lunes 6/12/21
CAMPAñA EN CANTABRIA 20J

Pedro Sánchez visita Cantabria el próximo 1 de junio y mantiene sus compromisos con la región

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno prometió tras las pasadas elecciones abordar temas como el tren de altas prestaciones, la industrialización del Besaya o la financiación de las obras de Valdecilla.

Pedro Sánchez junto a la vicepresidenta del gobierno regional, Eva Díaz Tezanos
Pedro Sánchez junto a la vicepresidenta del gobierno regional, Eva Díaz Tezanos

A falta de un mes para las segundas elecciones generales en un año, el candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez visitará Cantabria el próximo 1 de junio en medio de la campaña electoral de cara al 26 de junio, cuando los españoles volverán a votar para elegir el partido que les gobierne.

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, comenzó la precampaña electoral en Madrid rodeado de más de 1.600 militantes y arropado por los exsecretarios generales del PSOE y sus dirigentes territoriales. Incluso el ausente expresidente Felipe González quiso mostrar su apoyo a Pedro Sánchez a través de un mensaje grabado

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, comenzó la precampaña electoral en Madrid rodeado de más de 1.600 militantes y arropado por los barones del PSOE

Sánchez, que ha comenzado una campaña muy activa, ha garantizado que sale a ganar las próximas elecciones y se ha mostrado convencido de que puede conseguirlo. El líder socialista ha advertido a los españoles de que sólo así podrán cambiar las políticas en España: “El cambio no tiene intermediarios, la garantía de cambio es decir sí al PSOE”. “No quiero que nos voten ni con miedo ni con rencor, quiero que nos voten con ilusión”, ha insistido.

En lo que respecta a sus críticas hacia otros partidos, Sánchez ha asegurado que él va a «jugar limpio» en esta campaña y ha defendido que quiere que se hable de propuestas. «Nosotros no vamos a hablar de banderas, ni de siglas, ni de sillas, vamos a construir soluciones», ha afirmado. Por otro lado, ha acusado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de "equivocarse de adversario" y de bloquear importantes reformas.

Por su parte, ha asegurado que, si gana, derogará la reforma laboral de Rajoy, pero «no porque sea del PP», sino porque no comparte sus objetivos ni sus instrumentos; paralizará la LOMCE y trabajará por un acuerdo que, entre otras cosas, convierta las becas en «un derecho», y luchará contra la desigualdad con una «gran reforma fiscal» para que «quienes nunca fueron austeros empiecen a serlo».

Compromisos de Sánchez con Cantabria

El secretario general del PSOE visitó la región de forma oficial por última vez hace unos meses, cuando tenía en sus manos la posibilidad de formar un gobierno que finalmente no llegó a ser. Sánchez compartió con Revilla y otros altos cargos del Ejecutivo cántabro unas tradicionales anchoas y corroboró los compromisos con Cantabria adquiridos durante la campaña electoral de los comicios del pasado diciembre.

El elevado coste de la construcción de una infraestructura para el debido a la orografía cántabra,  supuso el reemplazo de este proyecto por un tren de altas prestaciones, que debería conectar la comunidad autónoma con la capital de España por ferrocarril en unas tres horas.

Esta fue precisamente una de las principales cuestiones en las que el líder del PSOE  insistió en su última visita a Cantabria, la aprobación del proyecto, su licitación, y el inicio de los trabajos de construcción. Un compromiso que sin duda agradó al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que continúa creyendo en la mejora de la conexión ferroviaria como medida fundamental para mejorar la competitividad de las empresas cántabras.

A los presupuestos de 2016 elaborados por el Gobierno del PP, el PSOE presentó en el Congreso de los diputados 22 enmiendas que reclamaban una inversión total de 100 millones de euros para Cantabria

La financiación de las obras del Hospital Valdecilla ha sido uno de los principales caballos de batalla de los distintos gobiernos autonómicos con el Estado desde que en 1999 una de las fachadas del centro hospitalario se derrumbara acabando con la vida de cuatro personas. Con las obras ya finalizadas, aún faltan 200 millones de euros de abonar por parte del Gobierno central. Durante la precampaña electoral de diciembre, Pedro Sánchez no se comprometió de forma explícita a asumir esta cantidad, pero dadas las continuas quejas del PSOE cántabro al Gobierno de Mariano Rajoy por esta deuda, no se entendería que no lo reclamara.

El impulso de la reindustrialización de la Comarca del Besaya fue de una de las propuestas ‘estrella’ del PSOE en las últimas campañas electorales, tanto a nivel autonómico como nacional, y a la que después se han sumado otras fuerzas políticas como PRC o Podemos. Los socialistas reclaman al Gobierno que declare el Besaya como Zona de Reindustrialización Preferente, lo que implicaría la posibilidad de acceder a inversiones específicas e incentivos especiales para atraer a nuevas empresas y generar empleo en una de las zonas de la región más castigadas por la crisis y el paro.   

A pesar de que todos los partidos políticos de Cantabria hayan expresado de forma unánime su rechazo al uso del fracking, lo cierto es que algunos permisos para la extracción de gas  mediante la fractura hidráulica siguen vigentes. El PSOE deberá prohibir esta técnica en todo el territorio nacional, tal y como recoge su programa electoral. 

A los presupuestos de 2016 elaborados por el Gobierno del PP, el PSOE presentó en el Congreso de los diputados 22 enmiendas que reclamaban una inversión total de 100 millones de euros para Cantabria. Varias de estas iniciativas hacían alusión a la necesidad de realizar obras en algunos tramos de comunicación por carretera. Entre los objetivos socialistas se encuentra la mejora de las autovías A-8 y A-67 y las carreteras nacionales del Desfiladero de la Hermida y Los Tornos. 

Comentarios