sábado. 13.04.2024

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha vuelto a pedir que se actúe "con dureza y ejemplaridad" contra el funcionario del Gobierno regional detenido por supuestas irregularidades en la adjudicación de los contratos de mantenimiento de carreteras, y ha insistido en que no hay más compañeros ni políticos implicados en la causa, por lo que "no pueden pagar todos por el comportamiento de una persona".

Revilla reconoce que "es tremendo" que alguien -en este caso el jefe del Servicio de Carreteras- se haya estado "enriqueciendo a cuenta del erario público", pero ha recalcado que "es un funcionario de los 25.000 que trabajan en el Gobierno de Cantabria, gente que en su inmensa mayoría es ejemplar y que hace un gran trabajo".

"Que haya una persona es grave, pero no puede empañar al resto", como tampoco las tres empresas que parece que están implicadas "pueden implicar a todos los empresarios", ha defendido, incidiendo en que "se depuren todas las responsabilidades y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley, porque empañan a un conjunto de personas que son honradas".

Especialmente ha tenido buenas palabras para los empleados del departamento de carreteras, que desde que Revilla era consejero de Obras Públicas en el año 1995 "han sido capaces de construir 2.400 kilómetros de carreteras y gracias a ello "tenemos la mejor red autonómica" de España.

También ha puesto "la mano en el fuego" por el actual consejero del área, José Luis Gochicoa, "un hombre honesto, trabajador" y que es quien se ha llevado "el mayor disgusto" cuando el miércoles aparecieron en dependencias de la Consejería agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) y de la Agencia Tributaria para hacer registros.

Revilla ha acudido este viernes con Gochicoa a Orejo para inaugurar las obras de la CA-420 entre esta localidad y Rubayo, y tanto durante el acto celebrado como posteriormente en declaraciones a los medios se ha referido a la operación policial destapada esta semana y que tiene a los miembros del Ejecutivo "abrumados y dolidos".

"Estamos deseando que salga todo a relucir", ha dicho, recordando que aún no se ha levantado el secreto de sumario, lo que podría ocurrir en las próximas horas. "Cuando sepamos todo, miraremos a ver si hay alguna persona más, que no lo creo", ha añadido el presidente, avanzando también que el Gobierno, "como afectado" y "ante la gravedad de los hechos", se personará como acusación en la causa.

Lo hará si una vez que se levante el secreto de sumario se confirma toda la información que se conoce hasta la fecha de manera no oficial, como parece que ocurrirá porque "cuando un juez toma medidas tan duras contra alguien se supone que los indicios tienen una consistencia muy fuerte". "La pinta no es nada buena", ha reconocido el jefe del Ejecutivo.

VIDA "OSTENTOSA"

En este sentido, Revilla ha dicho que "se comenta" que ha sido la "vida ostentosa" del funcionario lo que ha llamado la atención de la Inspección Fiscal, pues en el Gobierno no habrían tenido sospecha de estas irregularidades. "Jamás me ha llegado ningún tipo de comentario", ha asegurado.

Al hilo, ha señalado que "es muy duro saber que hay gente a la que la ambición les leva a cometer tropelías", a "quemar toda una trayectoria" y a "dañar la imagen" de la familia. "La gente tendría que pensar que estamos aquí cuatro días y que la acumulación de riquezas, y sobre todo la acumulación de riquezas de forma ilegal, es algo terrible", ha lamentado.

Para Revilla, "aquel que roba en lo privado es un delincuente", pero "el que roba en lo público es más que un delincuente, está robando a todos". Por ello, ha vuelto a reclamar que se actúe "con diligencia y que se aplique con la mayor dureza la ley a quienes nos han defraudado", pues hay "un colectivo de compañeros que pueden quedar machados porque la gente opine que puede haber una trama. No, hay un individuo que ha estado presuntamente delinquiendo", ha sentenciado.

"El que roba en lo público es más delincuente que en lo privado, nos está robando a todos"
Comentarios