lunes. 20.03.2023

Podemos e Izquierda Unida han trasladado su apoyo público a las alegaciones de las plataformas de biogás de Cabezón de la Sal, Arenas de Iguña y Hazas de Cesto, en materia de política energética y ambiental. En un comunicado, ambas formaciones han respaldado las alegaciones de las plataformas de biogás, ya que "no se tiene una política regional que regule la implantación de este tipo de instalaciones industriales en el territorio".

Además, según han indicado, en los proyectos presentados no se recogen el origen de los residuos, que ha de tener un ámbito local, siendo éste un suministro limitado para estas instalaciones debido a la propia reutilización de los purines de las granjas para usos propios. Un hecho que recoge la hoja de ruta planteada por el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) para este tipo de instalaciones.

Una de las condiciones, en cuanto a las medidas preventivas para la instalación de este tipo de plantas, es que deben situarse a suficiente distancia de los núcleos urbanos, evitando la afección de olores y riesgo de explosión. Teniendo en cuenta que se dispone de unas instalaciones centralizadas para el tratamiento de residuos, una de las opciones más viables sería, a su juicio, la instalación de dicha planta en el centro de tratamiento de residuos de Meruelo.

Previamente también se debe desarrollar por la empresa pública MARE la inclusión de este tipo de plantas en el Plan de Residuos de Cantabria de 2017-2023 o en un plan futuro, teniendo en cuenta el aumento del autocompostaje o compostaje doméstico, han sostenido.

Para ambas formaciones, existen "claras carencias de motivación energética" puesto que "se tiende a dejar el gas para las funciones de cogeneración y la sustitución en procesos industriales en medida de lo posible por el hidrógeno verde, también teniendo éste último serias dudas sobre su implantación masiva". Podemos e IU apuntan que, aunque son "correctas" las afirmaciones de que Europa prevé una implantación del biogás de un 40% en 2050 de energía renovable, "la tendencia general es pasar los consumos no industriales de gas a sistemas de bombas de calor, biomasa o solar térmica".

Finalmente, las formaciones han denunciado que "se ignoran las políticas europeas en materia de gestión de residuos, donde se recoge la preparación para reutilización in situ, como la reutilización en abono de los propios campos si hablamos de residuos generados en ganadería o compostaje local, tal como se realiza en municipios, que disponen de su propia planta de compostaje".

Comentarios