domingo. 16.06.2024

Javier Ceruti se presenta a las elecciones de la Alcaldía de Santander con el objetivo de conseguir implantar un modelo de ciudad, que convierta a la capital “en la ciudad que quieren los vecinos”.

¿Qué balance hace de la legislatura que ahora termina?

Un balance muy positivo, sobre todo ponderando los medios con los que hemos contado y los resultados obtenidos. Solo por haber parado la losa de las estaciones, la lápida que le quieren implantar al barrio de  Castilla-Hermida ya merecería la pena haber estado aquí. Además, por haber convertido La Remonta, a ojos de todos los ciudadanos, en un parque, en lugar de un lugar que llenar de viviendas. Recuerdo que desde el principio de la legislatura estuvimos negociando con el Ministerio e impusimos nosotros como condición de partida que fuera para parque y para dotaciones culturales y deportivas, que no se iba a construir ni una vivienda.

Solo por el modelo de ciudad, que ha sido la plasmación práctica de nuestra manera de ver las cosas en la política, que es primero dando voz a los ciudadanos, en un proceso de participación intensísimo durante un año, del que hemos sacado un libro de conclusiones de 700 páginas, que hemos puesto encima de la mesa para los que han ganado la licitación de la redacción del mismo, lo hagan respetando lo que han pedido los vecinos.

Por fin tenemos, y por primera vez en la historia de Santander, un modelo a medio plazo para el futuro urbanístico y de vida de la ciudad y tenemos encima de la mesa de la alcaldesa desde hace tres Juntas de Gobierno Local, aunque no lo lleva, la licitación de Plan General que deberá incluir en los pliegos que aprobaría ese modelo de ciudad. A eso se suma todo del día a día, con mil intervenciones en el Plan General.

Hay cosas que no hemos conseguido, como desbloquear el Cabildo, pero no lo hemos conseguido porque lo han bloqueado desde el Partido Popular y el Partido Regionalista. Nosotros llevamos una delimitación del Cabildo para después hacer un plan especial y nos la tumbaron  desde el Pleno, porque decían que había que ir a una reunión con todos juntos y hablar, la decimosexta, y la conclusión de esa reunión fue que había que delimitar el Cabildo, es decir, lo que habíamos hecho nosotros y que nos habían tirado en el Pleno.

El resumen es que hemos avanzado en muchísimas cosas, por ejemplo, en el cambio en el mantenimiento de las instalaciones deportivas que estaban abandonadas desde hace 40 años. El Plan de Restauración de esas estructuras por parte de mi compañero de Ciudadanos, Felipe Pérez Manso, ha sido un antes y un después, que exige más después, porque ya tenemos en la cabeza el segundo Plan de infraestructuras para poner a un nivel decente todas esas infraestructuras.

Hemos desbloqueado cuestiones eternas como el convenio del Racing, treinta y tantos años sin decidirse quién tiene que cambiar una silla en el estadio, y eso que era otro imposible lo ha desbloqueado Felipe Pérez y ya sabe cada uno lo que tiene la obligación que asumir para que el estadio, de propiedad municipal, vuelva a estar en condiciones dignas. Hemos traído la capacidad de diálogo con otras Administraciones que tanta falta hace en el Ayuntamiento de Santander. Nuestra relación con la Dirección General de Cultura del Gobierno de Cantabria ha sido espléndida y los frutos de la colaboración han sido buenísimos con un apoyo que era imprescindible al sector cultural, que es el que quizá más ha sufrido junto a la hostelería el golpe de la Covid.

Con la Dirección General de Deportes la relación también ha sido extraordinaria, la relación de Felipe con Mario, la mía con Gema Agudo… Esto ha permitido la colaboración y poder sacar adelante eventos que si no hubiera sido imposible sacar adelante. Hemos demostrado que ese principio del PP de llevarse siempre mal con todos es perjudicial para la ciudad. Tenemos que ahondar en mejorar las relaciones en la ciudad.

Cuando empezó la legislatura nuestra relación con el Puerto de Santander era extraordinariamente buena y se nos excluyó del Consejo del Puerto y desde entonces no ha habido más que palos con rechazos de actuaciones que ya estaban acordadas y que han ido en contra del beneficio de la ciudad y las críticas y los enfrenamientos habituales desde el Partido Popular con todos los que no sean ellos. En definitiva, estamos aquí no para prometer cosas desde el vacío sino para recordar que las prometimos hace cuatro años y que las hemos cumplido dentro de lo que hemos podido con dos concejales de 27 y que lo que queremos hacer es rematar esas cuestiones.

Conseguir que ese barrio de Castilla-Hermida tenga ese gran parque que nos han pedido los vecinos a través de la participación ciudadana, ese corredor verde y deje de sufrir el paso del tráfico como lo están padeciendo en ese momento, mantener La Remonta libre de viviendas, la rehabilitación de la ría de Raos hasta el PCTCAN, el desarrollo del propio PCTCAN por la parte correcta, la que hemos propuesto, la ampliación de Las Llamas, el parque litoral Norte convertido en una zona a la medida de lo que han dicho los vecinos de Cueto, Monte y San Román, una zona que mantenga sus valores rústicos, es decir, hacer la ciudad que nos han pedido los ciudadanos y creo que hemos demostrado que no es una utopía avanzar en ese sentido.

Aparte de estos puntos en los que os centráis y queréis trabajar. ¿Cuáles son las prioridades de su programa para los próximos 4 años?

Fundamentalmente, sacar adelante el Plan General con ese modelo de ciudad como marco de operaciones, ir ejecutando proyectos que ya se pueden ejecutar, sobre todo los proyectos de barrios, especialmente en los más necesitados, que ya están previstos en ese modelo de ciudad. Tenemos encima de la mesa un programa piloto que es el Plan Director de la calle del Somo, el Camino Real, que va desde La Gloria hasta Corbán  y está ya diseñado, no son palabras como hemos oído de otros partidos, nosotros ya tenemos hecho el proyecto y es un ejemplo de cómo se ejecutará ese Plan General y ese modelo de ciudad. Primero hubo una reunión con los vecinos para que ellos explicasen lo que querían, se encargó en función de eso a un equipo redactor para que hiciese ese Plan Director, que ya lo tenemos y ahora se ha encargado un Plan Especial para hacer la primera parte de esto.

Esa es la manera de hacer las cosas, conseguir que lo que era una carretera inhumana en la que no cabían los vecinos, y lo digo literalmente porque muchos tramos no tenían ni aceras, se convierta en una calle amable para el peatón y que lo convierta en la figura principal.

Tenemos una serie de medidas fiscales, otro logro de legislatura también, en el Pacto impusimos una rebaja sustancial de los impuestos y hemos ahorrado solo con el IBI 28 millones de euros en esta legislatura a los ciudadanos. Había otras siete medidas fiscales que no hemos cuantificado, pero la alcaldesa lo ha hecho como si fuera logro suyo y vamos a mantener el IBI en el mínimo legal que generará un ahorro de 40 millones de euros.

Esto no lo hacemos por decir a los ciudadanos, no pagues impuestos, lo hacemos porque estamos convencidos de que deben manejar ellos el dinero para que la actividad económica repunte, que el dinero en manos de los ciudadanos multiplica su efectividad y permite que la economía repunte, se recauden más impuestos. Hay que conseguir más riqueza con menor carga para obtener más recaudación que nos permita seguir adelante. En esa línea va la medida del apoyo con 200 euros al mes durante dos años a los jóvenes, de 18 a 30 años, para el pago del alquiler de su primera vivienda, para conseguir que no tengan que irse de Santander y que hagan su vida aquí, gasten aquí y disfruten de su vida aquí. Es el objetivo que yo quiero conseguir porque yo luche para vivir en esta ciudad y quiero que los demás puedan hacer algo similar.

¿Cómo vive esta campaña a nivel personal?

Puedo decir que llevamos cuatro años viendo hacer campaña a otros y si somos estrictos en el cumplimiento de nuestros principios, haciéndola en el sentido que estábamos cumpliendo lo que habíamos prometido en la anterior, para conseguir la mejor tarjeta de presentación en estas.

La verdad es que tampoco es que la campaña haya empezado a las doce de la noche del jueves. Llevamos mes y medio muy intenso ya de precampaña, de preparación de todo y tengo la sensación del estudiante que ha hecho lo que debía, que va al examen y por lo menos tiene la seguridad de por lo menos haber cumplido con su obligación, lo que venga después, vendrá. Tenemos plena confianza de que lo venga después sea la culminación de este trabajo de cuatro años, menos dos, porque no está de más recordar el paisaje que hemos tenido, la impresión que ha producido el problema de la Covid, el estallido de la guerra de Rusia y Ucrania, las dificultades enormes que han generado en el día a día del ayuntamiento y que sin embargo hemos sido capaces de superar. 

¿Qué valoración hace de la oposición durante esta legislatura?

Ha habido de todo. Momentos brillantísimos, por ejemplo, el apoyo por parte de 26 concejales de los 27 a los Planes de Choque del Covid. Supieron estar a la altura todos menos Vox, que es el que se negó a firmar ese acuerdo. La gente quizás no es consciente de que esos dos Planes de Choque fueron dos presupuestos extra. Se manejó un montante impresionante de dinero en apoyo de esos sectores que necesitaban salir adelante en esta situación y ahí insisto la oposición fue espectacular, tendió su mano y también tengo que decir que fue gracias a que hubo puentes y los puentes fuimos nosotros, porque ya sabemos de la poca tendencia del Partido Popular a pactar nada.

Los primeros días de encierro de la Covid fueron muy preocupantes en el sentido de que la alcaldesa pretendía ser un núcleo al que fuésemos todos por separado a hablar y nosotros impusimos un sistema de trabajo totalmente distinto que era una reunión telemática semanal para que todos propusiéramos y todos avanzáramos en los acuerdos. Gracias a eso y a la magnífica voluntad de la oposición se sacaron adelante estos planes.

Ha habido otras cosas en las que no puedo estar tan contento. Ha habido ocasiones en las que he aprendido a golpes que el sentido común y el interés general no siempre están en el norte. Recuerdo cuando se ha rechazado la delimitación del Cabildo de ArribA, retrasando dos años más la solución, cuando alguna parte de la oposición votó en contra de la modificación puntual de las gasolineras, lo que retrasó un año su entrada en vigor. De vez en cuando se han dejado llevar por el titular del día siguiente.

Tengo que hacer mención, y sorprenderá, porque se refiere al partido más alejado ideológicamente de nosotros, a la extraordinaria responsabilidad con la que se ha desenvuelto siempre Miguel Saro, cuando otros caían en la tentación de hacer politiqueo y buscar ese titular. Apoyó muchos proyectos culturales que sin él no habrían podido salir adelante y cada vez que voy a hablar con los agentes culturales que se han beneficiado de estos acuerdos, lo recuerdo, que eso fue posible gracias a la iniciativa de Ciudadanos y también gracias, porque era imprescindible, al apoyo que nos dio Miguel Saro en muchos de esos proyectos que valoraba uno por uno, como es lógico.

Hizo lo que pedimos a todos, sentido común, este proyecto es bueno o no, si lo es, lo apoyo. Eso a veces se ha echado de menos en alguna parte de la oposición y se ha echado mucho de menos en una parte, que es Vox, que ha sido la oposición destructiva. Y se ha echado de menos en el Partido Popular en el gobierno, que en ocasiones ha ejercido de oposición a su propio gobierno, incumpliendo cuando lo ha hecho el pacto de gobierno porque lo han hecho oponiéndose a medidas pactadas en el mismo. 

Repite como candidato. ¿Son estas unas elecciones diferentes, se nota un pulso distinto en la calle tras estos años?

Sí, tenemos esa sensación. Creemos que en las elecciones municipales en las que se vota a personas conocidas y a gestiones realizadas está habiendo una reacción a la diferencia de gestión demostrada por los socios de gobierno. Creo e insisto en que nosotros hemos estado a la altura y desgraciadamente considero que nuestros socios no lo han estado en muchas ocasiones, han mantenido la línea habitual, la de no hacer nada que no sean obras por si acaso se molesta la gente y mantener unas inercias que no permiten que este ayuntamiento despegue de una vez.

Este ayuntamiento está atascado con una manera de gestionar que no resuelve los problemas de la ciudad, que no piensa en los ciudadanos. El mayor ejemplo de cómo ha sido esta ciudad durante estos años y como pretenden que siga siendo los que han estado gobernando desde el Partido Popular es donde han empezado la campaña electoral, en la Plaza de Italia. Un lugar de desgraciada restauración a la medida del gusto del señor César Díaz, del Partido Popular, hormigón, granito, gris, patinaje…y es el lugar que eligen como emblemático.

Los ciudadanos ya saben lo que significa, si se les da el poder volverán a su urbanismo del Plan General del año 2012, que era edificar todo lo edificable, que el verde entraba en los huecos que no edificaban, que su máximo anhelo era general riqueza para los cuatro promotores amigos y hay una alternativa, que es la alternativa en la que impera el verde, la calidad de vida de los ciudadanos y hay con ello el espacio más que de sobra que exija el crecimiento de la ciudad, si es que conseguimos enderezar el vaciamiento de la ciudad al que nos han condenado las políticas del Partido Popular durante todos estos años. Recuerdo una cosa, esa política tiene un socio inquebrantable en Vox, que ha manifestado según nos han trasladado en una entrevista recientemente que su urbanismo es declarar urbanizable todo, y luego ya veremos.

Pues ese urbanismo que tan descaradamente manifiesta Vox, es el mismo del PP, solo que el Partido Popular lo disimula un poco con herramientas urbanísticas, pero es lo mismo del Plan General del 2012, un Plan anulado por la soberbia del PP, que se inventó que aquí iba a haber una ciudad de 260.000 habitantes y continuó y aprobó el Plan sabiendo que había una sentencia de la Audiencia Nacional que decía que no iba a haber agua suficiente para la ciudad de Santander, que es lo que finalmente motivó la nulidad.

Hay una gran incógnita ahí, pensando en el urbanismo futuro, en la calidad de vida de los ciudadanos, que es el Partido Regionalista de Cantabria. Hasta ahora, PP y PRC han hecho el mismo urbanismo, el PRC es el que impidió avanzar en la redelimitación del Cabildo, el que ha hecho perder dos años en su solución, es el que ha estado Pleno tras Pleno empeñado en machacar, enfrente del PCTCAN, la zona de Rucandial, de valores agrícolas y ganaderos y que está empeñada en macizar de viviendas.

El PRC ha sacado la patita en cuanto el PSOE ha ofrecido 1.500 viviendas para La Remonta ha dicho que le encantaría la idea, idea que comparten los tres grandes partidos. Los tres han defendido en momentos distintos miles de viviendas en La Remonta. El PRC ha sacado la patita cuando PSOE y PP se han puesto de acuerdo en intentar enterrar el barrio de Castilla Hermida con la lápida, el sarcófago, la losa.

Hay que dar un mensaje claro y desde Ciudadanos los damos sin ningún problema y es que si nosotros somos necesarios para gobernar, se impondrá la ejecución del modelo de ciudad que va en contra de esas cosas. El modelo de ciudad no permite esa losa, no permite la edificación en La Remonta, escucha a los ciudadanos y quiere una ciudad habitable, cómoda, natural, que se ponga junto al medio natural extraordinario en el que está en lugar de seguir dándole patadas como han hecho en los últimos 50, 100 años en el urbanismo de Santander.

Si Ciudadanos fuese necesario para gobernar, ¿estaríais dispuestos a llegar a un pacto con el PP, que según las encuestas parece el claro favorito?

La única encuesta fiable que de momento hemos conocido es una que hicimos nosotros en enero para saber lo que había. No dijimos ponlo bonito que va a salir en los medios, dijimos dinos la verdad que queremos saber lo que hay. Esa encuesta nos dice que además que nosotros salimos de manera holgada, caben muchas opciones de pacto, no solo la opción con el Partido Popular, de ninguna manera. Nosotros a la hora de pensar en el futuro pensamos en programa, programa y programa, que además es clarísimo, qué hemos hecho, qué vamos a seguir haciendo, no las ocurrencias de última hora, y en la palabra. Cuando negociemos, tenemos que partir de la base de fiarnos de la palabra de aquel con quien negociamos, y creo que con eso digo bastante.  

¿Cree que la situación política nacional puede condicionar el voto de la población en estas elecciones municipales?

Lo van a intentar quienes tienen interés en ello, los grandes partidos nacionales, y el Partido Popular de Santander que quiere que no se piense en su gestión sino que se piense en que esto es para parar a Sánchez. Recuerdo, porque ya me han preguntado por los gobiernos Frankenstein, que aquí no se presentan filoetarras, independentistas… aquí nos presentamos ciudadanos de Santander de distintos partidos con la intención, la mayoría de ellos, de defender el interés general de Santander. Algunos otros, está claro a la vista de cómo actúan, que lo que buscan es defender su interés electoral.

“Hemos demostrado que ese principio del Partido Popular de llevarse siempre mal con...
Comentarios