viernes. 23.02.2024

El grupo popular y Vox han pactado y sacado adelante este lunes en el Parlamento de Cantabria una iniciativa para instar al Gobierno de Cantabria (PP) a articular, de cara a los próximos cursos, becas y ayudas públicas para que alumnos de la escuela concertada no tengan que irse a la pública para cursar Bachillerato solo por "no contar con recursos económicos suficientes" para pagárselo en el mismo centro.

PP y Vox han explicado que el objetivo es evitar que haya familias en Cantabria que no puedan garantizar la continuidad de sus hijos en el mismo centro concertado en que han cursado la educación obligatoria por no contar con los recursos suficientes y tengan que irse a un centro público para hacer Bachillerato.

La iniciativa, que ha partido originalmente de Vox pero que se ha visto modificada sustancialmente a través de una enmienda del PP, pide, en un primer punto al Gobierno efectuar un "exhaustivo estudio" sobre los datos de matriculación en los centros privados de Cantabria sostenidos con fondos públicos que ya cuentan con concierto en las etapas de Primaria y Secundaria así como del perfil del alumnado "a fin de ofrecer en próximos cursos facilidades en la matriculación en el Bachillerato a estudiantes pertenecientes a familias que, al no contar con recursos económicos suficientes, podrían verse privados de continuar su formación en el mismo centro".

Y es en el segundo punto donde se pide al Gobierno "articular, dentro del sistema regional de becas de estudio y atendiendo a criterios de renta per cápita familiar, ayudas a familias de la región cuyos hijos deseen cursar Bachillerato en el centro privado en el que han estado matriculados en etapas de educación obligatoria" con cierto con la Consejería de Educación.

La enmienda original, la planteada por Vox, iba más allá y en ella lo que se pedía era articular la posibilidad de ampliar los conciertos con los centros privados que imparten educación postobligatoria que lo soliciten y poner en marcha un cheque escolar que permita que las familias puedan elegir libremente el centro escolar al que acuden "sin que su situación social o económica sea un impedimento para ello", incluyendo la etapa posobligatoria (Bachillertato o FP superior).

La proposición no de ley ha contado con el rechazo del PSOE y del PRC, que la han criticado duramente. Por un lado, los socialistas consideran que esta iniciativa en la que PP y Vox "van de la mano", "no solo pone en cuestión" el actual sistema educativo de Cantabria, sino que "socava uno de sus principios básicos", como es la "igualdad de oportunidades".

"Hemos hablado hasta ahora de la sanidad business y ahora nos toca hablar de la educación para el business", ha señalado el diputado del PSOE Jorge Gutiérrez aludiendo así a la polémica generada estos últimos días por las palabras del consejero de Salud, César Pascual, en las que comparaba las listas de espera y los viajes de avión afirmando que los pasajeros que van en business no esperan colas y los de billete turístico sí tienen que hacerlo.

El socialista considera que esta iniciativa busca incrementar las cuentas de resultados de los centros privados, ofreciéndoles recursos de la educación pública y ha opinado que con ella el PP deja que Vox "tome las riendas de la educación en Cantabria". En este sentido, ha asegurado que los socialistas van a ser un "muro de contención" contra los "ataques a la educación pública" y a los intentos de "privatización".

Por su parte, el PRC considera que la propuesta "rompe el equilibrio" entre la escuela pública y concertada en el que se basa el sistema educativo de Cantabria sin que, a su juicio, exista una razón de peso para ello más allá que permitir que alumnos de la concertada no tengan que cambiar de centro, un "capricho" que, según la regionalista Teresa Noceda, costaría casi 3,2 millones a las arcas públicas. Noceda ha mostrado su "gran decepción" con el PP por esta iniciativa y ha opinado que el sistema de becas que plantea supondría que "los pobres tengan que pagar el Bachillerato a los ricos".

PP Y VOX DISCREPAN SOBRE LA REESTRUCTURACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO

Sin embargo, en el Pleno de hoy no todo ha sido acuerdo entre PP y Vox, que han iniciado la sesión plenaria enfrentándose por la reestructuración del sector público empresarial y fundacional de la comunidad.

Y es que el PP ha votado, al igual que el PSOE y PRC, en contra de una iniciativa de Vox para urgir al Gobierno a presentar en el Parlamento "a la mayor brevedad posible" el plan para de reestructuración del sector público empresarial e institucional.

Vox, que se ha quedado solo en la iniciativa, pedía que se detalle "la supresión o fusión de entidades Públicas, la reducción del gasto corriente y los ajustes de personal, que permitan reducir al máximo el déficit que se genera, en cada ejercicio, en las empresas y entidades públicas de Cantabria".

El PP, aunque ha reafirmado su compromiso de llegar a cabo esta reestructuración del sector público, tal y como ya hizo en el Pleno anterior el consejero, Luis Ángel Agüeros, ha votado en contra al considerar que en la iniciativa se aprecia un "trasfondo negativo" de Vox en un sector público que es "necesario" y "fundamental para llegar donde el Gobierno no llega" y el cual debe estar dotado del personal adecuado para cumplir sus funciones. Además, ha pedido "dar tiempo" al Gobierno para "obtener datos, analizarlos y tomar decisiones" de manera "razonada", "justa" y "medida".

También su diputado Miguel Ángel Vargas ha aclarado que el Gobierno del PP, aunque tiene el "compromiso" de llevar a cabo esta restructuración, ello no significa que vaya a "reducir por reducir" el personal que trabaja en las empresas y fundaciones del sector público. En este sentido, Vox ha recriminado al PP su "timidez", ahora que está en el Gobierno, a la hora de hablar de la reestructuración del sector público cuando -le ha recordado- es algo que llevaba en su programa electoral.

También ha censurado que ahora hable de medidas "no traumáticas" en cuanto a las plantilla de dicho sector público, cuando ha reconocido que el incremento del gasto en ellas ha crecido "de manera incontrolada". "Si no van a hacer nada traumático, nos tememos lo peor", ha dicho la portavoz del grupo Vox, Leticia Díaz, quien ha ironizado con el hecho de que el PP se comprometiera a redimensionar el sector público y ahora el consejero diga que es "razonable", pero "recondudible y reducible" y que hay "cierto margen". A Vox le hubiera gustado más precisión del consejero sobre ese margen y sobre lo que indica el informe preliminar sobre la situación actual del sector público que, según anunció el pasado lunes Agüeros, ha realizado el ICAF.

Por su parte, el PSOE también ha votado en contra de la propuesta de Vox al considerar que no se puede partir de un plan "preconcebido" de supresión de entidades, sino que primero hay que conocer el informe preliminar del ICAF y analizar la situación.

Los regionalistas también han dicho 'no' a la propuesta de Vox y han acusado de "incoherencia" al PP por, según han señalado, haber denunciado cuando estaba en la oposición el elevado número de altos cargos del Gobierno PRC-PSOE y ahora mantener "el mismo" número cuando han llegado al Ejecutivo. El PRC ha asegurado que no va a pedir que se eliminen cargos "si son necesarios" pero lo que sí van a reclamar es que éstos "se ganen el sueldo".

El PP deja que Vox "tome las riendas de la educación" al aprobar becar a alumnos para...
Comentarios