martes 17/5/22
POLÍTICA

“Rajoy no es hombre de palabra, ni oral ni escrita”

Revilla ha reclamado al jefe del Estado una reunión urgente para exigir una rectificación y que las obras de Valdecilla y la declaración de la comarca del Besaya como Zona de Urgente Reindustrialización sean incluidas en los presupuestos.

El presidente autonómico ha calificado de "inaudito" el incumplimiento de los compromisos que Rajoy hizo tanto en la reunión que tuvieron antes de las elecciones de diciembre de 2015 como en una carta.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 no solo reducen la inversión en Cantabria un 2,6% con respecto al proyecto de ley del año anterior, “nefasto” para el presidente del Gobierno autonómico, Miguel Ángel Revilla, sino que además incluye una “notación específica” que determina textualmente que “desaparecerán los 22 millones de euros para financiar las obras de Valdecilla”. A esto se suma la ausencia de la Comarca del Besaya y Torrelavega como una de las Zonas de Urgente Reindustrialización. Ambas demandas de Revilla fueron prometidas tanto de palabra como por escrito por Mariano Rajoy, y ninguna de ellas se ha cumplido. Es por ello que el presidente cántabro, visiblemente “indignado”, ha exigido en rueda de prensa una reunión urgente con el presidente del Estado para que explique lo que ha calificado como un “maltrato a Cantabria”.

“Rajoy no es hombre de palabra, ni oral ni escrita”, ha criticado Revilla, quien ha reconocido que tras la reunión de noviembre de 2015, previa a las elecciones generales de diciembre, se llevó una “favorable impresión”. En dicha reunión hubo un compromiso verbal de Rajoy para financiar íntegramente las obras del nuevo Hospital Universitario Marqués de Valdecilla e incluir Torrelavega en el programa de reindustrialización, que posteriormente se ratificó en una carta que el presidente autonómico ha mostrado ante los medios de comunicación.

Pero ninguno de estos compromisos se ha cumplido, algo que Revilla ha calificado de “inaudito”. De hecho, y como ha señalado, en los presupuestos de 2016 se incluyó, vía enmienda del PP, una partida para pagar 22 millones de euros de las obras de Valdecilla, pero “no han pagado”. Cantidad que en este 2017 tampoco se incluye, aunque el PP ya ha anunciado que volverá a presentar una enmienda para que figure en el texto final. En este sentido, Revilla se ha preguntado si “¿lo van a pagar?”.

El presidente de Cantabria ha solicitado una reunión vía carta “para solucionar este desaguisado” y preguntar a Rajoy “si tiene algo contra Cantabria"

Por todo ello, el presidente de Cantabria ha solicitado una reunión vía carta “para solucionar este desaguisado” y preguntar a Rajoy “si tiene algo contra Cantabria. Que me diga porqué Valdecilla y Torrelavega no están en los presupuestos. O que me diga que le caigo mal”, ante lo que ha añadido que “eso no pueden pagarlo los ciudadanos”. Aunque se ha mostrado comprensivo con que “Rajoy está pensando en la geopolítica” de España, también ha reclamado que “la geopolítica de Cantabria es Valdecilla y la reindustrialización de Torrelavega”.

“Exijo una rectificación urgente en nombre de Cantabria”, ha enfatizado Revilla, quien ha recordado que “no pedimos el oro y el moro, sino los compromisos” y lo que, según él, el Estado debe a Cantabria. “Son morosos con Cantabria”, ha reiterado el presidente autonómico, que en varias ocasiones ha reiterado estar “totalmente decepcionado” y “cabreado” y ha manifestado que “no me voy a callar”.

Comunidad leal

Durante su intervención, Revilla también ha recordado que Cantabria siempre ha sido una comunidad leal con el Estado. “He recibido llamadas para pedirme que esté en los actos institucionales, y siempre he acudido, pero no merecemos que nos den esta puñalada”, ha criticado el líder regionalista, que ha reconocido que la Comunidad está “totalmente abandonada”.

En este sentido, ha criticado la inversión del ministerio de Fomento en la región, pues si se descuentan las cantidades de obras previas “se queda en más de 70 millones”. “Y todavía viene el ministro De la Serna con el anuncio de que va a pagar el 50% del soterramiento de las vías en Torrelavega, un proyecto que es 100% del Estado”, ha puntualizado.

Revilla ha reconocido que “pienso que me quería contento por las elecciones, y no me parece serio"

Tal y como ha recordado Revilla, su lealtad ha sido incluso durante la anterior legislatura, en la que gobernó el PP y durante la cual firmó un documento conjunto con Ignacio Diego para reclamar la financiación. “No hacemos distinciones ideológicas si es un beneficio para Cantabria”, ha explicado, preguntándose “¿cómo se puede engañar de esta manera?”, pues Rajoy “no cumple ni lo comprometido con Diego”.

Ante estos incumplimientos de las promesas realizadas semanas antes de las elecciones generales, el presidente autonómico ha reconocido que “pienso que me quería contento por las elecciones, y no me parece serio. Soy leal, pero durísimo con los incumplimientos”.

“Valdecilla no solo no está, y se han permitido hacer literatura. No está y no va a estar”, ha asegurado Revilla, quien ha vuelto a insistir en lo austera que es la Comunidad y ha anunciado una “moción inmediata” en el Parlamento de Cantabria de “protesta enérgica”.

Respecto al tren de altas prestaciones, que ha reconocido que “me costó hacer la bajada de pantalones” y renunciar al AVE, ha confiado en que “va a salir, aunque más lento de lo esperado”.

Revilla ha concluido su intervención pidiendo a Rajoy que le de un "motivo para hablar bien de usted", recordando que "voz y eco de momento tengo" y asegurando que, a pesar de todo, "le seguiré llevando la lata de anchoas".

Gran esfuerzo

Esta visión no la comparte el delegado del Gobierno en Cantabria, el 'popular' Samuel Ruiz, ha opinado que los presupuestos para 2017 muestran un "gran esfuerzo" por parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP) y su "compromiso con el desarrollo y el crecimiento de Cantabria", manteniendo el "ritmo inversor".

Cuestionado por el descenso del 2,6%, Ruiz ha insistido en que lo consignado en el proyecto de ley de PGE de 2017 supone un mantenimiento de las inversiones "aún" cuando se han finalizado las "grandes obras", como los tramos de la A-8 entre Solares y Torrelavega.

"Cuando en una comunidad autónoma estás haciendo una gran obra y se finaliza es evidente que la inversión puede llegar a bajar. Está pasando en otras comunidades autónomas pero en el caso de Cantabria eso no pasa", ha subrayado.

Tras detallar muchas de las actuaciones consignadas en el proyecto de PGE para Cantabria, y respecto a las críticas vertidas por Revilla, Ruiz se ha limitado a señalar que "no tiene ningún conocimiento" sobre lo relativo al compromiso al que alude Revilla sobre el Besaya. "Yo las reuniones entre dos personas... evidentemente yo no estaba en esa reunión y no le puedo decir a lo que Rajoy se comprometió con Revilla", ha dicho el delegado del Gobierno, quien ha añadido que "Revilla habla muchas cosas y algunas me parecen justas y necesarias y otras no tiene un sustento real", ha dicho.

Penalizado a Cantabria

Por su parte, el diputado socialista Ricardo Cortés ha afirmado que Cantabria ha sido "penalizada" en los Presupuestos Generales del Estado de 2017 pese a tener de ministro al exalcalde de Santander, y ha valorado los PGE como "un verdadero insulto para Cantabria y una tomadura de pelo".

Para el PSOE, estas cifras reflejan que el PP "perjudica un año más a Cantabria", que el Gobierno "ha abandonado" en estos presupuestos a los cántabros, y que Rajoy "nos ha engañado y ha incumplido sus propios compromisos".

Cortés ha dicho que la eliminación de los 22 millones para Valdecilla y la no inclusión de la comarca del Besaya en el programa de reindustrialización reflejan la "falta de compromiso" del Gobierno de Rajoy con la sanidad pública y el desarrollo industrial, "cuestiones básicas" para el desarrollo de la región. "Sólo con estos dos aspectos, este presupuesto se merece una enmienda a la totalidad de todos los cántabros y del PSOE", ha dicho.

Sobre la enmienda anunciada por el PP de Cantabria para incluir de nuevo los 22 millones de Valdecilla en los PGE de 2017, Cortés ha dicho que tanto el ministro Montoro como la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, "carecen de credibilidad" porque el año pasado hicieron lo mismo y Cantabria todavía no ha cobrado los 22 millones de 2016, lo que a su juicio, convierte a las enmiendas del PP "en papel mojado".

Comentarios