras detectar "un rumor muy fundado de prácticas ya corruptas" por parte del hermano de la primera.

El presidente cántabro, que ha hecho estas declaraciones en Los Corrales de Buelna, donde ha acudido para inaugurar la nueva biblioteca municipal, ha defendido que Casado "quiere hacer un partido absolutamente limpio" ya que no tiene "nada que ver con esa época en la que se robó tanto", aunque también reconoce que este rumor contra Ayuso "puede haber sido la ocasión para hacer sangre y acabar con una presidenta que a lo mejor opta a liderar el partido".

En todo caso, Revilla cree que este conflicto "no es nada bueno" para el país y tiene claro el partido que sale beneficiado de la situación. "Si hay alguien que en estos momentos estará frotándose las manos y estará celebrando lo que está ocurriendo en Madrid es Vox", que ya estaba subiendo porque nació por la situación de Cataluña aglutinando "un sentimiento muy español" de parte de sus ciudadanos y recientemente ha sumado a "los indignados" por la pandemia, "que son muchos". Además, al no haber gobernado no puede haber cometido "tropelías" y está "limpio" en ese aspecto, ha opinado el jefe del Ejecutivo cántabro.

Pero aunque "a corto plazo desde luego tiene todas las papeletas para seguir subiendo", Revilla sostiene que lo hará "hasta unos niveles que tampoco deben de ser preocupantes de que pueda hacer un partido hegemónico en la derecha". "Yo no me lo creo", ha sentenciado, añadiendo que tiene el "rechazo frontal" de los partidos de centro y derecha en Europa.

A su juicio, al PSOE "tampoco le interesa" la situación actual del PP y descarta que adelante las elecciones porque "no tiene motivos" y "tampoco está garantizado que tuviera mucho éxito". "Estarán esperando a que se acabe la pandemia y que se recupere la economía", ha dicho.

"Los partidos se suelen destruir desde dentro", ha sentenciado

“VOLADURA” DEL PP

Para el presidente de Cantabria, la batalla en el PP es "muy nefasta" para la estabilidad "que tanto falta en España" y "muy mala noticia para la democracia, para la situación en la que estamos", en la que es importante tener partidos y liderazgos "sólidos". Por ello espera que los 'populares' encuentren "una ruta" para superar esta "fractura de difícil solución", y en la que cree que "tendrá que haber un vencedor y un vencido".

Revilla se ha mostrado "sorprendido relativamente, porque todos conocíamos una lucha de poder" y las "incompatibilidades enormes" entre Casado y Ayuso, pero "yo no me podía imaginar la voladura de un partido con la saña, con la escenificación pública de esa ruptura", ha dicho.

"Los partidos se suelen destruir desde dentro", ha sentenciado, reiterando que Casado le ha transmitido alguna ver su intención de rehacer una formación que "ha pasado una etapa de corrupción generalizada" para que sea "absolutamente limpia", "que él no tiene nada que ver con esa etapa en la que se robó tanto y que iba a ser inflexible ante el atisbo de cualquier corrupción que se pudiera detectar".

"Todavía ni sabemos todo lo que se ha robado en este partido, en épocas en las que yo he convivido con muchísimos dirigentes del PP que o están en la cárcel o están a punto de entrar", y está "más que probado" que donde han gobernado "se había institucionalizado una práctica corrupta" por la que "electoralmente tuvieron el castigo de pasar de una mayoría absoluta a tener unos resultados paupérrimos", ha advertido.

Comentarios