martes. 05.03.2024

El diputado del Partido Popular de Cantabria y senador autonómico, Íñigo Fernández, ha criticado los "tics de desprecio" hacia Cantabria por parte del Gobierno de Pedro Sánchez con una "serie de episodios" que, a su juicio, vienen a mostrar que para él "Cantabria no significa nada" y "no merece ningún respeto".

Frente a ello, ha asegurado que, "a cada maltrato, a cada ofensa, a cada agresión, a cada desprecio", desde el PP están "decididos" a defender la condición de los cántabros "como ciudadanos de primera" desde "todas las instancias", tanto en el Gobierno y el Parlamento de Cantabria, como en el Senado y el Congreso.

Y es que, según Fernández, en Cantabria "vamos de desprecio en desprecio" sin que exista "ninguna comunicación oficial al Gobierno, ninguna conversación, o muy pocas", mientras que "los anuncios de las cosas que pueden suceder aquí y en el futuro" son "siempre" a través del periódico, de anuncios o incluso de actos internos del PSOE.

"Esta región merece más respeto" y "no merece esas humillaciones", ha continuado el diputado del PP, que ha puesto ejemplos como el anuncio de la condonación de la deuda, el traspaso de las cercanías ferroviarias o el estudio sobre la situación del lobo. En el primer caso, ha señalado que tras anunciarse la condonación de la deuda a Cataluña, dentro de los acuerdos suscritos por Sánchez "para comprar los votos de los partidos independentistas", unos días después se anuncia que también habrá condonaciones de deuda para otras comunidades autónomas, pero "nadie sabe para quién", ni la cuantía.

"Nadie se ha dirigido todavía a la Consejería de Hacienda del Gobierno de Cantabria" y "solo sabemos que unos días después", el secretario general del PSC-PSOE, Pablo Zuloaga, "dice que a lo mejor a Cantabria también se le quitan 500 millones". "¿Quién es Zuloaga para decir lo que se le quita o se le deja de quitar a Cantabria?", se ha preguntado Fernández, para quien "aplicando el criterio que se ha utilizado para comprar los votos de Esquerra Republicana en Cataluña", a Cantabria no le correspondería una quita de 500 millones, sino de 1.200. Pero la cuestión "no es si son 500, 1.200 o cero", sino que este asunto se tendrá que tratar entre responsables del Ministerio de Hacienda y de la Consejería de Hacienda de Cantabria, ha apostillado.

Lo mismo ha ocurrido, según ha dicho, en el caso de la transferencia de las cercanías ferroviarias, que tras acordarse con Cataluña, el ministro Óscar Puente "dice en el periódico" que "se abre" a ceder la gestión a todas las comunidades autónomas, sin "haberse puesto en contacto" con estas.

En cuanto al lobo, se ha referido al anuncio realizado en Torrelavega por el secretario de Estado para Medio Ambiente, Hugo Morán, en un acto del PSOE, de que el Ministerio elaborará un nuevo censo para determinar el estado de la especie y la posibilidad de flexibilizar su protección. Es decir, el alto cargo del Ministerio de Transición Ecológica, el que "peor ha tratado a Cantabria en estos años, se presenta en la región, no se reúne con ningún representante del Gobierno de Cantabria" y en un acto interno del PSOE "dice que a lo mejor en 2025 se revisa la posición del lobo", ha criticado Fernández, para quien "no cabe mayor desprecio" a la región. A su juicio, "casi era mejor que no vinieran, porque cada vez que vienen lo hacen para humillarnos. Y lo mismo, ha dicho, en el caso de los afectados por la Ley de Costas, sobre cuya situación ha hecho valoraciones en "una entrevista en el periódico".

Y ello a pesar de que "llevamos años intentando que el Gobierno de España haga públicos los datos sobre la prórroga de concesiones administrativas en dominio público marítimo-terrestre en Cantabria", con "cientos de afectados" que son titulares de dichas concesiones y a quienes "se les niega la prórroga" y "se les aboca acudir a los tribunales de justicia a defender sus derechos", ha criticado.

En suma, según ha dicho, actuaciones que demuestran "el desprecio" con el que los altos cargos del Gobierno de Pedro Sánchez tratan a esta región y que ha calificado de "intolerable e inadmisible". "Cantabria no está pidiendo nada raro, está pidiendo un trato institucional correcto", que "no se le desprecie", ha concluido Fernández, que ha añadido que "los cántabros no estamos pidiendo un verificador" ni "un mediador experto en guerrillas de las selvas de Centroamérica", sino que el Gobierno y sus altos cargos "nos traten con un mínimo de respeto" y, cuando tengan que acordar asuntos que se refieren a Cantabria, "se reúnan al menos" con su Gobierno.

El PP exige al Estado “respeto” para Cantabria
Comentarios