martes. 23.04.2024

El Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes una proposición no de ley presentada por el PRC en la que insta al Gobierno regional (PRC-PSOE) a exigir al Ejecutivo central que la entrega de los nuevos trenes de Cercanías no se demore más allá del primer semestre de 2025. Así, se pretende desde la Cámara recortar el plazo fijado desde el Ministerio de Transportes, que señaló que probablemente los trenes no estarían listos antes de 2026, coincidiendo con la reunión de esta tarde en Madrid entre los presidentes de Cantabria y del Principado de Asturias, Miguel Ángel Revilla y Adrián Barbón, y la ministra, Raquel Sánchez.

Gochicoa ha asegurado que el Ejecutivo "no sabía absolutamente nada" de que hubiera algún retraso o problemas más allá de posibles sobrecostes

De hecho, la proposición no de ley (PNL) pedía también ceses "al más alto nivel" por el incumplimiento de los plazos de construcción de los trenes ya que se aprobó en la sesión matinal del Pleno de este lunes, antes de conocerse este mediodía la dimisión del presidente de Renfe, Isaías Táboas, y la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera.

Así, los regionalistas han celebrado que ha sido "la resolución parlamentaria que más rápido se ha cumplido de la historia". "La hemos aprobado a las dos menos cuarto y a las dos estaba asumida la responsabilidad", ha dicho el portavoz del PRC, Pedro Hernando, señalado que a los partidos de la oposición, PP, Ciudadanos (Cs) y Vox, se les ha "desmontado todo", ya que han sostenido que la reunión de hoy con la ministra es un "teatrillo" o una "escenita" tras la que los presidentes y la ministra saldrían a contar una "milonga" de soluciones, plazos acortados o compromisos que, a su juicio, serán más bien "cosméticos".

Los regionalistas pedían inicialmente en su PNL dar de plazo al Gobierno hasta el 31 de diciembre de 2024 para recibir los trenes, pero finalmente se ha fijado la fecha en el primer semestre de 2025 tras incorporar una enmienda de modificación presentada por el PSOE. Así, la iniciativa ha salido adelante con los votos a favor de regionalistas y socialistas, mientras que PP y Cs se han abstenido y Vox y la diputada no adscrita Marta García han votado en contra. No ha corrido la misma suerte otra PNL sobre el mismo asunto presentada por Cs, que se ha debatido en la sesión vespertina del Pleno y que ha caído ante el rechazo de PRC y PSOE, que suman mayoría absoluta. Con ella, el grupo naranja quería que el Parlamento reprobara a la ministra y que se procediera a la construcción inmediata de los trenes.

Y es que el Pleno de hoy ha estado protagonizado en gran parte por el problema de los 31 trenes para Asturias y Cantabria, pues posteriormente el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa (PRC), ha respondido también a una interpelación del PP sobre "qué papel ha jugado el Gobierno regional en este engaño".

Gochicoa ha asegurado que el Ejecutivo "no sabía absolutamente nada" de que hubiera algún retraso o problemas más allá de posibles sobrecostes por el alza de precios en los materiales como viene siendo habitual últimamente, y que el Ministerio había trasladado que los nuevos vehículos llegarían "en plazo". De hecho, el consejero cree que la ministra "ni siquiera lo sabía y se enteró por la prensa".

"Que nos han engañado, es cierto", ha dicho el titular de Obras Públicas, que, no obstante, ha señalado que "lo grave es que en 30 años no haya habido ninguna inversión" en material ferroviario y que, frente a ello, el Gobierno central actual está "cumpliendo todos los compromisos" y tiene presupuestados esta legislatura 1.128 millones de euros para Cantabria, en actuaciones como las duplicaciones de vía o el soterramiento de Torrelavega, además del impulso que está dando a los tramos del AVE.

En la misma línea, durante el debate de las PNL, el regionalista Pedro Hernando ha lamentado que hay "mucha demagogia" por parte de la oposición cuando la realidad es que las Cercanías han estado "faltas de inversiones" por "todos los gobiernos" centrales, y cuando "lo verdaderamente grave" no es si los trenes "son grandes o pequeños", sino que "no se han empezado a construir".

Algo de lo que el PRC se habría enterado hasta 2023 y "no será porque no hemos preguntado", ha dicho su portavoz ante las críticas de PP, Cs y Vox, que responsabilizan en parte de lo ocurrido también al Gobierno de Cantabria por no hacer el correcto "seguimiento" del compromiso, algo que Hernando ha negado, asegurando que Renfe ha "negado información y engañado", asegurando que el contrato avanzaba según lo previsto. "Claro que el Gobierno está detrás de los contratos y de que se avance en la tramitación", pero "no tiene la competencia" para "plantarse en la fábrica" de la empresa adjudicataria, CAF, para comprobar que se estaban construyendo los trenes, ha defendido.

Por su parte, el socialista Javier García-Oliva ha explicado que el retraso radica en que en el contrato se fijaron unas características que no se podían cumplir en base a la normativa, y que la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria ha tardado 16 meses en homologar el método por el que se había optado, el "método comparativo" -tratando de combinar el exterior de un tren antiguo y ponerle el motor y equipamiento de uno moderno-, que estaba recogido en la normativa europea pero no en la española.

"Los plazos son importantes, cuanto antes mejor, pero también la seguridad. El gálibo no es solo si caben o no caben por los túneles, también que si un tren se para en un túnel haya vía de escape", ha puntualizado, incidiendo también que el Ministerio está haciendo una inversión en infraestructura ferroviaria en Cantabria "como no se conocía en la historia".

ESTAFA

Desde la oposición han insistido en que se ha producido "una chapuza histórica" y una "estafa" de la que acusan a ambos gobiernos, central y regional. Además, han denunciado que algunos de los cuatro cargos a los que se ha cesado o han dimitido por este error estaban "a punto de jubilarse" o de cambiar de puesto.

El portavoz 'popular', íñigo Fernández, ha insistido en que "han mentido a la sociedad durante tres años" al decir que los trenes se estaban construyendo y que "mucha responsabilidad de esa mentira recae en quien desde el Gobierno tenía que haber hecho el seguimiento de ese contrato". Además, ha resaltado que se tardó dos años desde que se decidió convocar el concurso para adjudicar la construcción hasta que se firmó el contrato, a los que se suman otros dos "ocultando y escondiendo" que con las medidas recogidas en él "no cabían por los túneles".

En la misma línea, Félix Álvarez, de Cs, ha opinado que el Ejecutivo cántabro "se olvidó" de seguir el asunto y ha cuestionado por qué se ocultó durante dos años el problema, si Renfe y CAF lo sabían desde marzo de 2021. Y al margen de las dimisiones ha señalado que "lo importante es que los trenes lleguen y la deuda histórica del Estado se vaya saldando". "Estamos hartos de que sean oras comunidades las que reciben siempre los parabienes", ha sentenciado.

Desde Vox, Cristóbal Palacio ha dicho que ha "fallado" el Gobierno de España pero también "clamorosamente" el de Cantabria, por lo que cree que si el PRC pide ceses de los responsables, también debería haberlos en su partido. Además, ha opinado que Revilla y Barbón han acudido hoy a Madrid a ver cómo, junto a Raquel Sánchez, "apañan una solución que intente colar". Palacio también ha preguntado a Gochicoa por las gestiones realizadas para formar parte del futuro Corredor Atlántico Ferroviario. "En ello estamos", ha respondido el consejero, señalando que tras tener en obras o en licitación los tramos de AVE hasta Alar del Rey "poco más se puede pedir", además de que la conexión que verdaderamente beneficiaría a Cantabria es el tren Santander-Bilbao.

El Parlamento pide que los nuevos trenes de Cercanías lleguen en 2025
Comentarios