martes. 23.04.2024

Las ocho oficinas del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) actuarán también como puntos violeta contra la violencia de género, con lo que se amplía la oferta de "espacios seguros a los que pueden acudir las mujeres víctimas de agresiones machistas". Esta iniciativa ha sido presentada este martes, en la oficina del SEPE de la calle Isaac Peral de Santander, por parte de la delegada del Gobierno en Cantabria, Eugenia Gómez de Diego, que ha indicado que con esta medida se busca "dar visibilidad, sensibilizar, y contribuir a que las mujeres sientan que tienen espacios seguros a los que acudir en caso de sufrir una de situación de violencia machista".

Además de la de Isaac Peral, el SEPE tiene otra oficina en la Avenida de los Castros de Santander, y también en la Avenida del Besaya de Torrelavega; la calle Venancio Bosco de Castro Urdiales (edificio La marinera); en la Alameda del Ayuntamiento de Colindres; en la Avenida de Parayas de Maliaño (Camargo); en la calle Marqués de Reinosa, de Reinosa, y en el Paseo de la Barquera de San Vicente de la Barquera.

Según Gómez de Diego, la instalación de estos 'puntos violeta' en las instituciones públicas es "una forma más de señalar que este no es únicamente un problema de la mujer, sino que tiene un origen estructural que requiere de la implicación del conjunto de la sociedad".

"Esta acción se engloba dentro del objetivo de construir una sociedad más justa e igualitaria y responde al firme e inequívoco compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez para erradicar la violencia machista en cualquiera de sus formas", ha reivindicado. Gómez de Diego ha recordado que en la actualidad hay en Cantabria 1.202 mujeres que se encuentran dentro del Sistema de protección y seguimiento contra la violencia de género (VioGén).

De ellas, 767 cuentan con medidas de protección policial establecidas por la Justicia y 291 con el dispositivo del Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género (ATENPRO), que ofrece a las víctimas atención inmediata ante las eventualidades que les puedan sobrevenir las 24 horas del día, los 365 días del año.

La puesta en marcha de los puntos violeta en las oficinas del SEPE se suma a los ya existentes en otras instituciones públicas, por lo que se amplía la oferta de espacios seguros a los que pueden acudir las mujeres víctimas de agresiones machistas. Gómez de Diego ha explicado que estas medidas suponen un "cambio de enfoque" en las políticas públicas de atención a las víctimas y tienen tres objetivos transversales: implicar a toda la sociedad en la lucha contra la violencia machista, acercar los servicios integrales a las víctimas a través de su entorno y facilitar información sobre cómo actuar ante un caso de violencia machista.

Y es que, en virtud de lo acordado en la renovación del Pacto de Estado 2024, la violencia contra la mujer se va a abordar "con una mirada amplia", abriéndose a otro tipo de violencias que son ejercidas sobre las mujeres, tengan o no que ver con su pareja o ex pareja, como es la violencia sexual, la ciberviolencia, la violencia obstétrica u otras.

Previamente a la puesta en marcha de estos nuevos 'puntos violetas', la Unidad de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno ha formado a los empleados y empleadas públicas del SEPE sobre cómo hacer una detección temprana, los recursos existentes a disposición de las mujeres tanto a nivel estatal como autonómico y el protocolo de actuación. En la puesta en marcha y divulgación de este iniciativa, que comprende a todas las oficinas del SEPE en España, la delegada ha estado acompañada por la jefa de la Unidad de Violencia de Género, Diana Morán, y la directora territorial del SEPE, Celia Carro.

Las ocho oficinas del SEPE en Cantabria se convierten en puntos violeta contra la...
Comentarios