sábado. 02.07.2022
POLÍTICA

Podemos carga contra Revilla por “no creer” a los trabajadores de Ecomasa antes que a Salvador Blanco

El presidente autonómico dice que ni ha “pedido ninguna explicación” al consejero delegado de Sodercan ni tiene “por qué pedírsela” y se remite al desmentido que la empresa pública ha hecho de las supuestas amenazas denunciadas por los empleados en la comisión de investigación.

Imagen de archivo de Miguel Ángel Revilla en el Parlamento de Cantabria
Imagen de archivo de Miguel Ángel Revilla en el Parlamento de Cantabria

El parlamentario de Podemos José Ramón Blanco y el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, han protagonizado este lunes en el Pleno del Parlamento un cruce de declaraciones en el que Blanco ha cargado contra Revilla por “no creer” a los trabajadores de Ecomasa antes que al consejero delegado de la empresa pública Sodercan, Salvador Blanco.

El parlamentario de Podemos ha preguntado a Revilla por su valoración de las declaraciones que los miembros del comité de empresa de Ecomasa han hecho, en la comisión de investigación que se desarrolla en el Parlamento sobre este proyecto empresarial, sobre varias conversaciones que mantuvieron con el consejero delegado de Sodercan.

Según declararon en sede parlamentaria los representantes de los trabajadores, el consejero delegado de Sodercan les dijo que "las noches que él no había dormido con GFB, las iban a empezar a no dormir otros" y les “amenazó” con “tirar todos sus currículums a la basura” si seguían con sus actuaciones en el juzgado, echando a la empresa pública “la culpa del cierre de la fábrica” de estufas de Camargo, unas supuestas amenazas que Sodercan ha desmentido.

José Ramón Blanco ha preguntado a Revilla si iba a hacer algo tras esas supuestas amenazas de Salvador Blanco o si por el contrario alguien le había pedido que mirara “para otro lado", y el presidente autonómico ha afirmado que no consentía que el parlamentario de Podemos le preguntara si alguien le había pedido que mirara para otro lado “como si fuera una veleta”. Además, ha asegurado que ni ha “pedido ninguna explicación” a Salvador Blanco ni tiene “por qué” pedírsela, y se ha remitido al desmentido que Sodercan ha hecho de las supuestas amenazas.

Ha sido entonces cuando el parlamentario de Podemos, que ha considerado “un insulto” que Revilla ponga “en duda” las palabras de los trabajadores, ha recordado al presidente autonómico que Salvador Blanco “está bajo su mandato” y ha asegurado que Podemos cree a los trabajadores "antes que a una persona como Salvador Blanco”. “Si es cierto que ésta va a ser su última legislatura, ¿qué Cantabria nos quiere dejar, la de las amenazas a los trabajadores?”, le ha espetado a Revilla, a quien ha recordado que Podemos no lo aupó a la Presidencia autonómica “para que sea el presidente honorífico”, sino para que sea él, y no la vicepresidenta autonómica, Eva Díaz Tezanos,  quien “dirija Cantabria”, a lo que Revilla ha respondido que en Podemos está “la voluntad y la decisión” de retirarle “ese apoyo” que le dieron, aunque esta vez evitó emplear la expresión ‘moción de censura’.

Durante el debate, Revilla ha asegurado también que él no prometió a los trabajadores el mantenimiento de la actividad de Ecomasa, sino "hacer lo posible" para "intentar mantener" esa actividad, y si no se podía, trabajar para ayudarles a su recolocación en otros proyectos empresariales.

Comentarios