sábado. 13.08.2022

El Senado aprobó este martes en un pleno extraordinario de forma definitiva la Ley orgánica de garantía integral de la libertad sexual, conocida como Ley de Sólo Sí es Sí.  Esta nueva Ley cambiará la forma en que se juzgan los delitos sexuales, regula el consentimiento expreso, acaba con la distinción entre abuso y violación y fija otro objetivo, la industria proxeneta.

Tras su aprobación la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha subrayado en el Consejo de Ministros, que esta ley supone "un avance decidido en la protección integral de las mujeres y los niños" y que "sitúa a la víctima en el centro de la acción pública". Pero no todos los presentes en el Senado opinaban sobre el avance social con esta nueva Ley. 

Un total de 259 votos emitidos recaían sobre la decisión de implantar esta nueva Ley, donde hubo 151 votos a favor, 106 en contra y 2 abstenciones donde destaca la del Partido Regionalista de Cantabria. No es la primera vez que los regionalistas no marcan su postura en esta Ley de libertad sexual ya que en mayo de este mismo año se abstuvieron en e Congreso.  

De esta manera el PRC se pone de perfil en la nueva Ley, finalmente aprobada, que tiene como objetivo ampliar conceptos la violencia que recae sobre la mujer más allá del ámbito de la pareja y la expareja y que ha sido ampliamente demandada por el movimiento feminista, entre otras muchas cosas.

Al respecto de las medidas la titular de Igualdad ha añadido que esta ley libera a las mujeres de tener que demostrar que se resistieron, que hubo violencia o que se sintieron intimidadas. "Toda relación sexual sin consentimiento es una agresión", ha subrayado.

El Ejecutivo prevé que el texto legal comience su tramitación parlamentaria en septiembre.

Comentarios