jueves. 13.06.2024

El Partido Popular ha lanzado este miércoles una grave acusación al señalar a través de sus redes sociales que “algún partido político” en Noja “está comprando votos”. Según dicha formación, estos votos se estarían “formalizando por correo”. Y aunque en ningún momento se detalla contra qué partido se dirigen dichas acusaciones, sí recuerda que “esto es un delito que puede traer hasta 3 años de cárcel, tanto para los que compran como para los que venden”.

Lo cierto es que no es la primera vez que Noja está en el foco informativo por este motivo. Hace ocho años, durante la jornada electoral, ya se produjeron acusaciones y actuaciones contra una presunta compra de votos. Coincidencia o no, el PP también estaba involucrado, aunque en aquella ocasión como parte acusada, no como acusación.

El 24 de mayo de 2015 las sospechas de compra de votos tenían como epicentros la Plaza de la Villa y la casa del entonces alcalde de la Villa, Jesús Díaz, del PP. Esto derivó en una concentración frente a la vivienda después de que se detectara que “había gente cambiando sobres” en el centro del municipio, hecho que llegó hasta la Junta Electoral de Santoña y que derivó en la identificación de tres personas presuntamente implicadas por parte de la Policía Local y de la Guardia Civil.

Hay que recordar que en aquellas elecciones Díaz estaba imputado por un presunto delito de prevaricación en la concesión de un negocio de hostelería y varios pagos de obras, y que en aquella lista electoral del PP en 2015 estaba presente la que ahora, en 2023, es cabeza de lista de otra formación política que se presenta a la cita electoral del 28M. Actualmente, Jesús Díaz está condenado a 10 años de inhabilitación por otro delito continuado de prevaricación.

DENUNCIA DE 2015

Fue el Grupo Municipal Regionalista el que denunció hace ocho años la “presunta compra de votos” por parte de Jesús Díaz en su propio domicilio. Tal y como detalló el entonces candidato y ahora alcalde, Miguel Ángel Ruiz Lavín, “detectamos que había gente cambiando sobres en la Plaza de la Villa”.

Las sospechas de que se estaban “produciendo movimientos extraños y sospechosos” fueron a más a lo largo de toda la jornada electoral. Lo que comenzó en la Plaza de la Villa se trasladó a la vivienda del exregidor del PP, desde la que “salía gente y los traían a votar en coches hasta la puerta de los colegios, se bajaban y metían la papeleta”, señaló en 2015 Ruiz Lavín. “En el transcurso de la mañana la plaza ha sido un clamor. Ha sido escandalosa la presunta compra de votos”, declaró el actual alcalde a los medios.

Ya en aquel año Ruiz Lavín señaló que las sospechas de compra de votos que presuntamente realizó el PP era algo de lo que se hablaba “desde hace mucho tiempo", pero "como lo que ha pasado este año no he visto, tan escandaloso y descarado”. Eso derivó en una concentración frente a la casa de Díaz de unas 40 personas con una decena de vehículos.

RUPTURA INTERNA DEL PP

Desde entonces, el PP ha vivido acontecimientos que han provocado una fuerte división interna. En el caso de Noja, algunos de los que fueron candidatos en 2015 en la lista que encabezó Jesús Díaz son ahora cabeza de lista de otras formaciones políticas, como es el caso de Aurora Santín, que hace unas semanas, en el mes de abril, anunciaba su marcha del PP para encabezar la lista de Ola Cantabria.

El propio Díaz, a pesar de los juicios por prevaricación, siguió al frente del PP de Noja como presidente de la formación durante seis años más, hasta 2021, fecha en la que fue condenado por ese mismo delito.

El Partido Popular denuncia la compra de votos por parte de otra formación política
Comentarios