jueves. 23.05.2024

El Parlamento de Cantabria ha aprobado por unanimidad en el Pleno de este lunes una proposición no de ley (PNL) en la que insta al Gobierno regional a garantizar la subida de las tarifas a los profesionales sanitarios que desarrollan actividad quirúrgica o de consultas por las tardes -lo que se conoce como programas de 'peonadas' o programas especiales, cuyo objetivo es reducir las listas de espera-, después de que decidieran dejar de hacerlo desde comienzos del mes de marzo hasta que se actualizara el precio.

La iniciativa, presentada por Ciudadanos (Cs), ha contado con el apoyo de toda la Cámara, si bien los grupos que sustentan al Ejecutivo regional, PRC y PSOE, han aclarado que han votado a favor porque los dos puntos que conforman la PNL son actuaciones en las que "ya está trabajando el Gobierno", y no porque el partido naranja venga con su propuesta a "aportar luz con el candil como si todos estuviéramos ciegos".

En concreto, los puntos que reclama la iniciativa consisten, por un lado, en habilitar una partida extraordinaria para garantizar el pago de los programas de peonadas con el incremento que se pacte con los profesionales sanitarios -que están en negociaciones con la Consejería de Sanidad- en lo que resta del primer semestre de 2023; y por otro, en negociar con los representantes del colectivo las tarifas a aplicar en estos programas durante el segundo semestre.

No ha corrido la misma suerte otra moción, esta del Grupo Popular, que en la misma línea pedía tomar medidas efectivas para mejorar la asistencia sanitaria en Cantabria y reducir las listas de espera y no demorar el proceso de negociación con los agentes sociales para poner fin a la actual parálisis de la actividad extraordinaria.

Esta iniciativa criticaba las "dilaciones y retrasos" que suceden "habitualmente" en el diálogo entre las partes y exigía que "un proceso de negociación real con los agentes sociales y no una mera imposición de condiciones o comunicación de hechos ya consumados", por lo que ha contado con el apoyo de toda la oposición pero ha caído debido al rechazo de PRC y PSOE, que suman mayoría absoluta.

Durante el debate de estas iniciativas en materia sanitaria, los grupos de la oposición (PP, Cs y Vox) han vuelto a poner de relieve que Cantabria tiene las peores listas de espera de su historia y que, a pesar de ello, Sanidad no se reúne desde el 8 de marzo con los profesionales para negociar. Han recordado que 61.000 cántabros están a la espera de consulta en los hospitales, con una demora media de 91 días; 45.000 pendientes de que les citen para una prueba diagnóstica, que son 6.000 más que el año anterior; y 19.200 en lista de espera quirúrgica.

Es por ello que han defendido que la Consejería "se ponga las pilas", negocie y llegue a un acuerdo para que el problema deje de "enquistarse", como ha dicho el 'popular' César Pascual, defensor de la moción. Su objetivo era impulsar que en esta fase final de la legislatura la Consejería "encarrile" la política que está llevando a cabo, aunque ha lamentado que acaba de conocerse el cese del "único que sabía un poco" de este departamento, en alusión a la marcha del director general de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios, Santiago García.

Desde Cs, Félix Álvarez ha acusado a Raúl Pesquera de ser "el peor consejero de Sanidad" que ha tenido Cantabria, con un sistema sanitario que es "un caos" y necesita "un repaso de arriba a abajo" con reformas estructurales. En la misma línea, Armando Blanco, de Vox, ha lamentado que Pesquera haya ofrecido "cero" medidas concretas para corregir la situación y que este departamento haya provocado "cuatro años de descontento absoluto" por parte de los sanitarios por los "constantes incumplimientos de los acuerdos firmados".

En contraposición, las portavoces regionalista y socialista, Ana Obregón y Eva Salmón, respectivamente, han recordado que Sanidad ha ofrecido a los profesionales subidas de un 5,7% de media, llegando hasta el 44% en el caso de determinadas intervenciones, y siendo en las siete más frecuentes de alrededor del 10%. También han repetido, como ya dijo el consejero en el Pleno anterior, que reconocen que los plazos de espera se han alargado, pero que se debe al paro de la actividad generalizada que tuvo lugar durante la pandemia, además de que ya se han aplicado medidas correctoras pero a veces éstas "tardan en dar resultado".

Finalmente, han destacado que la sanidad de Cantabria está "muy bien valorada", ya que un 66,2% de los cántabros la valoran positivamente, frente al 57,1% que lo hacen en el conjunto de España.

"INMINENTE" SOTERRAMIENTO DE TORRELAVEGA

Además de estas dos iniciativas, en la sesión matinal del Pleno de hoy se han debatido otras dos que no han salido adelante, también impulsadas por PP y Cs.

La de los 'populares' pretendía que el Parlamento manifestara su "malestar por el incumplimiento de los compromisos" recogidos en el convenio firmado en abril de 2018 por el Ministerio de Fomento, el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega para el soterramiento de las vías. Ésta ha caído también por el rechazo de PRC y PSOE, que lejos de sentir malestar han mostrado su "alegría" porque la primera fase del proyecto, que consiste en construir una vía auxiliar para desplazar el tráfico de la zona que se va a soterrar, es "inminente" y va salir a licitación "probablemente antes de dos semanas".

El alcalde de Torrelavega y diputado regionalista, Javier López Estrada, ha cuestionado al PP "cómo ha podido" llevar esta PNL al Parlamento cuando en Santander, donde gobiernan los populares, "no han hecho nada en cinco años" por avanzar en su soterramiento. Además, ha defendido que en la capital del Besaya "no ha habido ningún incumplimiento por parte de Adif ni del Ministerio". Asimismo, el socialista Javier García-Oliva ha reconocido que "ha habido un retraso" en las obras, pero "a nadie se le escapa la complejidad técnica del proyecto", que está a punto de ser una realidad con un primer paso que consiste "nada menos que hacer un baipás de todo el tráfico ferroviario para sacarlo de la ciudad".

Frente a esta postura, Íñigo Fernández (PP), que se ha encargado de defender la propuesta, ha lamentado que el soterramiento es "un incumplimiento más del Ministerio con la ciudad de Torrelavega", que ha sido "el terreno más propicio para los engaños", y a pesar de ello el alcalde "está encantado" tras cinco años "sin arrancar" desde que se firmó el convenio.

"¿Cómo no va a estar Torrelavega como está?", si "el alcalde tiene el espíritu que tiene". "Ni una mala palabra, ni una buena obra. Eso es usted", le ha dicho a López Estrada, a quien ha reprochado que opine que "en Santander cinco años son retraso, pero en Torrelavega no".

Finalmente, la otra iniciativa de Cs que tampoco ha salido adelante -solo ha recabado el apoyo de Vox y de la diputada no adscrita Marta García- pedía al Parlamento mostrar su disconformidad con el cálculo del cupo vasco para los próximos cinco años aprobado en el Congreso de los Diputados con el apoyo de PP y PSOE y con la abstención del PRC.

Para el líder naranja, Félix Álvarez, este cupo es un "privilegio" para los vascos y una "discriminación" respecto a otros territorios que reciben menos financiación, a su juicio debido a que los partidos "sucumben al chantaje del PNV" para llegar o mantenerse en el Gobierno. Sin embargo, PRC, PP y PSOE han defendido que el cálculo del cupo se obtiene de una negociación y han apostado por centrarse más en reivindicar una financiación autonómica que dé respuesta a las necesidades de Cantabria, centrándose en el coste de los servicios y no en el número de habitantes.

El Parlamento aprueba la subida de precio de las 'peonadas' a los sanitarios
Comentarios