lunes 25/10/21
POLÍTICA

Revilla desautoriza a su socio y vota con el PP para salvar proyectos del PGOU de Santander anulado

PP, PRC y Cs unen sus votos para lograr tramitar la modificación legislativa del PP dirigida a dar solución a los municipios con planes generales de ordenación urbana anulados por los tribunales mientras PSOE y Podemos lo califican de “parche” para el problema de la capital.

Pleno del Parlamento de Cantabria
PP, PRC y Cs votan juntos la proposición de ley del PP

El PRC del presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, ha desautorizado a su socio de gobierno, el PSOE de la vicepresidenta autonómica y consejera de Urbanismo, Eva Díaz Tezanos, en el Pleno del Parlamento de Cantabria de este lunes y ha votado junto al PP para salvar los principales proyectos del plan general de ordenación urbana (PGOU) de Santander, anulado por el Tribunal Supremo en noviembre de 2016. Tezanos había anunciado que las “discrepancias” entre PRC y PSOE sobre la solución a la anulación del PGOU de Santander se resolverían “en el Consejo de Gobierno”, donde finalmente se impuso la posición del PSOE, por haberse mostrado “firme” ante las “líneas rojas” que su socio, el PRC, le “quería imponer”, como precisamente los “atajos” a la anulación del PGOU de Santander. Pero Revilla y el PRC han contraatacado este lunes en el Parlamento apoyando la iniciativa del PP contra la decisión de su socio, que ostenta las competencias de Urbanismo en el Gobierno de Cantabria.

Así, el Pleno del Parlamento de Cantabria, con los votos a favor de PP, PRC y Ciudadanos y el rechazo de PSOE y Podemos, ha dado este lunes su visto bueno a la tramitación de la proposición de ley presentada por el PP en la que plantea una modificación de la actual ley autonómica del suelo para dar una solución a Santander y al resto de municipios que han visto anulado su PGOU.

Ciudadanos ha votado a favor porque no quiere ser un “obstáculo”

La proposición de ley del PP busca modificar la actual ley autonómica del suelo para permitir que los ayuntamientos con su PGOU anulado puedan aprobar unas normas urbanísticas de ordenación aplicables transitoriamente en sustitución de las suspendidas. Según el PP, esta modificación legislativa busca habilitar un “continente” que permita que los ayuntamientos con sus PGOU anulados puedan aprobar un “contenido” –en este caso unas normas urbanísticas transitorias– que sirvan para “dar seguridad jurídica” y “salvaguardar” una serie de inversiones públicas y privadas previstas, por ejemplo, en el PGOU de Santander y que son, a su juicio, beneficiosas para la ciudad y que se han visto afectadas con la anulación del planeamiento. El parlamentario del PP José Manuel Igual ha señalado que el Tribunal Supremo anuló el PGOU santanderino por una “insuficiente” evaluación de impacto ambiental del bitrasvase, circunstancias que a su juicio son “ajenas” al Ayuntamiento de Santander. Ciudadanos ha votado a favor de tramitar la proposición de ley del PP porque, según ha señalado su parlamentario Juan Ramón Carrancio, no quiere ser un “obstáculo” a que se habilite una solución que garantice las inversiones previstas para Santander y que quedan afectadas por la anulación del PGOU de la capital cántabra.

El otro grupo que ha dicho sí ha sido precisamente el PRC, uno de los grupos que sustentan al Ejecutivo. Los regionalistas han afirmado que apoyan que se tramite la iniciativa del PP por un “ejercicio de responsabilidad” con los cántabros para evitar los “vacíos jurídicos” y los “problemas” que generan la anulación de los planes generales y la paralización de iniciativas que pueden ser beneficiosas para Santander. A pesar de ello, el PRC ha mostrado algunas dudas sobre si la proposición de ley tendrá un resultado favorable, se ha mostrado dispuesto a colaborar, aunque ha anunciado que presentará enmiendas durante la tramitación parlamentaria.

Al contrario que su socio de gobierno, el PSOE ha votado en contra de la tramitación de esta proposición de ley porque considera que se trata de un “parche” y una “ñapa legislativa” hecha “a la carta” para dar una solución al “problema de Santander” tras ver su PGOU “tumbado” por los tribunales. Además de una iniciativa “ad hoc” para el problema del Ayuntamiento de Santander, la portavoz del PSOE, Silvia Abascal, ha vuelto a insistir en que se trata de una modificación “innecesaria” e “inoportuna” ya que la nueva ley del suelo que, según ha dicho, dará una solución con seguridad jurídica a la anulación del PGOU de Santander llegará al Parlamento a “últimos del mes de junio”, un plazo que han puesto en duda Podemos, PP y Ciudadanos. El PSOE ha insistido en que “no están dispuestos a contribuir en una nueva chapuza legislativa” del PP que, según ha dicho Abascal, no aportan ninguna solución ya que suelen acabar anuladas por el Tribunal Constitucional y, además, cuestan “mucho dinero a las arcas públicas” y generan “sufrimiento” a las familias de Cantabria. Además, Abascal ha advertido que la tramitación de las normas urbanísticas tardará en torno a un año, con lo que, a su juicio, el argumento de la urgencia que emplea por el PP para justificar su iniciativa no se sostiene.

Podemos acusa a PP y PRC de “anteponer” los “intereses” de las “constructoras amigas”

Por su parte, Podemos ha votado también en contra de lo que en su opinión es una iniciativa que a su juicio es un “rescate” al “ilegal” PGOU de Santander y supone “poner parches chapuceros” al planeamiento anulado. Además, ha justificado su voto en contra ante el desconocimiento del contenido de dichas normas urbanísticas transitorias. El parlamentario de Podemos José Ramón Blanco ha rechazado las razones esgrimidas por los promotores de la proposición de ley, a los que ha pedido que “hablen claro” y “digan que hay mucha pasta en juego y compromisos que cumplir” con sus “amiguetes” constructores. Blanco ha acusado al PP de estar “anclado” en la “especulación” y en el “modelo del ladrillo” y ha criticado que el PRC se haya convertido “en su socio en política urbanística”. Así, ha tachado de “lamentable” que el PRC se “alinee con el PP” para tramitar una proposición de ley que “permite poner un parche a la gran chapuza del PGOU”. Blanco ha acusado a PP y PRC de “anteponer” los “intereses” de las “constructoras amigas” que, según ha dicho, “les pagan las campañas electorales”, a los del conjunto de los ciudadanos, unas acusaciones que el PP ha tildado de “demagogia” y el PRC de “bobadas”.

Tras la aprobación de la toma en consideración de la proposición de ley, el texto se remitirá a la comisión parlamentaria correspondiente para iniciar su tramitación.