domingo. 04.12.2022
MEDIO RURAL

El Gobierno proporciona guías a los ayuntamientos para prevenir incendios forestales

Facilita estas pautas a Rionansa, Vega de Liébana y Arredondo sobre cómo deben actuar y gestionar la fase de preemergencia por riesgo de incendios, que ya han arrasado con 5.500 hectáreas.

Incendio forestal
El otoño es la época de mayor riesgo de incendio en la región

El Gobierno de Cantabria ha presentado este martes dichos manuales informativos ante la próxima llegada del otoño, la época de mayor riesgo en la región. Han sido elaboradas por la Dirección General de Interior del Gobierno de Cantabria en colaboración con la de Biodiversidad, con el objetivo de que los ayuntamientos, que son los encargados de gestionar la fase de preemergencia por incendio forestal, tengan una “mejor” planificación y que sepan con cómo actuar de una forma "más eficaz". Así, por ejemplo, las guías les informan sobre todo lo relativo a cómo deben avisar a la población o cómo acometer posibles evacuaciones, con el fin de anticipar la respuesta ante estos episodios.

Estos instrumentos de planificación serán obligatorios en los municipios de riesgo alto y recomendable en los de riesgo medio, una vez que finalice la revisión del Plan Especial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Cantabria sobre Incendios Forestales (INFOCANT), actualmente en tramitación.

En declaraciones a los medios de comunicación previas al acto, el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, y la de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, han recordado que en Cantabria la época del año de mayor riesgo de incendios forestales es el otoño, cuando suele aparecer el viento sur que, unido a la sequedad de los terrenos, favorece la propagación de estos fuegos.

MÁS MEDIOS QUE NUNCA

El consejero ha aprovechado su intervención para agradecer el trabajo que realiza el operativo de prevención y lucha contra los incendios forestales, integrado por unas 400 personas entre agentes del medio natural, bomberos forestales, técnicos de guardia y emisoristas, una cifra nunca antes alcanzada y que está un 36% por encima de la que había hace tres años.

El titular de Medio Ambiente ha señalado que, aunque "nunca es suficiente", Cantabria cuenta con unos medios "como ninguna comunidad" y está "mejor dotada que nunca" tanto en personal, como en infraestructuras o dotación material. Además, Blanco ha reclamado también la colaboración y ayuda de los cántabros para "ayudar a acorralar" a aquellos que aún "no han entendido el mensaje" y queman los montes.

Blanco ha recordado que Cantabria dispone desde hace un año con una orden que regula las quemas controladas y prescritas, lo que, a su juicio, "deja sin excusas" a aquellos que deciden hacerlo sin autorización y por cuenta propia. Según datos aportados por el consejero, en Cantabria suelen producirse de media cada año unos 800 incendios forestales que queman unas 9.000 hectáreas –una cifra que en 2016 se elevó a las 17.000, cifra récord–. Sin embargo, ha explicado que en los últimos años se está reduciendo la cifra media y espera que este año se baje de las 8.000 hectáreas quemadas.

LAS GUÍAS

Asimismo, se establece el esquema de coordinación entre las distintas administraciones públicas llamadas a intervenir, cuestiones de formación y preparación para los efectivos intervinientes, la relación detallada de los medios locales con los que cuenta para afrontar este tipo de situaciones y todos los datos y contactos de interés para realizar la mejor organización.

Estos documentos tendrán una vigencia de 5 años y los ayuntamientos serán los encargados de actualizar su contenido con los medios y servicios que se vayan incorporando al operativo local.

Además de por este tipo de siniestros, la Consejería de Interior también ha elaborado unas guías de respuesta ante inundaciones en los ayuntamientos de Reinosa, Val de San Vicente y Cabezón de la Sal, que se han puesto en práctica en los simulacros realizados recientemente y en los que se ha comprobado el funcionamiento del sistema de información y alertas a la población y los nuevos medios de intervención incorporados al dispositivo autonómico y también local.

Comentarios