lunes 6/12/21
SANIDAD

La licencia de Valdecilla, a la espera de que finalicen las obras

De la Serna acusa al Gobierno de no querer entregar unos documentos necesarios para la licencia que están en manos de la empresa concesionaria “por decisión del PP”.

CCOO denuncia que estamos ante las "primeras consecuencias" del CPP
Valdecilla

La apertura del nuevo Hospital Universitario Marqués de Valdecilla se está convirtiendo en una herramienta política arrojadiza más utilizada que la deuda regional, los recortes o la subida de impuestos. Este martes ha sido el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, el que ha recuperado la polémica en torno al retraso al asegurar que existe “defectos que hay que subsanar” antes de poder entregar la licencia de primera ocupación. Defectos que, ha criticado, requieren de más documentación por parte de los técnicos que el Gobierno regional no ha enviado, algo que “saben pero no lo han querido decir”.

La demanda del alcalde, en realidad, no es algo nuevo. El propio presidente regional, Miguel Ángel Revilla, aseguró el pasado 15 de septiembre que el nuevo Valdecilla no se ha abierto aún porque “las obras no están finalizadas”. Lo que no menciona el máximo responsable del Ayuntamiento santanderino es que dichas obras se mantienen desde el anterior Ejecutivo regional del PP.

“Un hospital hay que abrirle cuando esté acabado; por qué no lo han abierto ellos (PP) antes de las elecciones, porque no estaba acabado, se abrirá cuando digan los técnicos que hay que abrirlo", dijo el jefe del Ejecutivo.

En este sentido, De la Serna ha aprovechado el retraso para lamentar que los técnicos “no pueden terminar” su trabajo, por lo que la licencia de primera ocupación no puede ser entregada. Entre la documentación que afirma no se ha recibido está aquella de carácter topográfico, que “se les ha solicitado pero que todavía no lo han mandado”.

Empresa concesionaria

Lo que el alcalde no menciona en su denuncia, como ha recordado el Servicio Cántabro de Salud (SCS), es que "toda la responsabilidad" de la gestión del nuevo edificio de Valdecilla, incluida la de la licencia de ocupación, corresponde a la empresa concesionaria "por decisión del PP".

Por tanto, y como ha señalado en un comunicado, ni al Gobierno, ni al SCS ni al hospital Valdecilla ha llegado, ni puede llegar, “ninguna petición de información técnica adicional" solicitada por el Ayuntamiento, por lo que ha tildado las declaraciones de De la Serna de “equívocas”.

En este sentido, ha añadido que "así será, no sólo en estos momentos sino durante un plazo de 20 años, precisamente por decisión del Partido Popular al que pertenece el alcalde, quien, para confirmarlo, le bastaría, simplemente, con dirigirse a los técnicos o preguntar a su compañera de partido, María José Sáenz de Buruaga".

Con respecto a la finalización de las obras, el SCS ha recordado que el PP podría haber aligerado la concesión de la licencia por parte del Ayuntamiento “si se hubiese insistido”, algo que la diputada del PP y ex consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, ya ha indicado en algunas de sus declaraciones.

Reiteración de argumentos

El alcalde ‘popular’ ha vuelto a insistir en los argumentos esgrimidos por algunos de sus compañeros de partido durante las últimas semanas. A la “cuestión estrictamente técnica” se suma la “utilización política” que a su juicio realiza el Gobierno con la licencia de Valdecilla.

Asimismo, ha reiterado que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento está dando la "máxima prioridad" a esta licencia y su "compromiso es que la parte política" en este asunto durará "0,0, es decir, en cuanto lleguen los informes de los técnicos, la firma se estampará sobre la marcha, de manera inmediata".

"Nosotros queremos que eso se haga lo antes posible", ha afirmado De la Serna que ha insistido en que, para ello, "sería importante que el Gobierno dejará un poco la confusión". Y es que, ha criticado, que la consejera de Sanidad, María Luisa Real, dice que Valdecilla no se abre por "falta de licencia" pero luego otras voces desde el Ejecutivo dicen que "si es porque hay unas goteras, porque las obras están sin acabar o porque, aunque hubiese licencia, todavía no se ha empezado a equipar".

"Lo que tiene que hacer es dedicarse a lo que se tienen que dedicar, que es a tenerlo en regla y no a utilizar políticamente asuntos que deben concitar la unión de las administraciones y no la crítica de forma unilateral se ha seguido por parte del Gobierno", ha concluido el regidor.

A este respecto, el SCS ha criticado que el alcalde se permita afirmar que es el Gobierno de Cantabria quien debe dejar a un lado "la confusión y la politización". "Quizá debiera preguntarse si no es él quien la ha sembrado en un tema tan sensible para la población cántabra", ha apostillado.

Comentarios