viernes. 23.02.2024

El consejero de Economía de Cantabria, Luis Ángel Agüeros, ha reiterado que la reforma fiscal presentada por el PP "va a permitir comprobar cómo el nivel de recaudación va a ser superior" cuando termine esta legislatura, si bien el Gobierno también va a abordar un plan para reducir el gasto de la Administración o hacer que éste sea "razonable".

Agüeros se ha pronunciado así durante la comparecencia que ha ofrecido este lunes en el Pleno del Parlamento para detallar la reforma fiscal a petición del PSOE, cuyos diputados han abandonado el Hemiciclo al ver que quien respondía a su solicitud era el consejero y no la presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga. Los 'populares' han argumentado que la intervención por parte del titular de Economía "cumple estrictamente" con el reglamento de la Cámara, ya que la oposición interpela al Gobierno, y es éste quien decide qué miembro responde.

"Hay que decidir si gobernamos para el 96,5% de los cántabros o para el 3,5%", ha trasladado el regionalista al PP

Desde que el PP presentó su reforma, que rebaja todos los tributos en los que la comunidad tiene competencias y pretende ahorrar a los cántabros 370 millones de euros en impuestos en esta legislatura, los partidos de la oposición han venido diciendo que no es posible experimentar esa reducción de ingresos en las arcas autonómicas, no contener el gasto y seguir invirtiendo en proyectos y manteniendo la calidad de los servicios públicos o no incrementar la deuda.

Frente a ello, el consejero ha asegurado que su propuesta "no pone en riesgo" la estabilidad de Cantabria, "no reducirá los ingresos", aumentará la renta disponible de los hogares y "supondrá a la larga un aumento del PIB" porque activará la economía. Y ha explicado que los futuros Presupuestos Generales para Cantabria (PGC) se están calculando con deuda cero y optando por la "prudencia" en torno a las futuras reglas fiscales que se impongan a las comunidades autónomas.

Además, ha dicho que, aunque lo hará "con el tiempo", el Gobierno (PP) abordará un plan de redimensionamiento del gasto de la Administración, ya que una de las causas de su incremento es, en su opinión, el aumento de gasto en personal "por la forma torticera" en la que se han gestionado algunas sociedades durante los gobiernos anteriores. También ha aclarado que los efectos de la reforma se empezarían a notar en 2026, aunque sus medidas entrarían en vigor el 1 de noviembre de 2024 si se llega a aprobar, para lo que el PP necesita apoyo de otro partido porque gobierna en minoría.

A TODOS SIN EXCEPCIÓN

Agüeros también ha rechazado las críticas de PRC y PSOE que acusan al PP de beneficiar únicamente a las rentas más altas con esta reforma fiscal, ya que asegura que repercutirá "a todos los cántabros sin excepción". Y es que la reforma elimina el tope de renta para quienes se pueden beneficiar de algunas deducciones, pero el consejero ha argumentado que hay personas con poder adquisitivo que tributan en otras comunidades y que "vendrían" a Cantabria si tuvieran mayores beneficios fiscales.

En este sentido, ha defendido que cualquiera, independientemente de su renta, pueda beneficiarse de deducciones como la creada por nacimiento o adopción -de 1.400 euros para los tres primeros años-, porque entiende que beneficiaría la natalidad ahora que está en niveles "preocupantes". En definitiva, Agüeros ha reiterado que viene a "cambiar un modelo que a día de hoy no está funcionando", pues Cantabria está "a la cabeza" de las comunidades en presión fiscal y "a la cola" en competitividad.

Frente a ello, su modelo la convertirá "en una de las comunidades autónomas con la fiscalidad más reducida y competitiva", ya que, según ha defendido, los beneficios fiscales atraerán la inversión de empresas y eso redundará en más empleo, más cotizantes, reactivación económica y con todo ello más recaudación.

RENTAS MÁS ALTAS

Sin embargo, PRC y PSOE han opinado que las rebajas fiscales propuestas solo benefician a las rentas más altas, y Vox, que está a favor de bajar los impuestos, ha señalado que "no salen las cuentas" si no se reduce el gasto por otro lado. En declaraciones a los medios tras abandonar el Hemiciclo, el secretario general del PSC-PSOE y portavoz parlamentario, Pablo Zuloaga, ha denunciado que "Buruaga se oculta y no quiere contar a los cántabros las intenciones reales de una reforma fiscal que beneficia solo al 1% de la población de Cantabria".

El socialista ha avanzado que su grupo realizará "todas las reclamaciones que sean necesarias" porque entiende que se ha vulnerado el reglamento. De hecho, este mismo lunes han registrado ya una queja formal. "No hay precedentes de que la presidenta del Gobierno de Cantabria no comparezca tal y como indica el orden del día, lo que es una falta muy grave ante el Parlamento de Cantabria", ha criticado.

Por otro lado, tanto Zuloaga como el portavoz del PRC, Pedro Hernando, han subrayado que la reforma fiscal no beneficia al 38% de los cántabros, que son los que ganan menos de 13.000 euros al año, porque no tributan. Y al 21%, quienes ganan en torno a 1.500 euros al mes, les beneficia "en 15 euros mensuales". Mientras, a los que tienen ingresos superiores a los 90.000 años "les supone más de 120 euros mensuales".

"Hay que decidir si gobernamos para el 96,5% de los cántabros o para el 3,5%", ha trasladado el regionalista al PP, lamentando que a quienes menos tienen "les bajan poco", pero "empiezan a tener temores" porque los servicios públicos empiecen a ser "business" -refiriéndose a la polémica en torno al copago cuando el consejero de Salud, el popular César Pascual, comparó las listas de espera y el copago con viajar en turista o en business-.

"A ellos les van a dar clase turista en la parte de atrás", ha lamentado Hernando, que ha pedido centrar la reforma fiscal en las clases medias, recortando menos a quienes ganan más de 60.000 euros para que la reducción sea mayor para las rentas intermedias. También ha propuesto no suprimir el Impuesto sobre el Patrimonio mientras exista el tributo que grava a las grandes fortunas a nivel nacional, porque seguirán teniendo que pagar ese dinero pero a las arcas del Estado y no de la comunidad

Además, ha sugerido dejar fuera de las deducciones "a los que realmente no las necesitan" y crear un bono de 5.000 euros para quienes cuidan a personas dependientes en sus domicilios.

Finalmente, desde Vox, Leticia Díaz ha apoyado rebajar los impuestos pero "con sentido", ya que cree que debe ir acompañado de un plan que marque de dónde se van a reducir los gastos. "Si no, ni con varita mágica van a ser capaces de pagar todo lo que dicen que van a pagar y reducir todo lo que dicen que van a reducir", ha remarcado. Además, ha advertido que "ahora se está ingresando muchísimo más" por la inflación, pero "si se pagan gastos estructurales con ingresos coyunturales, nos va a faltar el dinero".

Frente a las críticas, el diputado del PP Juan José Alonso ha insistido en que es una reforma "histórica" tanto por el importe como porque se bajan todos los impuestos. Y dado que PRC y PSOE apuntan que ésta "solo beneficia a los ricos" y al mismo tiempo Vox la califica de "tibia y poco ambiciosa", el 'popular ha opinado que "algo estaremos haciendo bien cuando nos acusan de una cosa y de la contraria".

El PP mantiene que su rebaja fiscal aumentará la recaudación, pero ya estudia una...
Comentarios