martes 26/10/21
POLÍTICA

Ramón Ruiz tira de ironía: “Por si acaso esta es mi última rueda de prensa, gracias”

El consejero de Educación ha asegurado que “nadie me ha pedido que me marche” y que “no he recibido ninguna propuesta de mejora”, por lo que considera que “no hay que cambiar equipos”.

“Lo primero que debe hacer alguien es decirme que no me quiere”, ha argumentado en referencia a la reunión de Zuloaga con Revilla para pedir su destitución.

El consejero de Educación, Ramón Ruiz, junto a miembros de su equipo
El consejero de Educación, Ramón Ruiz, junto a miembros de su equipo

La división interna en el PSOE de Cantabria está alcanzando una tensión que parece amenazar la estabilidad no solo del partido dirigido ahora por Pablo Zuloaga, sino la del Gobierno y la relación con el PRC. Según varios medios, el líder socialista habría contactado directamente con el secretario general regionalista y presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, para forzar la salida del consejero de Educación, Ramón Ruiz, nombre que más parece sonar en la quiniela de cambios que prepara el PSOE. Una petición que, por el momento, no parece que vaya a ser escuchada, al menos hasta una conversación entre Ferraz y Revilla. Pero los rumores son cada vez más consistentes, y es por eso que este viernes, durante una rueda de prensa con motivo del comienzo del curso escolar, Ruiz ha recurrido a la ironía para finalizar el encuentro con los medios: “Por si acaso esta es mi última rueda de prensa, gracias a todos por venir”.

El consejero de Educación ha asegurado, a este respecto, que “a mí nadie me ha pedido que me marche”, por lo que, en caso de que realmente la dirección del PSOE quiere sustituirle al frente de Educación, “lo primero que debe hacer alguien es decirme que no me quiere”. Después de dejar claro que “tengo un respeto absoluto a mi secretario general” y coincidir en que “si hay que potenciar algo bienvenida sea la mejora”, ha destacado que “no he recibido ninguna”.

“No me aferro al cargo, pero hay que dar razones de peso”, ha argumentado Ruiz

Asimismo, Ruiz ha reiterado que su salida, de producirse, debería basarse en argumentos sólidos. “No me aferro al cargo, pero hay que dar razones de peso”, ha argumentado, algo que por el momento parece no haber recibido. De hecho, ha destacado que “tenemos un buen equipo”, por lo que “si no hay cambios de políticas creo que no hay que cambiar los equipos”, en clara alusión a un posible cambio de sillas por parte de Zuloaga.

En concreto, y acerca de estos cambios, el consejero ha asegurado que durante la reunión que ha mantenido esta semana con la dirección regional del PSOE “no me han comunicado qué cambios, solo que sí habría cambios”, aunque ha vuelto a reiterar que “el equipo de la Consejería trabaja a destajo, muchas horas, y tengo que defender su trabajo”.

AUMENTO DE PRESIÓN

El aumento progresivo de la presión durante esta semana en la parte socialista del Gobierno de Cantabria se inició el pasado lunes con la sustitución de Silvia Abascal como portavoz del Grupo Parlamentario Socialista. En su lugar el diputado regional más próximo a Zuloaga, Víctor Casal. Su cambio precedió a una serie de reuniones del secretario general del PSOE de Cantabria con los consejeros e, incluso, con el propio Revilla.

Pero la tensión entre ambos sectores es anterior incluso a la celebración de primarias a mediados de julio, aunque se ha acrecentado durante el último mes y medio, con cruces de acusaciones entre ambas facciones del partido (los ‘sanchistas’ liderados por Pablo Zuloaga y los que apoyan a la anterior secretaria general y vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos). Acusaciones que primero se limitaron a la formación de la nueva dirección del PSOE y que ahora se centra en la estabilidad del bipartito.

Y es que los cambios que plantea Pablo Zuloaga, que en principio van a afectar a los departamentos dirigidos por Ramón Ruiz y Eva Díaz Tezanos (con la sustitución de ambos consejeros), se producen en pleno diseño de los presupuestos para el próximo año, en los que el titular de Educación ha asegurado este viernes que “estamos trabajando”.

Comentarios